Los gatos vivieron miles de años junto al hombre antes de ser domesticados

¿Te has preguntado alguna vez cuándo empezó el ser humano a domesticar al gato o qué tipo de relación existía entre ellos antes de la domesticación del gato? A estas preguntas añadimos una más: ¿de quién fue la idea de la domesticación: del gato o del hombre?

Un exhaustivo análisis de ADN publicado recientemente en la revista Nature Ecology & Evolution sugiere que los gatos vivieron durante miles de años junto con los seres humanos antes de que fueran domesticados y, más aún, que fueron los propios gatos quienes escogieron ser domesticados por el hombre.

Además, este análisis ha encontrado que el gato doméstico desciende de gatos salvajes que fueron domesticados en dos ocasiones, una en el Próximo Oriente y otra más tarde en Egipto. Los investigadores opinan que los gatos escogieron la compañía humana por una mera relación simbiótica que era beneficiosa para ambas partes.

Fábula piedra caliza

9.000 años de historia felina

Los investigadores examinaron el ADN de más de 200 gatos que abarcaban los últimos 9.000 años, incluidos los antiguos restos de gatos rumanos, las momias de gatos egipcios y los modernos especímenes salvajes africanos. Dos grandes linajes de gatos contribuyeron al felino doméstico que conocemos hoy.

Los antepasados ​​anteriores de los gatos domésticos de hoy se extendieron desde el suroeste de Asia y hacia Europa hacia el 4.400 a.C. Los gatos probablemente empezaron a merodear alrededor de las comunidades agrícolas en la Media Luna Fértil hace 8.000 años, donde se establecieron en una relación mutuamente beneficiosa alimentándose de roedores.

Los ratones y ratas fueron atraídos por los cultivos y otros subproductos agrícolas producidos por las civilizaciones humanas. Los gatos probablemente siguieron a las poblaciones de roedores y, a su vez, se acercaron frecuentemente a los asentamientos humanos.

Un segundo linaje, consistente en gatos africanos que dominaron Egipto, se extendió por el Mediterráneo y la mayor parte del Viejo Mundo a partir del 1.500 a.C. Este gato egipcio probablemente tenía comportamientos que lo hacían atractivo para los seres humanos, como la sociabilidad y la mansedumbre. Los resultados sugieren que las poblaciones humanas prehistóricas probablemente comenzaron a llevar a sus gatos a lo largo de la antigua tierra y las rutas comerciales del mar para controlar a los roedores.

Domesticación del gato

Comparando el ADN de los gatos a través de la historia, el estudio analiza cómo los animales estaban cambiando incluso antes de que los seres humanos comenzaran a servirse de ellos. Sorprendentemente, los gatos salvajes y domésticos no mostraron diferencias importantes en su composición genética, y uno de los pocos rasgos disponibles para diferenciarlos fue el marcado de la pelaje.

El estudio arroja luz sobre la aparición tardía de marcas de manchas o rayas, que comenzaron a aparecer en los gatos domesticados en la Edad Media. Este gen se remonta al Imperio Otomano en el suroeste de Asia y más tarde se hizo común en Europa y África. Sin embargo, solo en el siglo XVIII las marcas se volvieron lo suficientemente comunes para asociarse con los gatos domésticos y, en el siglo XIX, los amantes del gato comenzaron a seleccionar gatos con rasgos particulares para crear razas de lujo.

La relación entre gatos y humanos surgió en China

Otra reciente investigación, basada en el descubrimiento de los huesos de un gato de hace más de 5.000 años, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS) indica que la domesticación del gato comenzó hace 5.300 años, cuando los gatos se acercaron a las comunidades humanas en busca de comida.

Los fósiles de los gatos, encontrados en Quanhucun (China) muestran que los gatos se alimentaban de los ratones de las zonas de cultivo. Los roedores, que eran atraídos por el grano, amenazaban la cosecha de los agricultores y se consideraban como auténticas plagas por aquellas sociedades. De hecho, se han encontrado recipientes “a prueba de ratones” para almacenar el grano, además de agujeros hechos por los roedores en esos objetos.

Los gatos, al cazar los ratones, ofrecían a los agricultores una solución a uno de sus mayores problemas. Antes de este descubrimiento, la evidencia más antigua de convivencia entre gatos y humanos era en Egipto, hace unos 4.000 años.

Los huesos encontrados de los gatos tienen señales químicas que muestran que comieron animales que se alimentaban del grano de la zona. Estos datos, junto con algunos instrumentales de la época, revelan que los gatos se acercaron así a los humanos para cazar ratas y ratones.

Aunque el estudio no revela si los gatos que fueron domesticados ya estaban en la comunidad o fueron llevados allí para luchar contra el problema de los roedores, se recogen, una vez más, pruebas de la domesticación del gato.

Si te interesa cómo los gatos han llegado a ser nuestros compañeros inseparables, en CIM Formación tenemos un el curso de Educador felino, en el que puedes aprender a modular su comportamiento para tratar la ansiedad y mejorar su comportamiento con humanos.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…