Qué es un dron y para qué sirve

Hace ya unos años aparecieron unos nuevos aparatos que han conseguido revolucionar muchos aspectos de nuestro mundo actual: los drones. Un dron es un vehículo aéreo no tripulado que puede ser controlado a distancia o que puede volar de forma autónoma a través de planes de vuelo controlados por un software en combinación con un GPS.

Esta breve definición da una idea del gran abanico de usos que pueden tener estas naves. De hecho, en la actualidad los vehículos aéreos no tripulados tiene muchos usos, ya que pueden cumplir funciones comerciales, militares e incluso recreativas.

Por ejemplo, un dron puede usarse para realizar labores de búsqueda y rescate, de vigilancia (por ejemplo, control del tráfico), para hacer mediciones y observaciones climatológicas, para la extinción de incendios o para el transporte de mercancías.

Tipos de drones

Existen varios tipos de drones. Se pueden clasificar de varias maneras, por ejemplo, en función de su uso o su función, sus dimensiones o su nivel de autonomía. En este artículo vamos a categorizar los drones en función de la plataforma que utilizan para funcionar.

Según la plataforma o sistema de sustentación, los drones pueden ser de ala fija y de ala rotatoria. Estos últimos pueden ser helicópteros o multirrotores. Los vemos a continuación con más detenimiento.

Ala fija

tipos de drones: ala fija

Los drones de ala fija tienen gran autonomía. Dependiendo del tipo de motor puede permanecer en el aire varias horas. También es el más eficiente en términos aeordinámicos, ya qe puede permanecer bastante en el aire tiempo sin necesidad gracias al planeo. Además, gracias a su posibilidad de planea, este dron es muy seguro, ya que puede planear hasta llegar al punto de aterrizaje en caso de fallo del motor.

Sin embargo, el ala fija es poco versátil, ya que está preparado para unos fines muy específicos. Su principal desventaja es el aterrizaje y el despegue, ya que necesita una extensión llana y sin obstáculos. Por otra parte, los drones de ala fija no permiten hacer un vuelo estacionario y poseen una capacidad reducida  de carga respecto a su tamaño.

Helicópteros

tipos de drones: helicóptero

Los helicópteros son los drones más polivalentes, ya que poseen una gran capacidad de carga y autonomía gracias a que poseen un solo motor con una hélice de gran tamaño. El helicóptero es mucho más eficiente aerodinámicamente que un multirrotor. Otra ventaja de los helicópteros es que pueden permanecer en el aire al rededor de una hora con un motor de explosción.

Como principal inconveniente está el hecho de que los helicópteros son bastante complejos a nivel mecánico, lo que implica estar ajustándolo constantemente para un vuelo óptimo. También es bastante complicado pilotarlo.

Multirrotores

Los multirrotores son los drones más populares. Para muchos de los que se acercan al mundo de los drones por primera es el tipo de dron por excelencia y, en general, es el tipo de dron que la mayoría tenemos en mente cuando pensamos en estos aparatos.

Los multirrotores ofrecen una gran versatilidad y eficacia en las operaciones, ya que son sencillos de pilotar y se montan rápidamente.  Además, son bastante estables.

En función de la cantidad de motores que tengan, los multirrotores puedn ser tricópteros, cuadricópteros, hexacópteros y octocópteros. También existen los multirrotores coaxiales, los cuales tienen dos motores por brazo. Estoahorra peso en el aparato pero reduce la eficiencia aerodinámica.

La principal desventaja de los multirrotores es  la autonomía y ya estos aparatos no suelen superar los 15 minutos de vuelo.

El papel de los drones en el futuro

drones-en-el-futuro

Aunque todavía existe polémica y controversia en torno a los drones, así como bastante desinformación en torno al uso recreativo de los mismos, estos aparatos van a darle la vuelta a la economía en un futuro muy próximo. De hecho, el cambio ya ha empezado.

Las posibilidades de los drones en el futuro son muchas, aunque existe un hándicap importante para su uso por parte de las empresas: el precio. Sin embargo, como pasa con todo, conseguir un dron es cada vez más económico, sobre todo si se compran en plan “flota”, como los coches.

Teniendo en cuenta que, además, estas máquinas están mejorando rápidamente con la nueva tecnología de sensores y que hay una mayor integración y soporte de software, el potencial se antoja impresionante.

Usos que se le puede dar a un dron

Es de sobra conocido que los drones también pueden ser utilizados (y de hecho, son usados para ello) como fuerza militar o para realizar labores de espionaje. No en vano, los drones fueron diseñados con cámaras, GPS y sensores de todo tipo para uso militar para llevar a cabo misiones espía y para disparar misiles de guerra contra blancos teledirigidos.

