Qué hacer si tu gato tiene mal aliento

Si tu gato tiene mal aliento, no siempre indica un problema de salud más serio, pero es mejor visitar a un veterinario y mantener un cuidado responsable de las mascotas. Entonces, si no es por un problema de salud, ¿qué causa el mal aliento en los gatos?

Que el gato tenga mal aliento es causa suficiente para preocuparse y buscar ayuda veterinaria. Sin embargo, muchas veces el mal aliento en los gatos puede estar causado sencillamente por la acumulación de placa y restos de comida.

Causas del mal aliento en gatos

limpieza dental profesional en el gato

Demasiada acumulación puede causar mal aliento en los gatos como resultado de una alergia a la placa, en la cual el cuerpo responde agresivamente ante las bacterias que se encuentran en los dientes.

Tu gato también puede tener mal aliento debido a una lesión reciente en la boca o reabsorción dental. Además, los gatos más jóvenes pueden tener mal aliento después de que un diente primario (diente de leche) se atasca y comienza la acumulación bacteriana. Por otra parte, el mal aliento en los gatos a veces puede ser causado por una reacción alérgica a los ingredientes de los alimentos para gatos.

Cómo actuar si tu gato tiene mal aliento

Tener hábitos responsables de aseo del gato ayudará a evitar la acumulación de placa y sarro. Cepillarle los dientes puede ayudar a prevenir o mejorar el mal aliento en los gatos. Los cachorros se aclimatarán rápidamente a un hábito de aseo regular.

Si por el motivo que sea no puedes limpiarle a tu mascota los dientes en casa, puedes optar por una limpieza profesional o cepillarle algunos dientes o una sección cada vez, distribuyendo el proceso. Las pastas dentales para gatos con mal aliento están hechas para ser ingeridas, por lo que no tienes que preocuparte por enjuagarle una vez que el trabajo esté terminado.

Independientemente de lo que causa el mal aliento en los gatos, la halitosis felina persistente no debe ignorarse. El tratamiento a largo plazo del mal aliento en los gatos puede depender de la afección con la que pueda estar asociado. De ahí al importancia de visitar al veterinario si notas que tu gato tiene mal aliento junto con cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Placa excesiva o acumulación de sarro.
  • Pérdida de control de la boca (babeo).
  • Dificultad al comer.
  • Encías inflamadas.
  • Ojos amarillentos.
  • Abdomen hinchado.
  • Letargo.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Pateando en la boca.
  • Orina excesivamente.
  • Olor dulzón en el mal aliento del gato.
  • Aliento con olor a orina u amoniaco.
  • Vómitos.
  • Diarrea.

Si estás interesado en el cuidado de los animales y quieres hacer de ello tu profesión, conviértete en auxiliar de clínica veterinaria a través de los cursos de asistencia veterinaria que ofrecemos en CIM Formación desde hace más de 30 años.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…