Masaje para aliviar los síntomas de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central que, en última instancia, resulta en el deterioro de dicho sistema debido a la inflamación. Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden afectar significativamente la calidad de vida de los pacientes. La fatiga, el dolor y la espasticidad son los tres principales síntomas perturbadores de las personas con EM.

Esclerosis múltiple

  • La fatiga es el síntoma más frecuente de la esclerosis múltiple. Afecta al 80% de las personas con EM. A menudo esta fatiga es extrema, lo que puede llegar a ser debilitante. La debilidad muscular puede dar lugar a la incapacidad para trabajar, e incluso para caminar. Esta fatiga y debilidad puede hacer que sea difícil de mantener el equilibrio .
  • El dolor también afecta a la mayoría de pacientes con esclerosis múltiple (hasta un 90%), puede afectar negativamente a la calidad de vida y a la capacidad de los pacientes para realizar actividades básicas de la vida diaria.
  • Por último, la espasticidad (músculos tensos y rígidos) se presenta en alrededor del 80% de los pacientes con EM. La espasticidad también afecta a la función diaria, a la movilidad y al equilibrio.

Ante los síntomas de la esclerosis múltiple

Se ha demostrado que el masaje reduce los síntomas de fatiga, dolor y la espasticidad. Se sabe que el masaje reduce la fatiga y el dolor en general, y que ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación de los tejidos del cuerpo y del músculo. La reducción del dolor es, en parte, debida a la reducción del estrés que produce el masaje, puesto que el estrés agrava el dolor. El masaje también reduce el dolor debido a la reducción de la tensión en el tejido muscular y el aumento de la movilidad articular.

El masaje aumenta la circulación de sangre por todo el cuerpo: aumentando la circulación se oxigenan los tejidos musculares. El aumento de la dilatación capilar a través del movimiento suave también aumenta el movimiento del fluido linfático y reduce la hinchazón y la inflamación. Este aumento de la circulación también puede ayudar a reducir las úlceras por presión, que pueden ocurrir como resultado de la fatiga extrema por la falta de movilidad.

El masaje también se ha demostrado que ayuda con la reducción de la espasticidad, relajando el músculo y mejorando el rango de movimiento de los músculos y articulaciones. El masaje también mejora el estado de ánimo, la imagen corporal y proporciona una sensación de bienestar, cuestiones que a menudo escasean en los que sufren de esclerosis múltiple.

Masaje para aliviar los síntomas de la esclerosis múltiple

Precauciones y consideraciones especiales

Si bien el masaje tiene muchos efectos positivos en las personas con esclerosis múltiple, no menos cierto es que hay que tomar ciertas precauciones. Una de ellas es la consideración de la debilidad de estas personas. Debido a que las personas con EM sufren de fatiga extrema, pueden llegar a relajarse tanto después de un masaje que pueden ser incapaces de levantarse.

También hay que tener en cuenta que a menudo puede ser difícil de colocar a la personas con EM cómodamente a causa de su dolor y la espasticidad. Además, sus problemas de movilidad pueden hacer que sea difícil conseguir que se coloque correctamente o que se levante de manera segura.

Por otra parte, el masaje de tejido profundo y la técnica de puntos gatillo en realidad pueden aumentar los síntomas de dolor y fatiga, ya que pueden sobrecargar el sistema nervioso central y temporalmente aumentar la inflamación, empeorando las cosas. Tampoco hay que olvidar que el trabajo de liberación miofascial puede ser demasiado intenso para las personas con esclerosis múltiple.

Autor: Eva R.

Compartir

2 comentarios en “Masaje para aliviar los síntomas de la esclerosis múltiple

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…