Sin embargo, pronto se ha visto que esta tecnología puede ser muy útil y productiva, ya que facilita muchos trabajos y, sobre todo, reduce e incluso elimina el riesgo para las personas en la realización de estas funciones, además de permitir otros que no serían posibles de otra forma

Algunas de las funciones que se le están dando a los drones en la actualidad son las siguientes:

  • Grabaciones para documentales, largometrajes, cortometrajes y otros, así como retransmisiones en directo desde ángulos que ninguna otra cámara podría hacer o sin necesidad de grandes infraestructuras.
  • Transporte y envío de mercancías, así como reparto de productos a domicilio
  • Búsqueda y reconocimiento en situaciones de emergencia (terreno, estado de los heridos, etc.)
  • Reconocimiento aéreo (control de explotaciones y construcciones, control del tráfico, etc.)
  • Vigilancia fronteriza
  • Prevención y extinción de incendios
  • Control de explotaciones agrícolas y ganaderas
  • Riego y fertilización de cultivos
  • Investigaciones arqueológicas
  • Acceso a zonas peligrosas con fines geológicos
  • Seguimiento de animales para investigaciones biológicas
  • Manipulación remota de materiales peligrosos
  • Como satélites para llevar la señal de internet donde no llega
  • Con fines recreativos, lúdicos y deportivos (similar al de los aviones teledirigidos)

Algunos sectores en auge para los drones en el futuro

Uno de los sectores donde los drones potenciarán la economía es el de las energía renovables debido, entre otros motivos, a que las aeronaves no tripuladas puede ayudar a reducir los costes de las infraestructuras, a disminuir las interrupciones en el servicios y a aumentar la seguridad.

La minería es otro sector en el que el uso de drones en el futuro será importante, ya que su utilización también puede ayudar a reducir los costes, mejorar el trabajo y aumentar la seguridad de las explotaciones.

El sector del transporte es uno de los que más potencial tiene para los drones, ya que es una industria con un alcance enorme, y no solo desde el punto de vista del transporte de pasajeros. Los drones son una excelente herramienta para detectar problemas y atascos en carreteras, para mapear los daños tras accidentes naturales y para supervisar el estado de vías y rutas para todo tipo de medios de transporte. El transporte de mercancías se antoja también una de las líneas de negocio con más futuro para los drones.

Drones en la industria logística

La utilización de drones en la industria logística es ya una realidad en EE.UU., donde la liberación de las normas de funcionamiento de los aviones no tripulados por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) ha abierto el camino a esta nueva forma de entrega de mercancías, entre otras muchas otras posibilidades.

Lo que parecía una extravagante idea por parte de Jeff Brezos, CEO de Amazon, de lanzar un servicio de entrega de paquetes con drones, el famoso Prime Air, ya es una realidad para los estadounidenses. DHL, que vio posibilidades en esta iniciativa, también tienen ya aeronaves no tripuladas trabajando en la entrega de paquetes.

Según los especialistas, a medida que la tecnología permita desarrollar drones que puedan volar más lejos y con una carga mayor, es probable que resulten más eficientes y rentables que los camiones para la entrega de mercancías de pequeño o incluso mediano tamaño, en muchos casos. Aunque la gestión del tráfico aéreo en las grandes zonas metropolitanas sea algo complicado, así como el acceso a determinadas ubicaciones, lo cierto es que los drones abren una nueva vía para acelerar y mejorar (y por tanto, abaratar) la entrega de mercancías.

Pros y contras de los drones para la entrega de mercancías

Aunque son más las ventajas y desventajas que implica el uso de drones en la industria logística, a continuación destacamos los más importantes.

Una de las principales ventajas del uso de drones en la logística es el ahorro de costes tanto de transporte como de distribución. Además, los envíos son más eficientes y rápidos.

Otra de las ventajas que ofrecen los drones es que favorecen la reducción del tráfico por carretera de las mercancías adquiridas por comercio electrónico. Al ser entregadas por aire en drones son necesarios menos camiones para entregar esas mercancías.

Otra de las ventajas que brindan los drones a la logística es que estos pueden acceder a lugares más menos accesibles y mejorar la eficacia de las entregas en esas zonas donde tardan más en llegar los envíos debido a la baja demanda.

Si bien la entrega mediante drones de las mercancías puede ayudar a reducir el tráfico de camiones, lo cierto es que el tráfico aéreo se incrementará notablemente, incluso hasta llegar a congestionarlo.

Otro problema es el que afecta a la mecánica de los drones. Aunque la tecnología ha avanzado mucho y los drones son cada vez más sofisticados, no son autómatas y necesitan ser dirigidos y vigilados. Ninguno está libre de un fallo humano o técnico.

La entrega de los paquetes también supone algunos problemas que las empresas de logística deben solventar para que este medio de transporte sea realmente eficiente.

Límites legales y cuestiones básicas

Los drones traen consigo un mundo de oportunidades de tipo civil, militar, comercial y para el ocio. Pero también traen consigo una gran cantidad de implicaciones legales, ya que sus posibilidades son tan amplias y su potencial tan grande, así como sus riesgos para la seguridad y la privacidad.

