Respiración y Pilates: aprende a respirar profundamente

Saber cómo respirar profundamente es una habilidad muy útil para la vida diaria. Un ciclo de respiración completa lleva el oxígeno por todo el cuerpo, ayuda a eliminar los gases de desecho, como el dióxido de carbono, y estimula la columna y los órganos internos.

La respiración profunda es una parte esencial de la maximización de cualquier forma de ejercicio. En Pilates, utilizamos la dinámica de la respiración profunda para iniciar y alimentar los ejercicios, la mayoría de los cuales se hacen siguiendo patrones de respiración.

La respiración profundacomo respirar haciendo pilates

Más allá de las terribles  consecuencias de no respirar plenamente expuesta por Pilates, es importante ser consciente de los beneficios de la respiración profunda. En este sentido, recordemos que el oxígeno está implicado en casi todas las reacciones químicas que se producen en el cuerpo, por lo que necesita mucho.

Por ejemplo, si quieres quemar calorías, necesitas oxígeno. De hecho, si quieres tener energía para cualquier actividad necesitas oxígeno. Por el contrario, el dióxido de carbono es un producto de desecho, y la respiración profunda ayuda a deshacerse de él.

La respiración profunda profunda estimula los órganos internos, incluyendo el corazón. Cuando el corazón se pone en marcha,  aumenta la circulación y hace que la sangre renovada y depurada corra por el cuerpo, transportando oxígeno y nutrientes a todas las células, ayudando también a la eliminación de productos de desecho.

También es importante tener en cuenta los beneficios que la respiración profunda tiene para el binomio cuerpo-mente desde un punto de vista integrador, ya que en Pilates es fundamental la completa coordinación entre cuerpo, mente y espíritu.

Respirar plenamente, con atención e intención, ayuda a aclarar y calmar la mente, reduce el estrés y allana el camino para conseguir alguno mucho mayor, para tener una experiencia holística. El trabajo con la respiración también trae un ritmo natural para el movimiento que mejora en gran medida la eficacia y la experiencia de un entrenamiento.

Respiración profunda diafragmática

Uno de los primeros pasos para aprender a respirar adecuadamente para hacer Pilates es aprender la respiración profunda diafragmática. El diafragma es un músculo en forma de cúpula que se encuentra debajo de los pulmones, en horizontal, y divide en dos el tronco. Al respirar, el diafragma se contrae y crea un vacío que aspira el aire. Al exhalar, el diafragma vuelve a su forma de cúpula, empujando el aire haca fuera.

La respiración diafragmática es a la vez estimulante y relajante, además de una forma eficiente de respiración durante toda la vida. Por otra parte, la respiración diafragmática conscientemente es una técnica popular para la reducción del estrés.

Ejercicio para aprender la respiración diafragmática

respiracion-pilatesColócate acostado boca arriba con las rodillas dobladas o sentado. Apoya una mano ligeramente en la parte baja del abdomen para que puedas sentir el movimiento. Relaja los hombros y colócate con la columna neutra. Relaja el cuello y la garganta.

Inhala lentamente por la nariz. Deja que el aire fluya en la parte superior del pecho y en la columna vertebral. Siente cómo se separan las costillas inferiores, llenando el diafragma, la espalda y la espalda baja. Deja caer todo hacia la pelvis. Permite que la inhalación profunda empuje un poco tu vientre.

Al exhalar, deja que todo vuelva a su lugar en orden inverso. Suelta los abdominales inferiores y luego el vientre. Deja que tus costillas se retraigan, y por último, deja que tu pecho descienda a medida que expulsas el aire.

Repite esta respiración varias veces hasta sentir el flujo del aire. Es muy importante que controles que los hombros no asciendan con la inhalación, sino que se mantengan siempre relajados.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…