Salmonelosis en perros: síntomas y tratamiento
Perro enfermo
Foto: Regine Tholen en Unsplash

Salmonelosis en perros: síntomas y tratamiento

La salmonelosis es poco común en perros. Pero, aunque no suelen desarrollar la enfermedad, sí que pueden ser portadores de la bacteria. Esto significa que incluso si las mascotas no muestran síntomas de salmonelosis, aún pueden eliminar Salmonella en sus heces y saliva y luego propagar la bacteria.

Cuando la enfermedad se observa en un perro adulto, el animal suele tener otra infección o problema de salud al mismo tiempo. Además, los cachorros y gatitos son más propensos a mostrar signos de enfermedad.

Qué es la salmonelosis

La salmonelosis es una infección causada por una bacteria que generalmente se encuentra en la carne cruda o en los huevos. También se puede transferir de las heces o saliva de un animal infectado. Si tu perro vomita o tiene diarrea con sangre, debes visitar al veterinario cuanto antes.

La salmonelosis es una infección zoonótica, lo que significa que puede propagarse entre los animales y los seres humanos. Por eso, además, debes asegurarte de que te lavas bien las manos con agua tibia y jabón después de manipular a tu perro. Un animal contaminado puede continuar eliminando la bacteria durante semanas después de la infección y contagiarte.

El pronóstico para los casos leves de infección por salmonela es bueno, aunque pueden surgir complicaciones debido a una deshidratación grave. Si tu perro tiene salmonelosis, es importante asegurarse de que se mantenga hidratado y que mantenga una buena higiene para evitar la contaminación cruzada.

Síntomas de la salmonelosis en perros

Los perros infectados pueden eliminar las bacterias en sus heces y saliva durante períodos prolongados después de la infección. Los que tienen sistemas inmunitarios más débiles son más propensos a contraer salmonelosis. Los animales más jóvenes y más viejos, así como aquellos que están tomando antibióticos que pueden equilibrar el nivel de bacterias saludables en sus tractos intestinales también son más vulnerables a esta infección.

Algunos perros pueden no experimentar síntomas, aunque tengan una infección por salmonella. En cambio, se convierten en portadores de la enfermedad sin sentir fuertes efectos por ella. Otros mostrarán síntomas dentro de las 72 horas posteriores a la infección.

Algunas señales de que un perro podría tener salmonelosis son los siguientes:

  • Diarrea, a veces con mucosidad en las heces
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Deshidración
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Letargo
  • Depresión
  • Enfermedad de la piel
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Conmoción
  • Aborto en perras preñadas

Es importante consultar con el veterinario para tratar estos síntomas, ya que pueden provocar afecciones más graves, como gastroenteritis o sepsis. Generalmente, el síntoma principal de la salmonelosis es la diarrea aguda.

Causas de la salmonelosis en perros

La infección por Salmonella en perros es poco común, ya que el sistema inmunitario de la mayoría de los perros es lo suficientemente fuerte como para combatir la bacteria, y sus sistemas digestivos son en su mayoría capaces de manejar el paso.

Los perros con sistemas inmunitarios más débiles tienen un mayor riesgo de infección. Los cachorros y los perros mayores son más propensos a la salmonelosis por este motivo, así como los perros que toman antibióticos que pueden causar un desequilibrio de bacterias saludables en el intestino.

La bacteria Salmonella se puede encontrar en la carne y los huevos crudos o poco cocidos, así como en los alimentos para mascotas que se han contaminado o en los alimentos húmedos que no se han refrigerado.  Se transfiere a través de las heces y la saliva de otros animales infectados, que es una de las muchas razones por las que nunca debes permitir que el perro entre en contacto con los excrementos de otro perro o animal.

La mayoría de los perros contraen la enfermedad cuando consumen alimentos contaminados, alimentos crudos, alimentos húmedos y alimentos húmedos sin refrigerar.

Tratamiento de la salmonelosis en perros

La mayoría de los casos de infección por salmonella en perros son leves y el único síntoma puede ser una diarrea aguda. En estos casos, el sistema inmunitario de los perros lo combatirá después de un breve período de tiempo, aunque los perros necesitarán un suministro constante de agua fresca y limpia para mantenerse hidratados después de perder líquidos por la diarrea o los vómitos. Por eso la mayoría de los casos de salmonelosis en perros se pueden tratar en el hogar.