Cualquiera que tenga un dron, aunque sea para uso lúdico, debe saber que no puede hacer con él lo que le plazca, sino que debe cumplir con la normativa y legislación sobre drones.

Para empezar, hay que tener en cuenta que, dependiendo del tamaño del dron (más bien del peso) la normativa varía. En principio se establecen dos categorías iniciales: drones con peso inferior a 2 kg y drones con peso entre los 2 kg y 25 kg. En ambos casos es imprescindible disponer de un certificado de piloto de drones para poder operar en España.

Los drones de menos de 2 kg no será necesario que estén inscritos en el registro de aeronaves ni disponer de un certificado de aeronavegabilidad. El resto sí.

Además, para ambos tipos de drones será obligatorio incluir una placa identificativa con el nombre del fabricante del aparato así como los datos fiscales de la empresa que lleve a cabo operaciones con él.

Regulación del espacio aéreo

El espacio aéreo pertenece a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Para poder realizar cualquier tipo de actividad comercial o civil con un dron es necesario obtener un permiso oficial, al menos 5 días antes de llevar a cabo cualquier operación en el aire.

Además, está prohibido sobrevolar núcleos urbanos o espacios con una alta masificación de gente sin el consentimiento especial por parte de la Agencia Española de Seguridad Aérea.

Seguridad y legislación sobre drones

Cada empresa deberá disponer de un manual de operaciones cumplimentado siguiendo el estándar proporcionado por el Ministerio. También será necesario disponer de un estudio de seguridad de cada una de las operaciones que van a realizarse con el dron. Las sanciones por no cumplir estos requisitos y legislación sobre drones oscilan entre los 3.000€ a 60.000€.

Además, en España es obligatorio que los drones cuenten con un seguro de responsabilidad civil. Según el artículo 50 del Real Decreto Ley 8/2014 de 4 julio 2014 establece las exigencias mínimas que debe cumplir el seguro obligatorio de responsabilidad civil que deben tener los drones: “Se exigirá a los operadores de las aeronaves civiles pilotadas por control remoto, una póliza de seguro u otra garantía financiera que cubra la responsabilidad civil frente a terceros por daños que puedan surgir durante y por causa de la ejecución del vuelo, según los límites de cobertura que se establecen en el Real Decreto 37/2001, de 19 de enero, por el que se actualiza la cuantía de las indemnizaciones por daños previstas en la Ley 48/1960, de 21 de julio, de Navegación Aérea, para las aeronaves de peso inferior a 20 Kilogramos de peso máximo al despegue. Así mismo, para aquellas aeronaves cuyo peso sea superior a 20 Kilogramos de peso máximo al despegue será aplicable el límite de cobertura establecido en el Reglamento (CE) n.º 785/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de abril de 2004. Sobre los requisitos de seguro de las compañías aéreas y operadores aéreos“.

Piloto de drones

Cada vez son más los usos que se le están encontrando a los drones. Esta aeronaves no tripuladas tienen gran cantidad de aplicaciones en el ámbito civil y cada vez más industrias están haciendo uso de ellas. Esto hace que cada vez sea más necesario contar con la figura del piloto de drones profesional, acreditado oficialmente, que se ocupe de pilotarlos.

Los drones tienen cabida en la industria audiovisual, en la gestión de catástrofes, en la industria agrícola, en la cartografía, en la inspección de infraestructuras, en la vigilancia, en el transporte de mercancías, etc. Algunas empresas están incluso investigando en la utilización de drones para transportar pasajeros.

No cabe duda de que la profesión de piloto de drones ofrece un mundo de llenos de posibilidades y aplicaciones en numerosas industrias y que, a medida que la tecnología se vaya incorporando a nuestra vida y vaya avanzando, irán aumentando las demandas de especialistas que sepan manejar estos aparatos.

¿Qué se necesita para ser piloto de drones?

Puede ser piloto de drones cualquier persona mayor de 18 años que tenga o haya tenido en los últimos cinco año una licencia de piloto, de planeador, de globo o de ultraligero.

En caso de no tener o haber tenido alguna de estas licencias se puede obtener una licencia específica con un certificado básico o avanzado de una organización de formación que cumpla los requisitos de centro ATO, es decir, que esté incluido en el listado de Organizaciones de Formación Aprobadas para tramitar los certificados de piloto de drones de menos de 25kg. En este último caso solo se podrán pilotar drones de menos de 25 kg. de peso.

Además, hay que presentar un certificado médico y demostrar que se tienen los conocimientos necesarios sobre el pilotaje drones.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) es el organismo regulador que se ocupa de las cuestiones relativas al pilotaje de drones. Aunque los operadores de drones de 25 kilos o menos no necesitan una autorización de AESA, sí tienen que presentar ante ella una declaración responsable de que cumplen todos los requisitos que marca la ley.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…