Qué es la cuperosis y cómo tratarla
cuperosis|tratamiento-de-la-cuperosis

Qué es la cuperosis y cómo tratarla

La cuperosis es un problema facial que causa manchas rojas en la cara. Estas manchas pueden llegar a ser bastante incómodas y molestas. La cuperosis no es una enfermedad, sino que se trata de una condición de la piel relacionada con problemas de microcirculación. Afecta principalmente a los vasos sanguíneos en la piel de la cara. El resultado es la formación de pequeñas venas varicosas en diferentes partes de la cara.

La cuperosis es más frecuente en mujeres, especialmente aquellas con piel sensible, piel clara o piel delicada, con una tendencia a enrojecer fácilmente. La mayor señal de cuperosis es la presencia de pequeñas venas varicosas, que aparecen principalmente alrededor de los pómulos y los costados de la nariz, en forma de líneas moradas o rojizas. Estas venas también pueden ir acompañadas de nanchas rojas en la cara, piel rígida y ciertos tipos de acné.

Factores de riesgo

cuperoris

Además, hay ciertos factores de riesgo que pueden conducir a cuperosis, como los siguientes:

  • Cambios de temperatura extremos y repentinos
  • Exposición solar
  • Estrés
  • Ejercicio o trabajo en condiciones de alto calor
  • Contaminación
  • Bebidas calientes y comida picante
  • Alcohol y tabaco
  • Determinadas condiciones médicas, como presión arterial alta
  • Uso agresivo o incorrecto de productos de cuidado de la piel
  • Herencia genética

¿Cómo se puede tratar la cuperosis?

Una vez aparecida la cuperosis es necesario recibir tratamiento para eliminar las manchas. Algunas soluciones propuestas por los especialistas son las siguientes:

  • Crioterapia: Consiste en exponerse brevemente a temperaturas muy frías para promover la curación.
  • Masaje drenante: Para eliminar las toxinas del cuerpo.
  • Hidratación profunda: Esto es crucial en la reducción y aparición del enrojecimiento ingredientes con propiedades hidratantes y humectantes.
  • Tratamiento láser decolorante pulsado: Puede reducir los signos de cuperosis de una manera suave, no invasiva, sin dolor o deterioro de la piel.

Conviene, además, cuidar la piel de manera adecuada a diario, para prevenir la cuperosis y, en su caso, evitar exacerbar los síntomas. Usar protector solar y limpiarse la piel adecuadamente, además de utilizar cremas adecuadas es fundamental para evitar y controlar este problema de la piel.

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Comentanos

Añadir comentario