Pautas de arreglo de la raza Pomerania

Los perros Pomenaria, bien arreglados, son maravillosos. Pero mantenerlos así lleva mucho trabajo. La raza Pomerania se encuentra en el nivel más alto de mantenimiento en lo que a aseo y pelaje se refiere. Esto incluye la frecuencia con la que se deben realizar ciertos elementos de aseo como a la cantidad de tareas involucradas en el mismo.

Si el aseo no se realiza de forma regular, las cosas pueden salirse de control con bastante rapidez. De hecho, el pelaje del Pomenaria puede enredarse, la piel puede volverse quebradiza y secarse y las manchas de lágrimas pueden llegar a ser excesivas. Por lo tanto, es importante tener una rutina de aseo sólida cuando, tanto por razones estéticas como por salud.

Pautas de arreglo de la raza Pomerania 1

El pelaje del Pomerania

La raza Pomerania tiene un pelaje de doble capa con pelo primario y mucho pelo secundario. Esto lo hace impermeable y protege de la intemperie, así como del calor. Por lo tanto, no es necesario afeitar a los perros de raza Pomenaria en verano, sino que las pautas de arreglo sirven para todo el año.

El arreglo del Pomenaria debe servir para darle clase y elegancia al perro al moverse. Por ese motivo, las angulaciones nunca deben perderse.

Es importante tener en cuenta que el arreglo debe realizarse a tijera. De hecho, el uso de máquinas de cortar el pelo están completamente desaconsejadas en esta raza, ya que el trasquilado puede fomentar la aparición de una alopecia temprana debido a una atrofia folicular. Esta atrofia se produce al romper el ciclo de muda del pelo de forma indebida.

Pautas de arreglo del Pomerania

Las pautas de arreglo que aconsejan los profesores del curso de Peluquería Canina de CIM Formación y con los que los alumnos trabajan en las prácticas del curso son los siguientes:

  1. Se comienza haciendo un deslanado inicial extenso. Hay que ayudarse para ello de carda, cepillo y peines de diferentes medidas.
  2. Después se realiza un lavado con champú volumen y vitalizante. Tras el lavado es recomendable aplicar acondicionador y mascarilla para conseguir un resultado óptimo y facilitar el trabajo de arreglo posterior.
  3. El siguiente paso es hacer un cepillado con peine para seguir retirando lana sobrante. Lo recomendable es cepillar mientras se seca,  levantando el pelo, en contra dirección, por capas.
  4. Una vez que el pelo está bien limpio, seco y cepillado es el momento de comenzar haciendo el arreglo de la zona ventral, la zona perianal, las almohadillas, y las zonas alrededor uñas, ojos y oídos.
  5. A continuación se realiza el arreglo de la parte trasera, marcando muslo con la curva, haciéndole la forma de jamón.
  6. Después se arregla la zona de lomo y con la tijera recta se cortan, de media, unos 2-3 cm de longitud.

Una vez hecho esto, se sigue levantando el pelo continuamente, mientras se sigue cortando siguiendo las líneas de corte. Para ello hay que utilizar la tijera de esculpir
para borrar defectos y así mantener la angulación curvada en toda la zona lateral, ventral y torácica. Esto es muy importante, porque si se vacía demasiado el corte perderá la forma redonda y, con ello, toda la gracia y la elegancia que caracteriza al Pomenaria bien arreglado.

Una vez que se llega a la parte frontal hay que bajar a la pechera y el arco aleonado, cortando en consonancia. Si se mira frente tiene que verse más recto, pero desde la vista lateral tiene que seguir viéndose una angulación levemente protuberante.

Para finalizar el corte, se repasar los últimos detalles y se cepilla al Pomenaria para mover el pelo y dejarlo listo.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…