Efectos del masaje en el sistema respiratorio
Masaje para el sistema respiratorio

Efectos del masaje en el sistema respiratorio

¿Sabías que tomamos hasta 20.000 respiraciones por día? Nada de esto sería posible sin un sistema respiratorio completamente funcional.

Hay dos aberturas o formas de paso para que el aire se filtre: la nariz y la boca. El sistema respiratorio conecta las vías junto con la garganta y los pulmones para maximizar nuestra capacidad de respiración y llenar nuestro cuerpo con aire limpio.

El masaje puede contribuir a ese buen funcionamiento del sistema respiratorio, incluso -y especialmente- en el caso de que se padezca algún tipo de problema respiratorio, como asma o alergias, entre otros.

De hecho, el masaje ayuda a estimular el sistema respiratorio al profundizar y estabilizar los patrones de respiración. También  es una forma importante de fortalecer el sistema respiratorio del cuerpo y mejorar las funciones pulmonares. Para aquellos con ataques de asma, la terapia de masaje ayuda a reducir la frecuencia de los ataques de asma a través de la relajación.

Beneficios del masaje en el sistema respiratorio

El masaje puede ayudar a mejorar la respiración cuando esta se ve afectada por alguna causa, incluyendo el estrés y la ansiedad. De hecho, el masaje favorece al sistema respiratorio al profundizar y estabilizar los patrones de respiración.

Esto, a su vez, beneficia a los pulmones y a los músculos, lo que hace que disminuya la velocidad de respiración y promueve la relajación.

Algunos de los muchos beneficios que el masaje bien realizado puede aportar al sistema respiratorio son los siguientes:

  • El majase normaliza la respiración mediante la liberación de tensión en las estructuras respiratorias, como la caja torácica y los músculos necesarios para la respiración, y a través del equilibrio que fomenta en el sistema nervioso.
  • Favorece una respiración más profunda y una respiración más completa a través del efecto relajante del propio masaje.
  • Debido a lo anterior, el masaje fomenta la absorción de oxígeno, ya que permite una mayor expansión del tórax y, por lo tanto, una respiración más profunda.
  • Ayuda a aliviar la congestión en los pulmones y a reducir la presión arterial.
  • Aumenta las acciones del corazón, lo que estimula el flujo de sangre hacia y desde los pulmones. Esto a su vez ayuda eliminar residuos.
  • Genera calor, que permite elevar la temperatura corporal y la frecuencia respiratoria.
  • El masaje estimula los propioreceptores en las articulaciones y aumenta la respiración a través del rango de movimiento en una persona inactiva.

Masaje y afecciones respiratorias

El masaje puede aliviar los problemas respiratorios, ya que hace más fácil la respiración. De hecho, con masajes regulares, algunas personas notan y reportan una disminución en los síntomas de asma, así como menor dificultad para respirar.

Los problemas respiratorio, como alergias, problemas de sinusitis, la bronquitis o el ya mencionado asma son un grupo de afecciones que pueden beneficiarse de la terapia de masaje. De hecho, el impacto positivo que puede tener el masaje en la función respiratoria se ha demostrado científicamente.

Muchos músculos en la parte frontal y posterior de la parte superior del cuerpo son músculos respiratorios accesorios. Cuando cualquiera de estos músculos están  apretados y acortados  pueden restringir la respiración normal y alterar los patrones de respiración. Las técnicas de masaje para alargar y relajar estos músculos, mejorando la capacidad respiratoria.

La terapia de masaje también mejora la postura, lo que puede llevar a una apertura del área del pecho, así como a la alineación estructural y la expansión de la caja torácica necesarias para una función pulmonar óptima. Además, cuando el sistema nervioso parasimpático responde al masaje, el ritmo respiratorio disminuye y se vuelve profundo y regular.

Cómo ayudar a las personas con EPOC

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, conocida por acrónimo EPOC, es un grupo de enfermedades progresivas que causan obstrucción del flujo de aire y enfermedades relacionadas con la respiración.

64 millones de personas en todo el mundo tienen EPOC. Cada año se diagnostican 3 millones de casos nuevos con mujeres diagnosticadas con bronquitis crónica, dos veces más que los hombres. La incidencia en mujeres está en aumento, pero en declive en hombres.

Es muy importante tener presente que el quiromasaje está contraindicado para las personas que padecen enfisema y bornquiectasias. Sin embargo, las personas que sufren asma o bronquitis crónica se puede beneficiar del quiromasaje como complemento de su tratamiento.

Asímismo, hay que tener presente que las técnicas de quiromasaje empleadas en el tratamiento de la EPOC deben ser siempre utilizadas como paliativos, siempre bajo supervisión médica.

Objetivos

Sin perder de vista que no todas las personas con EPOC pueden recibir quiromasaje, para aquellas que el médico haya autorizado o recomendado este tipo de terapia, los objetivos que se buscan son los siguientes:

  • En primer lugar, colaborar con la optimización de la capacidad pulmonar del paciente.
  • También se busca aumentar la disponibilidad de oxígeno en sangre para aumentar y mejorar la circulación.
  • El tercer objetivo que se pretende alcanzar es mejorar la permeabilidad aérea con la movilización de mucopurulencias
  • Por último, el quiromasaje también pretende relajar y flexibilizar la musculatura acortada a consecuencia de la EPOC.

Técnicas de quiromasaje para el tratamiento de la EPOC

El sujeto se colocará en posición decúbito supino, decúbito lateral, decúbito prono o sedente, en función de la situación de cada uno.

La primera fase del masaje es un masaje de relación en la que se aplican las siguientes técnicas:

  • Pases magnéticos sedantes sobre el tórax y el cuello para crear sensación de relajación y buscando influir en el ritmo respiratorio para hacerlo continuo y fluido.
  • Vaciado venoso en cada hemitórax en dirección centrípeta.
  • Amasamiento palmodigital en la zona cervical y en la línea de trapecios.
  • Amasamiento digital en la zona cervical específica, de forma suave, siguiendo las fibras musculares, pasando por esternocleidomastoideo y escalenos.
  • Amasamiento digital en el tórax por las clavículas y, bajando por los laterales, volver a subir.
  • Vaciado venoso.
  • Fricción.
  • Roce profundo.

En una segunda fase de drenaje se aplican las siguientes técnicas:

  • Clapp a 3×3. El clapping, cuyo objetivo es dar una dirección al flujo de secreciones. Según la posición el objetivo será diferentes, ya que se movilizarán las secreciones de manera diferente. En el caso del quiromasaje para EPOC se realización 3 en dirección central y tres en dirección cefálica u oblícua.
  • Repetir clapp 3×3 en posición decúbito lateral, dibujar una línea por cada hemitórax, en parte lateral y en parte medial.
  • En sedestación, clapp bilateral 3×3.

En la tercera y última fase, de expectoración, se aplican estas técnicas:

  • Vibraciones y presione expectorantes bajo las clavículas y en las costillas inferiores.
  • Pases magnéticos sedantes para devolver al sujeto a su estado basal, con una respiración fluida y normal.

Es importante tener en cuenta que las palmadas cóncavas estás contraindicadas en casos de neumotórax no drenado, osteoporosis avanzada broncoespasmo, derrame pleural, fracturas costales y enfisema subcutáneo, así como en casos de  infecciones agudas y procesos tumorales que presenten metástasis en el tórax.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario

3 comentarios
  • El masaje el area pulmonar es exelente.. ase un tiempo tube problemas muy fuerte de respiracion cortada .gracias al masaje pude recuperarme satisfactoriamente..gracias a dios y a mi esposa que es masajista pude rebasar esto..estube a punto de colapsar gracias a dios y al masaje ..lo recomiendo..en estos momentos que hay tantas afecciones respiratorias ..este COVID 19..masajes con el ..dios los vendiga ..