Cómo duermen las ballenas, los mamíferos marinos más grandes
mamiferos-marinos-ballenas-durmiendo

Cómo duermen las ballenas, los mamíferos marinos más grandes

Los cetáceos, como son las ballenas, los delfines y las marsopas, respiran de manera voluntaria, es decir, que piensan en cada respiración que realizan.

Una ballena respira a través del orificio de ventilación en la parte superior de la cabeza, por lo que debe llegar a la superficie del agua para respirar. Eso significa, por ejemplo, que las ballenas necesitan estar despiertas para respirar.

Nuestra respiración, la de los humanos, es involuntaria, lo que quiere decir que respiramos sin pensarlo, incluso cuando estamos dormidos o inconscientes. Es un acto reflejo. Pero las ballenas, como respiran cuando quieren, por voluntad propia, no pueden permitirse el lujo de bajar la guardia.

Así duermen las ballenas

Al realizar una respiración voluntaria, la forma de dormir de un cetáceo es sorprendente. Cuando un humano duerme, todo su cerebro está ocupado en estar dormido. Pero, a diferencia de los humanos, las ballenas duermen descansando la mitad de su cerebro.

Así, mientras una mitad duerme, la otra permanece despierto para asegurarse de que respira y alerta a la ballena sobre cualquier peligro en su entorno. Esto se llama sueño unihemisférico de onda lenta. Es un fenómeno característico de mamíferos marinos, las aves y algunas especies de reptiles.

Este patrón también permite a las ballenas mantenerse en movimiento mientras duermen, manteniendo su posición en relación con los demás y manteniéndose al tanto de los depredadores.

El movimiento también puede ayudarlas a mantener su temperatura corporal. Las ballenas son mamíferos marinos y regulan la temperatura de su cuerpo para mantenerlo en un rango estrecho.

Y como en el agua un cuerpo pierde calor noventa veces más que fuera de ella, el movimiento es importante para mantener ese calor. La actividad muscular ayuda a mantener el cuerpo caliente. Si una ballena deja de nadar puede perder calor demasiado rápido.

Algunos cetáceos descansan en la superficie, algunos nadan constantemente y otros incluso descansan muy por debajo de la superficie del agua. Las ballenas más grandes, como las jorobadas, se pueden ver descansando en la superficie durante periodos de media hora.

Estas ballenas toman respiraciones lentas durante el sueño. Están tan relativamente inmóviles que parecen como troncos gigantes flotando en el agua. Sin embargo, no pueden descansar demasiado tiempo, ya que podrían perder demasiado calor corporal.

 

 

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos