Cinco consejos para bajar de peso practicando ciclo indoor

Si quieres bajar de peso, el ejercicio físico es uno de lo elementos clave que debes incluir en tu ecuación para conseguir resultados satisfactorios. No solo te ayudará a quemar la grasa acumulada, sino que te ayudará a preservar y aumentar la masa muscular, lo cual te ayudará a quemar más calorías, no solo durante el ejercicio, sino también durante el resto del tiempo.

clase ciclo indoorEn principio, con la práctica del ciclismo de interior se pueden quemar muchas calorías, además de acelerar el metabolismo y fortalecer los músculos en general (especialmente los del tren inferior). Pero para conseguir perder peso sobre la bicicleta de ciclo indoor tendrás que hacer algo más que subirte a ella y pedalear.

Bajar de peso con ciclo indoor

No te subas a la bicicleta sin haber comido

Hacer ejercicio con el estómago vacío no es una buena idea. Tu cuerpo necesita combustible para obtener la energía necesaria para completar una sesión con un buen rendimiento.

Pero tampoco se trata de ir con el estómago lleno y en plena digestión. Si entrenas a primera hora de la mañana tomar una pieza de fruta bien masticada o beber un batido 45-60 minutos antes de entrenar es suficiente. Si entrenas al final de la mañana o de la tarde, tomar frutos secos una o dos horas antes de entrena te será muy útil por su combinación de carbohidratos y proteínas.

Comer antes de entrenar puede poner en marcha tu metabolismo, ayudándote a quemar calorías extra, gracias al efecto térmico de los alimentos. Asegúrate de beber agua antes, durante y después del ejercicio, ya que tu cuerpo necesita agua suficiente para mantener el metabolismo y quemar calorías de manera eficiente.

Varía el ritmo y la dificultad de los entrenamientos

Pedalear siguiendo un sistema de intervalos, en el que se varíe la velocidad y la carga, combinando periodos intensos con periodos más relajados es una de trabajo muy eficaz que te ayudará a quemar más calorías. Esta manera de “engañar” al cuerpo permite quemar más calorías que el pedaleo constante y es más eficaz para conseguir potencia y fuerza.

Además, el entrenamiento de intervalos aumenta el consumo de oxígeno post-ejercicio, lo que aumenta la quema de calorías más allá del entrenamiento, extendiéndose varias horas.

Varía tus sesiones de ciclo indoor y combina con otras actividades

Si haces lo mismo todos los días, tu cuerpo de acabará adaptando a la actividad y no obtendrás esa reacción metabólica que necesitas para quemar más calorías. Por eso es importante variar el tipo de sesiones y combinar con otras actividades físicas que te proporcionen otro tipo de estímulo.

Trabaja ejercicios de resistencia

Al menos un par de veces por semana deberías realizar ejercicios de tonificación o musculación en la modalidad que prefieras. Esto te ayudará a compensar las cargas de la bicicleta y a favorecer la creación de más músculo.

Recarga fuerzas

El ciclo de ejercicio no acaba cuando te bajas de la bici o sales del gimnasio. Después del entrenamiento tienes que consumir proteínas y carbohidratos para reponer las reservas de glucógeno de tus músculos. Esto también mantendrá el funcionamiento adecuado de tu metabolismo y reparará tu cuerpo para el próximo entrenamiento.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…