Factores que influyen en la adaptación a una institución para personas dependientes

No todas las personas dependientes se adaptan con la misma facilidad a una institución social. Hay determinados factores que facilitan o complican dicha adaptación.

A continuación, vamos a analizar cuáles son factores que favorecen o dificultan la adaptación de las personas a una institución social para personas dependientes.

Factores que influyen en la adaptación a una institución para personas dependientes 1
Foto: Esther Ann en Unsplash

¿Qué factores influyen?

Llegar una institución social puede resultar estresante para las personas dependientes. Sin embargo, poco a poco las personas suelen adaptarse a medida que progresan y se integran con el resto de la comunidad.

Las siguiente circunstancias pueden facilitar o complicar el proceso de adaptación a la institución social.

El momento del proceso adaptativo

Por lo general, la entrada en una unidad residencial supone una situación difícil de aceptar, ya que supone una situación de carácter extraño. Además, suele implicar una etapa de duelo en la que la persona dependiente debe aceptar que ya no se vale por sí misma.

Por otra parte, la nueva situación plantea un aislamiento social. Es decir, además de asumir su estado de limitación corporal, la persona dependiente tendrá que aceptar el alejamiento de sus familiares y amigos. Por lo tanto, deberá asumir que la cantidad y la forma de las interacciones con las personas más significativas  se verán modificadas.

El sentimiento de soledad influye negativamente en la salud psicológica de las personas dependientes, lo que las predispone a un estado de humor ansioso-depresivo. Esto hace que sea esencial la
existencia de redes de apoyo social. Entre otras cosas, hay que hablar con las familias de la gran importancia que tiene de su participación en determinadas áreas de la vida de la institución social.

Comportamiento de la persona dependiente

Los problemas de conducta de las personas dependientes puede influir negativamente en su adaptación a la vida dentro de la institución. De hecho, en algunos casos es precisamente la incapacidad de la familia para controlar tales comportamientos lo que ha motivado el ingreso de esa persona en la institución.

Estos problemas de comportamiento de la persona dependiente suelen manifestarse con alteraciones como las siguientes:

  • Carácter desobediente. Cuando surge este problema la persona dependiente muestra la necesidad de yener el control, por lo que se muestra desafiante respecto alas normas y disconforme con la atención que recibe
  • Rabietas. Pueden implicar respuestas agresivas ante la más mínima señal de frustración o cuando se les contradice.
  • Respuestas agresivas dirigidas hacia sí mismo y hacia los demás.
  • Conciencia moral poco desarrollada. Esta alteración implica que la persona no muestra arrepentimiento ni sentimientos de culpa.
  • Dificultades para desarrollar la confianza mutua y dejarse atender por otras personas.
  • Resistencia al contacto físico. Implica la negación a recibir cualquier tipo de muestra de afecto.

Estas y otras alteraciones pueden aparecer en personas con discapacidad intelectual o con trastornos de conducta. Además, pueden ser consecuencia directa del malestar producido por una enfermedad. En general, estos problemas de comportamiento pueden ser provocados por razones muy diversas. Es más, incluso en la misma persona pueden variar de un momento a otro.

Actitud del técnico en Atención Sociosanitaria

El técnico en atención sociosanitaria puede encontrar dificultades a la hora de desarrollar su labor cuando surgen estas dificultadores, sobre todo cuando se traba de personas que muestran conductas violentas o agresivas.

Es muy importante ser precavidos a la hora de interpretar las posibles causas de esos comportamiento. Del mismo modo, hay que evitar caer en las personalizaciones y en las atribuciones causales. En este sentido, es necesario desarrollar una cierta distancia emocional para no caer en reacciones negativas hacia estas personas y mantener un buen equilibrio emocional.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…