Masaje para aliviar el dolor ciático

El dolor ciático aparece cuando las raíces del nervio ciático de la espalda baja se pellizcan o irritan. El masaje no puede ayudar directamente en la reducción del dolor ciático que es causado por una hernia discal, pero puede ser muy eficaz para reducir el dolor de la ciática causada por el músculo piriforme.

El piriforme es el mayor de seis músculos rotadores profundos situados entre el sacro y el trocánter mayor en las nalgas.

dolor ciático

Técnica de masaje para ciática

El piriforme se fija dentro del borde del sacro y se extiende lateralmente a la parte superior del trocánter mayor. Es un rotador lateral de gran alcance para la pierna y que, cuando esté apretado, puede afectar a los puntos gatillo y atrapar el nervio ciático.

El uso de la presión profunda, por lo general con el codo, ayuda a liberar los puntos gatillo en el músculo piriforme puede aliviar significativamente el dolor ciático. Los estiramientos para alargar el músculo y el hielo para reducir la inflamación también ayudan a reducir el dolor causado por el músculo piriforme.

También hay puntos gatillo en los músculos de los glúteos que pueden provocar dolor en el sacro, en la parta baja de la espalda y en las piernas. Los puntos de activación del glúteo mayor pueden afectar a todo el sacro y el trocánter mayor, mientras que los puntos gatillo en el glúteo medio pueden referir dolor en el sacro y en la espalda baja. Hay también puntos desencadenantes que pueden remitir dolor en la pierna.

Relajar el cuadrado lumbar puede ser un reto, ya que no es fácilmente accesible y puede ser extremadamente doloroso cuando los puntos gatillo localizados en esta zona están activos.

Por último, los puntos de activación en el músculo psoas pueden referir dolor en la espalda baja en el mismo lado del cuerpo. Este músculo puede ser muy de muy difícil acceso para los terapeutas, sobre todo si el paciente está muy tenso o los músculos están sensibles.

Estos puntos de activación se pueden encontrar en la zona profunda del abdomen, y muchos paciente se sienten incómodos cuando su terapeuta intenta acceder a estos puntos.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…