Qué es la hiperplasia sebácea y tratamiento
hiperplasia sebácea en la cara

Qué es la hiperplasia sebácea y tratamiento

La hiperplasia sebácea es una condición muy común que causa pequeños bultos en la piel. Su tamaño varía de 1 o 2 milímetros a varios milímetros de tamaño. La superficie puede ser lisa, o ligeramente desigual y gruesa.

Tenemos pequeñas glándulas debajo de la superficie de la piel llamadas glándulas sebáceas. Estas glándulas se encuentran en todas partes, a excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies. Su trabajo es crear sebo o aceite para mantener la piel lubricada y saludable.

En la hiperplasia sebácea, hay una sobreabundancia de sebocitos, las células especiales que forman las glándulas sebáceas. Estas células crean una ampliación de la glándula sebácea, haciendo que crezca hasta varias veces más de su tamaño normal.

La hiperplasia sebácea puede aparecer como un único bulto, o múltiples protuberancias en un grupo o línea. Con mayor frecuencia se desarrolla en la cara, especialmente en la frente, las mejillas y la nariz, aunque ocurre en cualquier parte donde haya muchas glándulas sebáceas, incluidas la espalda y el tórax, los hombros, la areola, el pene, el escroto y la vulva. Sin embargo, es mucho más raro en estas áreas.

La hiperplasia sebácea a menudo se confunde con brotes de acné

Como distinguimos en nuestro Curso de Estética y Belleza, La hiperplasia sebácea a menudo se confunde con el acné, porque los bultos se parecen mucho a los brotes de acné no inflamados. La clave para identificar la hiperplasia sebácea es el área deprimida o picada en el centro del bulto. Este es un signo de que no se trata de un brote de acné. Algunas veces también se pueden ver pequeños vasos sanguíneos en el bulto.

Así que no sirve de nada apretar la hiperplasia sebácea. Apretar no los eliminará, y puede causar que se inflamen o sangren.

hiperplasia sebácea en la cara

¿Qué causa la hiperplasia sebácea?

Hay varios factores que contribuyen a la hiperplasia sebácea. El más importante es una disminución en las hormonas de andrógenos. Las hormonas andrógenas juegan un papel importante en el funcionamiento interno de nuestras glándulas sebáceas.

Los andrógenos (específicamente la testosterona) estimulan las glándulas sebáceas. Cuando hay un aumento en los andrógenos, también hay un aumento en la actividad de las glándulas sebáceas. Durante la pubertad, hay un gran aumento en los andrógenos. Es por eso que la piel suele ser mucho más grasosa durante la adolescencia que en otros momentos de su vida. También explica el por qué de los picos de acné durante la pubertad. hay un pico similar en los andrógenos.

A medida que envejecemos, disminuyen las hormonas andrógenas. Esto ralentiza la actividad de la glándula sebácea. Además, con el tiempo la tasa de renovación celular natural dentro de las glándulas sebáceas también se ralentiza. Las células se acumulan dentro de la glándula, causando la sobreabundancia y la ampliación de la glándula.

También parece haber un vínculo genético. Además, el consenso es que la exposición al sol también juega un papel importante.

Tratamiento de la hiperplasia sebácea

La hiperplasia sebácea es un problema puramente cosmético. Son bultitos benignos, no cancerosos, y no son un precursor del cáncer de piel como otras lesiones cutáneas. Los bultos tampoco duelen ni pican. Pero pueden sangrar con golpes y la depilación.

Pero la hiperplasia sebácea no desaparece por sí sola. Una vez que los bultos están allí, generalmente están allí para quedarse. Puedes elegir tratarlos o dejarlos en paz.

Debido a que es solo cosmético, realmente no existe una razón apremiante para tratar la hiperplasia sebácea. Sin embargo, puedes acudir a que te los traten. De hecho, hay compuestos que pueden ayudar a evitar que se formen nuevas imperfecciones de la hiperplasia sebácea, ya que aceleran la velocidad de renovación celular natural de la piel. También pueden hacer que los bultos existentes parezcan más pequeños, aunque estos tratamientos tópicos probablemente no los eliminen del todo.

Algunos ajustes en la rutina de cuidado de la piel también pueden ayudar. Aunque los productos exfoliantes de venta libre no eliminarán estos bultos, algunos pueden ayudar a reducir la probabilidad de desarrollo. Cremas hidratantes y lociones que contienen retinol son la mejor opción.

Sin embargo, hay que evitar el lavado agresivo con productos arenosos. Esto irritará los bultos, sin hacer nada para mejorarlos.

Hay varios procedimientos estéticos para tratar la hiperplasia sebácea. Estos ofrecen na mejora más obvia de los baches, y trabajan mucho más rápido. Los procedimientos incluyen:

  • Tratamiento láser
  • Crioterapia (congelación)
  • Cauterización o electrodesecación (quema)
  • Terapia fotodinámica (aplicación de un agente fotosensibilizador seguido de tratamiento con luz)
  • Tratamiento químico tópico
  • Excisión (corte o afeitado de la lesión)

Es importante advertir que existe un riesgo de cicatrización y/o decoloración de la piel con todos estos tratamientos.

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Comentanos

Añadir comentario