Cuidados básicos del pastor alemán

El pastor alemán es una raza de perro muy resistente, que cuenta con un cuerpo fuerte y fabuloso pelaje. Su inteligencia, su gran capacidad de entrenamiento y su prediposición a la obediencia lo han convertido en un perro muy popular.

En cuanto a los cuidados que necesita, es importante tener en cuenta dos cosas. Por una parte, el pastor alemán es un perro que necesita mucha actividad, por lo que es necesario ofrecerle oportunidades para ello con mucha frecuencia. Por otra, el pastor alemán desprende pelo de forma regular, por lo que es necesario cepillarlo con frecuencia.

pastor alemán

Alimentación y ejercicio del pastor alemán

El pastor alemán tiene un apetito voraz pero, lejos de tener un estómago a prueba de bombas, lo que les ocurre es que son propensos a padecer problemas digestivos, a veces por enfermedades congénitas (como la insuficiencia pancreática exocrina) aunque a menudo debido al largo tránsito intestinal de los alimentos a través del colon. Este hecho contribuye a una mayor fermentación y a unas deposiciones blandas y a menudo malolientes.

Al pastor alemán se le debe proporcionar una alimentación de muy buena calidad con aproximadamente un 22% de proteína de alta digestibilidad y rica en fibras a fin de limitar las fermentaciones y mantener una microbiota intestinal saludable.

Se estima que un pastor alemán adulto de unos 35 kg y con actividad moderada debe consumir entre 1600 y 1700 kcal al día. Sin embargo, si el perro realiza ejercicio intenso y/o vive en el exterior deberemos aumentar la ingesta calórica entre un 15 y un 20% . Una cuestión importante respecto a su alimentación es que no hay que darle de comer antes de un ejercicio intenso o del trabajo, pues existe peligro de una torsión de estómago.

En cuanto al ejercicio, hay que tener en cuenta que esta raza fue creada con el fin de realizar un trabajo intenso. Por eso es necesario ofrecerles oportunidades para correr y hacer una actividad física intensa. Esto les ayudará a mantenerse en forma. Además, el ejercicio para estos perros no es solo una cuestión física, sino también mental. Un pastor alemán debe ejercitarse para mantenerse equilibrado física y psíquicamente. Esto ayudará a prevenir problemas de comportamiento, los cuales puedes llegar a ser graves.

Cuidados de peluquería canina para el pastor alemán

El pastor alemán presenta dos variedades de pelaje: el pelaje normal o semilargo y la variedad de pelo largo. Ambas variedades poseen una doble capa de pelo con un 80% de pelos secundarios o lana.

pastor alemán de pelo largo

Para mantener el pelaje del pastor alemán brillante y saludable es necesario cepillarlo al menos dos veces por semana con cepillo apropiado para su tipo de pelo o bien con un rastrillo o carda suave.

Para deslanarlo se comienza en el sentido del crecimiento del pelo y después se va a contrapelo un par o tres de pasadas y vuelta a empezar. Es muy importante deslanar en primavera y verano con mayor frecuencia a fin de quitar la capa de lana que dificultaría la aireación del manto y el efecto refrescante del mismo sobre la piel.

Se puede utilizar algún producto específico para potenciar el brillo y proteger el pelaje del efecto del sol, aunque una nutrición adecuada rica en grasas de calidad aportarán al manto sus mejores cualidades aportando brillo y una mejor condición general.

En cuanto a la necesidad de baño, al pastor alemán le basta con un baño cada mes o cada dos meses, dependiendo de la suciedad acumulada y siempre usando productos específicos, nunca los champús o geles que utilizamos los humanos. Esto se debe a que el pH de los perros es diferente y, al usar un producto para personas, la piel del perro se resecaría mucho. Se aconseja hacer dos lavados con un champú específico y aplicar luego un acondicionador.

Las uñas del pastor alemán solo se deben recortar en caso de que sea necesario. Por lo general no suele ser necesario, porque desgastan sus uñas de manera natural. En cuanto a la limpieza de oídos, esta suele realizarse antes del baño. Es importante realizar esta labor con cuidado, usando un producto específico que se aplica sobre un algodón.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…