Qué es el TBC y por qué está tan de moda
step-con-mancuernas|step|total-body

Qué es el TBC y por qué está tan de moda

El TBC es una disciplina de tonificación dirigida que ha entrado con fuerza en los gimnasios en los últimos años. TBC son las siglas de Total Body Conditioning, que significa acondicionamiento corporal total.

Como su propio nombre indica, durante las clases de TBC se pretende conseguir un entrenamiento total del cuerpo combinando diferentes tipos de ejercicios para trabajar todas las zonas del cuerpo ayudándose de distintos elementos, como gomas, steps, mancuernas, plataformas inestables, barras, etc.

total-bodyTeniendo esto en cuenta, es fácil ver que el TBC ofrece una gran variedad de actividades, ya que los aparatos permiten una amplia variedad de ejercicios y, al ir dirigido al entrenamiento global, las posibilidades de trabajo son muy grandes. De hecho, si hay algo que caracteriza a las clases de TBC es precisamente su variedad.

Esta variedad hace que haya muchas opciones y formas de enfocar las clases de TBC, por lo que cada monitor de la clase de actividades dirigidas puede desarrollar su estilo propio y personal, además de preparar propuestas variadas y creativas.

Beneficios de participar en clases de TBC

El TBC es una disciplina muy adecuada para quienes quieren ponerse en forma, incluso perder peso. La motivación de una clase colectiva mantiene enganchadas a muchas personas. Además, el hecho de tener un monitor indicando los ejercicios y la variedad de estos hacen que sea más difícil aburrirse de ir al gimnasio.

En general, los principales beneficios del TBC son:

  • Mejora de la capacidad aeróbica y de la resistencia.
  • Tonificación general, equilibrada y armonizada, de todo el cuerpo.
  • Ayuda a perder peso y a quemar grasa.
  • Mejora del estado de ánimo y de la imagen corporal.
  • Mejora de la coordinación.
  • Ayuda a mejorar el equilibrio.

Características del TBC

Las clases de TBC suelen durar entre 40 y 60 minutos y se desarrollan, básicamente, en tres partes, al estilo de la mayoría de las actividades colectivas: calentamiento, parte principal y vuelta a la calma/estiramientos.

Las clases de TBC comienzan, como cualquier otro entrenamiento o clase colectiva, con un calentamiento. Por lo general, el calentamiento de las clases de TBC es de tipo aeróbico, para subir el pulso y aumentar la temperatura, de modo que el cuerpo se acomode a lo que le espera a continuación.

De esta manera, se consigue calentar y preparar todos los músculos y articulaciones para el periodo de trabajo principal. Es muy habitual utilizar un step en esta fase, aunque no es indispensable, especialmente si luego no se van a necesitar (así no es necesario interrumpir la clase para recoger los steps o no molestan durante el resto de ejercicios).

La duración aproximada del calentamiento suele ser de 5 a 15 minutos. Cuando más larga sea la clase más tiempo se le puede dedicar al calentamiento. En cualquier caso, calentar bien es fundamental, independientemente de la duración de la clase.

Lo principal es el entrenamiento más duro

En esta parte es en la que se van realizando ejercicios de tonificación de diferentes partes del cuerpos, con peso coporal o con aparatos, como mancuernas, barras, gomas u otros. Esta parte suele durar entre 30 y 45 minutos. Es muy importante diseñar bien esta parte para no sobrecargar los grupos musculares, teniendo en cuenta, además, la exigencia aeróbica o anaeróbica de las diferentes propuestas. Los ejercicios se pueden realizar en series y bloque, en formato coreografiado o atendiendo al criterio que considere el monitor.

La fase de vuelta a la calma/estiramiento  sirve para bajar progresivamente el pulso y devolver elasticidad a los músculos y así evitar lesiones, así como para mejorar la irrigación sanguínea, permitiendo que los nutrientes se transporten para mejorar su absorción y mejorar los niveles de ácido láctico, que se acumulan en la sangre del tejido muscular, de forma que sean evacuados de manera más rápida y eficaz para poder ser reutilizados (el ácido láctico no se elimina sino que se recicla para volver a ser utilizado).

Es importante tener en cuenta que la parte de estiramiento no es en sí misma no sirve para mejorar la elasticidad, sino para intentar recuperarse. Si el objetivo es mejorar la elasticidad sería interesante acudir a otro tipo de clases que tengan ese objetivo.

En cualquier caso, es muy importante esforzarse durante los estiramientos para evitar acortamientos musculares y así evitar futuros problemas relacionados con la falta de elasticidad, como, por ejemplo, los dolores de espalda (que muchas veces están directamente relacionados con acortamientos musculares en la musculatura posterior de la pierna).

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario