Alimentos para humanos que un gato no debería comer
alimentos-para-humanos-que-un-gato-no-deberia-comer|un gato no debería beber leche en grandes cantidades|un gato no deberia comer carne cruda

Alimentos para humanos que un gato no debería comer

Como los gatos son por lo general tan quisquillosos con lo que comen, a veces podemos llegar a pensar que saben lo que es mejor para ellos cuando es hora de comer. Pero una cosa es que se alejen de algo que no les gusta que es realmente malo para ellos y otra muy distinta que puedan pasar por alto cosas que puedan parecer apetitosas y que, sin embargo, no encajan nada bien en las recomendaciones dietéticas.

Alimentos para humanos que un gato no debería comer

Alimentos que no debería comer

Atún en conserva

A los gatos les encanta el atún, y les importa poco si se ha preparado para ellos o para sus dueños. En realidad, si un gato come atún en conserva preparado para humanos alguna vez no le va a pasar nada.

Pero esa no puede ser la tónica general. Una dieta constante a base de atún en conserva para humanos puede dar lugar a un problema de desnutrición, puesto que así preparado el atún no tendrá todos los nutrientes que un gato necesita. Además, demasiado atún puede causar envenenamiento por mercurio.

Leche y productos lácteos

Desde niños hemos visto la tierna imagen de un gatito bebiendo leche de un plato. Pero la mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa. Su sistema digestivo no puede procesar los productos lácteos. El resultado puede ser un trastorno digestivo con diarrea.

un gato no debería beber leche en grandes cantidades

Cebolla y ajo

La cebolla y el ajo pueden acabar con los glóbulos rojos de un gato, lo que le provocará una anemia. Incluso ajo en polvo o la cebolla en polvo puede provocar esto. Aunque si el gato come cebolla o ajo un poco alguna vez no existe riesgo, un gato no debería comer una gran cantidad una vez o comer cantidades más pequeñas regularmente, ya que puede causar intoxicación o malestar gastrointestinal.

Bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas no son nada buenas para el gato. Esto se debe a que el alcohol tiene el mismo efecto en el hígado y el cerebro de un gato que en los seres humanos. Pero se necesita mucho menos cantidad para causar daño. Solo dos cucharaditas de whisky pueden causar un coma etílico en un gato de 2 kilos, y una cucharadita más podría matarlo.

Uvas y pasas

Las uvas y las pasas pueden causar insuficiencia renal en gatos, aunque no en todos. Una pequeña cantidad puede hacer que un gato caiga enfermo. El vómito repetido y la hiperactividad son signos de que un gato ha ingerido estos alimentos y que no le han sentado bien.

Cafeína

La cafeína en grandes cantidades puede ser fatal para un gato. Y no hay remedio. Los síntomas de intoxicación por cafeína incluyen inquietud, respiración rápida, palpitaciones cardíacas, temblores musculares y ataques. Además de en el té y el café, la cafeína se puede encontrar en el cacao y en algunas bebidas. También está presente en algunos medicamentos para humanos, como analgésicos y medicamentos para el resfriado.

Chocolate

El chocolate puede ser letal para los gatos. El agente tóxico en el chocolate es la teobromina. Está en todo tipo de chocolate, incluso en el chocolate blanco, aunque los más peligrosos son el chocolate negro y el chocolate para postres sin azúcar. Comer chocolate puede causar ritmo cardíaco anormal, temblores, convulsiones y muerte.

Dulces, golosinas y caramelos endulzados con xilitol

El xilitol es un edulcorante que suele emplearse en la preparación de productos sin azúcar. El xilitol puede causar un aumento en la insulina que circula por el cuerpo del gato, lo que hará que el azúcar en la sangre del gato caiga.

El xilitol también puede conducir a insuficiencia hepática. Los síntomas iniciales incluyen vómitos, letargo y pérdida de la coordinación. El gato puede tener convulsiones poco después de ingerir el xilitol, y sufrir insuficiencia hepática a los pocos días.

Huesos y grasas

Un gato no debería comer la grasa recortada ni los huesos que quedan tras preparar la carne antes de cocinar. Tanto la grasa como los huesos pueden ser peligrosos para los gatos. La grasa, tanto cocida como no cocida, puede causar malestar intestinal, con vómitos y diarrea. En cuanto a los huesos, un gato puede ahogarse en uno. Los huesos también pueden astillarse y causar una obstrucción o laceraciones del sistema digestivo del gato.

Huevos crudos

Con un huevo crudo existe la posibilidad de intoxicación por bacterias como la salmonella o E. coli (Escherichia coli). Además, la clara del huevo crudo tiene una proteína llamado avidina que puede interferir con la absorción de la biotina, una vitamina del grupo B. Esto puede causar problemas de la piel, así como problemas con la capa de su gato.

Carne cruda y pescado crudo

Al igual que los huevos crudos, la carne cruda y el pescado crudo pueden contener bacterias que causan intoxicación alimentaria. Además, una enzima en el pescado crudo destruye la tiamina, que es una vitamina del grupo B esencial para el gato. La falta de tiamina puede causar serios problemas neurológicos y provocar convulsiones y coma.

un gato no deberia comer carne cruda

Hígado

No pasa nada porque el gato coma un poco de hígado de vez en cuando, pero comer demasiado hígado puede causar toxicidad de vitamina A en gatos. Esto puede afectar los huesos del animal. Los síntomas incluyen huesos deformados, crecimientos óseos en los codos y columna vertebral, y osteoporosis. La toxicidad de la vitamina A también puede causar la muerte.

Masa de pan cruda

La masa del pan necesita levantarse. Eso es exactamente lo que hará en el estómago de un gato si come masa cruda. A medida que se hinchea en el interior, la masa puede estirar el abdomen y causar dolor severo. Además, cuando la levadura fermenta se produce alcohol, que puede conducir a intoxicación por alcohol.

Medicinas para humanos

La ingestión de un medicamento prescrito para los seres humanos es una de las causas más comunes de envenenamiento en los gatos. Por eso hay que tener las medicinas fuera del alcance de las mascotas. En cualquier caso, nunca se de debe administrar a un gato una medicina para humanos, pues algunas son mortales para los ellos.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos

Añadir comentario
  • Gracias por la información , pero mi peludo amigo habré la nevera y arrasa con el queso , el jamón , pizza lo que pille . Él tiene su comida para gatos especial , pero cada dos por tres asalta la nevera y hasta las butifarras se come. Pensé que colocando un cierre plástico para evitar que la habriera , pues duro tres días y lo saco de su lugar. ?