El tratamiento para una infección de este tipo consiste en asegurar que el  perro tenga suficientes líquidos durante el proceso de recuperación, proporcionando un suministro constante de agua fresca y limpia, y asegurándose de que el perro se mantenga hidratado para compensar el líquido perdido por los vómitos y la diarrea.

Dependiendo de la extensión de la infección, el veterinario puede prescribir antibióticos para ayudar a combatir las bacterias de la salmonela. En casos más graves el perro puede necesitar ser hospitalizado. Los perros que están severamente deshidratados pueden requerir una terapia de líquidos por vía intravenosa como parte del tratamiento, así como los que han desarrollado una infección o sepsis en la sangre.

En la mayoría de los casos, el pronóstico es bueno y los animales adultos, en general, se recupera completamente la infección. Los resultados pueden ser menos favorables para los perros que han desarrollado sepsis.

Cuestiones que debes tener en cuenta

En caso de que el perro tenga salmonelosis, el veterinario puede ordenar una restricción de alimentos de 48 horas como parte del cuidado de la mascota. En algunos casos, los dueños de perros necesitan estar separados de sus mascotas durante la etapa aguda de la enfermedad debido a la zoonosis de la salmonelosis.

La atención estricta a la higiene es esencial para prevenir una mayor propagación de la enfermedad, que a menudo se elimina en las heces del perro infectado. Es importante proporcionar al perro una dieta nutricionalmente equilibrada. Evita darle a tu perro carne cruda o poco cocida, ya que es un factor de riesgo de salmonelosis. Si es posible, evita las perreras y los refugios para animales, ya que el hacinamiento también puede promover la propagación de enfermedades.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario

13 comentarios
  • Mi perra tiene todos esos síntomas acompañado de pruritos por todo el cuerpo. Podría ser salmonelosis? O que enfermedad es?

    • Hola Naysbel. Las tortugas pueden eliminar Salmonella en sus excrementos y se trata de una zoonosis que puede afectar tanto a perros y gatos como a humanos.

    • Hola Jose. Los huesos, aunque estén congelados previamente y sanitariamente sean seguros, nunca son una buena opción nutricional ya que pueden provocar graves problemas gastrointestinales, desde quedarse clavados en la boca hasta clavarse en el tubo digestivo con los consiguientes riesgos para la salud de tu perro. Pide cita con tu veterinario y que le haga una buena exploración y si lo cree oportuno alguna prueba complementaria.

  • ¿Los perros también pueden sufrir salmonelosis como los humanos? Que extraño, pero si el pH de acidez de un perro que aunque se haya adaptado para una dieta omnívora realmente es un animal carnívoro es más ácido que el de los seres humanos, es decir los perros tienen un pH gástrico bastante más potente que el de los humanos lo cual pueden sus jugos destruir la bacteria salmonela de una forma mucho más eficaz en comparación con los de los seres humanos como nosotros.

    • Hola Isaías. Por supuesto que sufren de enteritis bacterianas, las más frecuentes por Salmonella, Campylobacter y Yersinia. Especialmente en perros se ha detectado un porcentaje de portadores asintomáticos de salmonelosis. La susceptibilidad a la infección está en función del estado inmunitario del animal siendo más probable en animales jóvenes, enfermos y/o inmunosuprimidos. Aunque la incidencia de estas infecciones entéricas no es muy alta debe tenerse en cuenta por su posible transmisión a los humanos, ya que son zoonosis.

    • Lo que dices es correcto. El pH del estómago de un perro es (o debería ser) lo suficientemente ácido como para matar a la bacteria de la salmonela. Sin embargo, al alimentar a los perros con pienso (croquetas, pepas, balanceado, como quieran llamarlo) el pH de su estómago cambia debido a los ingredientes que contienen estos. Su estómago se vuelve mucho más alcalino y deja de cumplir la función antibacteriana de manera apropiada. Si se les proporciona una dieta de carne cruda y alguno que otro vegetal (para lo que su estómago fue diseñado) su pH se mantendrá ácido y estable y podrá destruir la bacteria fácilmente. Pero si alimentas a un perro con pienso y luego se come un huevo crudo o un trozo de pollo mal cocido, es muy probable que contraiga la infección. Saludos.

  • Gracias por esta información me ayudo hacer un proyecto sobre mi mi mascota donde también me piden decir las enfermedades q pueden transmitir los perros en este caso mi mascota

  • 1
  • 2