Causas de pérdida de audición en los perros
sordera-perros
Imagen: CanStock Photo

Causas de pérdida de audición en los perros

La sordera se refiere a la falta o pérdida de la capacidad de un animal para escuchar. Se puede tratar de una pérdida completa o parcial. La pérdida de audición en perros puede ocurrir gradualmente y no se manifiesta con otros síntomas físicos. La sordera también puede ser congénita.

¿Qué es la sordera?

La sordera se refiere a la pérdida total o parcial de la audición. Esta pérdida puede ser temporal o permanente y puede afectar uno o ambos oídos.

La sordera temporal o transitoria generalmente se debe a la acumulación de cera o desechos en los canales auditivos, mientras que la sordera permanente puede tener varias causas, incluidas infecciones del oído no tratadas, lesiones, toxicidad de medicamentos, tumores, defectos congénitos (de nacimiento) y vejez.

Signos de pérdida auditiva en perros

Los signos más comunes de pérdida auditiva de los perros incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Falta de respuesta cuando se les llama
  • Falta de reacción a ruidos fuertes
  • Sobresalto al despertar o dificultad para despertarlo
  • Falta de interacción con sus hermanos de camada (cachorros)
  • Emisión de sonido

Sin embargo, esto no tiene en cuenta la sordera unilateral, o la pérdida de la audición que solo afecta a un oído, por lo que detectar la sordera puede ser mucho más difícil. En cualquier caso, para cuidar mejor a un perro sordo, es útil comprender las causas de la pérdida auditiva. Algunos de ellos son tratables. Veamos las más importantes.

Principales causas de pérdida de audición en los perros

Envejecimiento normal

Este tipo de pérdida auditiva, también llamada pérdida auditiva neurosensorial, es el resultado de células sensoriales perdidas o dañadas en la cóclea del oído interno y, por lo general, es permanente. El daño al nervio auditivo en el cerebro puede causar pérdida de audición neural, que también suele ser permanente.

Antes de diagnosticar la vejez como la causa de un déficit de audición, es importante descartar otras causas de pérdida auditiva, problemas que generalmente son tratables si se diagnostican temprano y se tratan adecuadamente.

Presbiacusia

La presbiacusia es la forma más común de pérdida auditiva adquirida en perro. Al igual que en el caso anterior, afecta los receptores de la cóclea y a su capacidad para transmitir el sonido al cerebro. Es específico de los perros más ancianos y generalmente proviene de los efectos degenerativos de una vida de ruido acumulado. Al igual que en el caso anterior, la presbiacusia es irreversible.

Infección en el oído que afecta a ambos oídos

Muchos dueños de perros desconocen que sus mascotas tienen una infección de oído. Un examen físico generalmente revela una gran cantidad de desechos en el canal auditivo vertical. Estos restos suelen contener levaduras o bacterias que pueden provocar infecciones.

Una vez que se realiza el diagnóstico correcto, se puede elegir el tratamiento correcto para curar la infección. Si la infección ha causado pérdida de audición, la sordera generalmente es temporal y se resuelve con tratamiento.

Es importante tener en cuenta que, a veces, los oídos se ven limpios, pero hay una infección más profunda en la parte horizontal de los canales auditivos.

Ototoxicidad

La sordera en los perros también se puede asociar con medicamentos que tienen un efecto perjudicial en la cóclea. Este efecto se conoce como ototoxicidad. Ocurre con medicamentos que se usan para tratar infecciones o inflamación en el oído. Si hay un orificio en el tímpano y el medicamento llega al oído interno a través de este orificio, el perro puede experimentar sordera.

Después de que el medicamento haya desaparecido, el perro puede volver a la audición normal, pero la ototoxicidad también puede conducir a una sordera permanente.

Cuerpos extraños

Una causa bastante común  de sordera en perros es la presencia de un objeto extraño en el canal auditivo. No afecta a los transmisores, sino que simplemente bloquea los transmisores del entorno en el que se generan los sonidos.

Algunos objetos extraños pueden provocar la perforación del tímpano, lo que puede provocar la infección del perro. Incluso aunque se pueda sacar el cuerpo extraño, es importante someter al perro a chequeo veterinario para asegurarse de que no haya más daño.

Hipotiroidismo

La pérdida de la audición como único signo de hipotiroidismo es rara, porque las hormonas tiroideas afectan a todos los sistemas del cuerpo (incluido el sistema nervioso). Sin embargo, es importante asegurarse de que un perro con pérdida auditiva no sufra un problema de tiroides.

