¿Qué maniobra elijo: Finkelstein o Eichhoff?

En el mundo de las pruebas de verificación de lesiones es usual bautizar a dichas investigaciones o maniobras con el apellido del investigador que realizó el ensayo originario (epónimo). En el caso que nos ocupa nos referimos a dos investigadores que propusieron las siguientes maniobras aplicadas al dedo pulgar: Harry Finkelstein y Erich Eichhoff.

Existe una amplia literatura sobre las maniobras de verificación de lesiones propuestas por Finkelstein y Eichhoff. La fisioterapeuta costarricense Rosella Vargas realizó un excelente artículo donde resumió importantes aportes de investigación el cual adjunto al pie de página.

La motivación para redactar el presente artículo surge a raíz de experiencias personales. Estas fueron complicaciones de movilidad de los pulgares lo cual experimenté como consecuencia de erráticas movilizaciones de origen laboral.

La maniobra Finkelstein

Nuestros pulgares valen oro

Son aquellos “reyes o reinas” que trabajan como “peones”. Considerados actores principales del proceso evolutivo creativo del ser humano, el quiromasajista realiza con estas dos valiosas herramientas fricciones, trigger point, dígito presión, arrastres, amasamientos, pellizcos, etc. Esto es solo un minúsculo ejemplo de una lista larga de técnicas de movilización articular y muscular las cuales forman parte de nuestra cotidianidad profesional.

Ahora, intentando hacer un mea culpa podría decir que son muchos los factores que nos llevan a omitir consejos de prevención de riesgos de accidentes laborales: agobio por exceso de trabajo, cansancio por ausencia de reposo, falta de concentración, exceso de autoconfianza, subestimación de posibilidades de accidentes, ausencia del sentido de la prevención de accidentes, exceso del uso de lubricación, soberbia, etc.

Actitudes que pasan factura

Existen costos muy altos como el llegar a darse de baja laboral por lesiones realmente graves. Por ejemplo, lesiones del carpo como la tenosinovitis o tendinitis históricamente han sido asociadas con las mujeres.

A fines del siglo XIX fueron las lavanderas quienes buscaban las orillas de los ríos como escenario de trabajo. Solían valerse de solidas piedras o rocas usadas como elementos de apoyo y maniobra de lavado y enjuague. Estas forzadas maniobras colocaban los pulgares en posición anatómicamente forzada. Maniobras ocasionaban severas lesiones como TDQ.

Esta lesión se clasifica básicamente en tres clases: inflamación de las vainas protectoras de los tendones (tenosinovitis), aguda (tendinitis) y crónica (tendinosis). Según nuestro parecer, estas lesiones afectan a hombres y mujeres dependiendo de la actividad que desarrollen, de actividades traumáticas que hayan podido sufrir o patologías degenerativas. Los cuadros estadísticos variarían dependiendo de varios factores como el genético, socio-laboral, económico, etc.

Según diversas definiciones “la Tenosinovitis de Quervain es una tendinitis que afecta a los tendones que ocupan el primer compartimento extensor de la mano, abductor largo y extensor corto del pulgar, produciendo dolor con los movimientos del pulgar” “…Afecta a los dos tendones que cruzan la mas lateral de las 6 correderas extensoras que encontramos en la muñeca, es decir, al tendón encargado de separar el dedo gordo (abductor largo) y uno de los dos extensores de ese mismo dedo (extensor corto)”.

Como es de vuestro conocimiento, a mayor uso de las articulaciones las lesiones o desgaste de los tejidos se impondrán. Estas lesiones se originan básicamente por el uso frecuente de la “pinza” o malas posturas.

Pintores, artesanos, cocineros, jardineros, sastres, masajistas, estetistas, informáticos, hiladores, camareros, zapateros, odontólogos, cirujanos, deportistas, etc., son algunas de las actividades expuestas a lesiones como TDQ. Existen versiones que asocian la TDQ con el periodo de  lactancia o cuidado de infantes donde por posturas forzadas de la madre presentará alteración tendinosa o articular.

Síntomas del TQD

Los síntomas recurrentes son dolor por movilización de la muñeca y palpación dolorosa en la base del pulgar. Muchas acciones manuales asumidas a priori en el diagnostico podrían ser de gran ayuda. Lo apropiado sería curarnos en salud y contar con el diagnostico medico. Más aún cuando existe la imperiosa necesidad de deslindar si nos encontramos frente a una TDQ o una artrosis del pulgar conocida como rizartrosis o artrosis trapecio metarcapiana.

Esta es una lesión tendinomuscular ubicada entre la base del primer metacarpiano y el hueso trapecio de la muñeca (desgaste cartilaginoso). Puede ser confundida con una inflamación tendinosa.

Existe otra fisiopatología que podría ser confundida con una TDQ. El uso frecuente y hasta excesivo de la musculatura extensora del dorso del antebrazo producirá inflamaciones en las vainas sinoviales de ambos extensores radiales ubicados en la parte inferior del abductor largo produciendo el Síndrome de intersección de la muñeca o Síndrome de entrecruzamiento o de intersección.

De igual forma, cabe resaltar que no solo existen solamente la TDQ sino lesiones como la Tenosinovitis del cubital posterior como resultado de esguinces de muñeca.

En todos los casos anteriores, los diagnósticos tendrán que ser realizadas por especialistas en traumatología (mano, muñeca y codo) el cual con el uso del sistema de imágenes (ecografía y resonancia magnética) se llevará a cabo los pertinentes diagnósticos diferenciales. Esto no quita que el quiromasajista pueda actuar prudentemente realizando acciones de relajación y desinflamación por medio del uso de agentes térmicos que descongestionaran la zona propiciando un importante estado de relajación.

Sea cual fuere el caso el uso de maniobras como Finkelstein ó Eichhoff evidenciará la presencia de lesión dolorosa en la base de la articulación del pulgar. Lo interesante será no confundir entre una maniobra y otra ya que especialistas sostienen que dependiendo del tipo de maniobra se podrá contar con un falso positivo o lo contrario.

Maniobras Finkelstein y Eichhoff

La maniobra Finkelstein consiste en ‘sujetar el pulgar del paciente y rápidamente abducir la mano en dirección cubital, el dolor sobre la estiloides es muy agudo. Este es probablemente el signo objetivo más patognomónico. Por otro lado, en la prueba de Eichhoff se coloca el dedo pulgar dentro del puño y se realiza una desviación cubital aparecerá dolor sobre la estiloides radial, mismo que desaparecerá una vez que el pulgar se extiende.

Lamentablemente, el uso apropiado de las maniobras no siempre es así. Existen casos de equivocación donde se confunde una maniobra por otra. Para que observen un caso de confusión donde se suplanta una maniobra por otra podrán seguir la explicación realizada en la página de una conocida clínica norteamericana de nombre Mayo Clinic ubicada en Arizona (Scottsdale/Phoenix), Florida (Jacksonville), Minnesota (Rochester).

Notarán la suplantación de la maniobra Eichhoff por Finkelstein, lo cual podría desencadenar problemas en lugar de eficaces y efectivas soluciones para los interesados. Por último, un apropiado posicionamiento de los dedos pulgares, en el caso de quiromasajistas, evitará inflamaciones que pongan en riesgo la continuidad laboral. Evitar movilizaciones en posición de abducción relajando tensiones innecesarias del  extensor y abductor largo.

Realizar ejercicios de los pulgares previo a al inicio de sesiones de masajes proporcionará elasticidad y temperatura apropiada a las fibras y aumento de resistencia ante excesos de movimientos  repetitivos. Dentro de los ejercicios que recomendamos podríamos mencionar: flexión-extensión total de los pulgares; flexión-extensión interfalángica; flexión-extensión metacarpofalángica, abducción-aducción palmar del pulgar y en general ejercicios (gimnasia manual) de flexión, hiperextensión, percusiones, fricciones, abanico, circunducción de muñeca, etc.

Recuerda, ¡más vale prevenir que lamentar!

Autor: José Octavio Toledo, Quiromasajista y profesor de CIM Formación

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…