Se deben realizar exámenes de sangre para cada perro con pérdida de audición y deben incluir un conteo sanguíneo completo. Incluso los perros con niveles límite de hormonas tiroideas «normales» deben recibir tratamiento por lo menos a dos semanas para ver en qué medida el hipotiroidismo está contribuyendo a su pérdida auditiva.

Diagnóstico de pérdida de audición en perros
Si sospecha que su perro está experimentando una pérdida auditiva, puede probar su audición aplaudiendo con fuerza o haciendo sonar una lata de monedas y observando su respuesta. La pérdida auditiva parcial o la sordera en un solo oído pueden ser difíciles de identificar. Intente probar con sonidos más suaves, como chasquear los dedos cerca de un oído o del otro para buscar una respuesta.

En la clínica veterinaria, el veterinario realizará un historial y un examen físico para medir la pérdida auditiva y determinar las posibles causas. Las pruebas de audición se pueden usar para diagnosticar la pérdida de audición. El examen del canal auditivo detectará la acumulación de cera, el crecimiento excesivo de vello, cualquier obstrucción por objetos extraños, infección, inflamación o lesión y la integridad del tímpano.

Si el veterinario sospecha una infección de oído, se pueden realizar cultivos y muestras de oído para diagnosticar el agente infeccioso y determinar el modo de tratamiento adecuado. En algunos casos, se realizará una prueba de respuesta evocada auditiva del tronco encefálico para medir la respuesta del cerebro a los estímulos auditivos. Las radiografías se pueden utilizar para determinar las posibles causas de la sordera.

Diagnóstico de pérdida de audición en perros

Si sospechas que tu perro está experimentando una pérdida auditiva, puedes probar su audición aplaudiendo con fuerza o haciendo sonar una lata de monedas y observando su respuesta. La pérdida auditiva parcial o la sordera en un solo oído pueden ser difíciles de identificar. Intenta probar con sonidos más suaves, como chasquear los dedos cerca de un oído o del otro para buscar una respuesta.

En la clínica veterinaria, el veterinario elaborará un historial y un examen físico para medir la pérdida auditiva y determinar las posibles causas. Las pruebas de audición se pueden usar para diagnosticar la pérdida de audición. El examen del canal auditivo detectará la acumulación de cera, el crecimiento excesivo de vello, cualquier obstrucción por objetos extraños, infección, inflamación o lesión y la integridad del tímpano.

Si el veterinario sospecha una infección de oído, se pueden realizar cultivos y muestras de oído para diagnosticar el agente infeccioso y determinar el modo de tratamiento adecuado. En algunos casos, se podrá realizar una prueba de respuesta evocada auditiva del tronco encefálico para medir la respuesta del cerebro a los estímulos auditivos. Por otra parte, las radiografías se pueden utilizar para determinar las posibles causas de la sordera.

Tratamiento de la pérdida auditiva en perros

El tratamiento de la pérdida auditiva en perros dependerá del tipo de sordera o pérdida de audición.

Sordera permanente

La sordera congénita y la sordera geriátrica normalmente no son tratables. La cirugía puede intentar corregir la audición si el defecto se encuentra en el oído medio o externo o involucra inflamación del oído interno. Sin embargo, la mayoría de los defectos congénitos involucran la mecánica delicada del oído interno o defectos del sistema nervioso. La toxicidad de los medicamentos, la exposición a metales pesados ​​y la exposición a ruidos fuertes a menudo causan daños permanentes.

Audífonosba

Los audífonos y los implantes cocleares están disponibles para perros. Sin embargo, en la actualidad siguen siendo costosos y poco prácticos. Los dispositivos funcionan de manera similar a los dispositivos humanos, pero los animales no responden bien a la presencia del dispositivo en el cuerpo y es posible que no lo toleren.

Eliminación de cuerpos extraños

En el caso de un cuerpo extraño, el tratamiento puede consistir en quitar el objeto que bloquea, limpiar la cera de las orejas o arrancar el vello de las orejas. El veterinario examinará el canal auditivo en busca de lesiones y normalmente realizará una limpieza exhaustiva del oído.

Tratamiento para la infección

El veterinario puede prescribir un enjuague para los oídos y gotas locales para usar diariamente durante 2-3 semanas junto con antibióticos orales y antiinflamatorios, según la gravedad. El dolor y la irritación responden bien al alivio del dolor proporcionado por el veterinario y pueden hacer que la mascota se sienta más cómoda rápidamente. Se puede insertar un medicamento antibiótico a base de cera de acción más prolongada en los oídos en la clínica si no es factible lavarse los oídos diariamente en casa.

Tumores del oído

La cirugía se puede realizar en tumores que crecen en el oído para liberar el canal auditivo para la conducción del sonido.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario