Los pellizcos en el quiromasaje
Pellizcos en masaje
Foto: Cedric Clth en Pixabay

Los pellizcos en el quiromasaje

Los pellizcos son un tipo de manipulaciones o maniobras utilizadas en quiromasaje que se realizan cogiendo dos zonas de tejido conjuntivo de la dermis y aproximándolas entre sí hasta hacerlas entrar en contacto para producir un drenaje circulatorio de gran intensidad, que produce una reacción de hiperemia o aumento de flujo sanguíneo.

Es importante tener en cuenta que, si se realizan con demasiada intensidad, los pellizcos, además de ser dolorosos, pueden provocar hematomas. De ahí la importancia de realizarlos con cuidado y control.

Sobre los pellizcos

Los pellizcos tiene, un efecto profundo en los tejidos blandos e incluyen movimientos que implican amasar, apretar, levantar, sacudir, escurrir y enrollar. Esto provoca el movimiento de los fluidos celulares al crear un espacio entre las capas miofasciales y lo que se llama «sustancia fundamental»; esta es una sustancia similar a un gel que se encuentra en los tejidos de todos, y puede crear movimiento entre las capas de la piel y las estructuras subyacentes.

Los diferentes tipos de pellizcos se utilizan para ayudar a liberar los músculos tensos y anudados y los tejidos blandos. También ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y linfático al área, lo que ayuda en el proceso de curación. En general, los pellizcos ayudan a movilizar el tejido adiposo,  facilitan el aumento de la circulación y estimulan el líquido sinovial en las articulaciones.

Tipos de pellizcos

Existen distintos pellizcos en el quiromasaje, que utilizaremos en función del objetivo que deseamos conseguir:

Pellizco simple

El pellizco simple se realiza con los dedos pulgar e índice de cada mano, alternando una y otra,  y trabajando la región que se vaya a tratar de forma rápida, aunque avanzando lentamente. El efecto que busca es provocar una reacción hiperemiante; es decir, provocar un aumento de la irrigación sanguínea.

Pellizco con torsión

Cuando la zona que se está tratar esta pellizca utilizando los pellizcos simples se realizan los pellizcos con torsión. Para ello se realiza giro de la mano hacia el pulgar y, a la vez que se retuerce, se va soltando la masa pellizcada (esto se hace para no producir dolor). Al igual que el pellizco simple, el pellizco con torsión también  busca   provocar una reacción hiperemiante.

Pellizco de oleaje

El movimiento de los pellizcos de oleaje recuerda a una ola del mar avanzando mientras conserva la misma altura hasta el final. Para hacerlo, se coge la masa carnosa, colocando los dedos pulgares en un lado y dejando el resto de los dedos al otro. Se avanza pellizcando la masa. Esta manipulación es muy útil para reducir grasas y, deh hecho, se puede utilizar como parte de un masaje para reducir la celulitis.

El efecto que busca provocar el pellizco con oleaje es despegar el tejido conjuntivo de la piel. Por este motivo puede ser algo doloroso, por lo que es recomendable avisar al cliente antes de comenzar.

Pellizco o amasamiento de aproximación y separación

El pellizco o amasamiento de aproximación y separación  consta de cuatro fases:

  1. Colocación de las manos cercanas una de la otra.
  2. Aproximación arrugando la piel.
  3. Amasamiento o pellizco.
  4. Y separación de las manos a medida que se va estirando y soltando la zona pellizcada.

En cuento cuando a los efectos que provoca, el pellizco o amasamiento de aproximación y separación busca un efecto tanto hiperemiante como de reducción de las grasas acumuladas. Por ello también puede incluirse en los masajes para reducir la celulitis.

Pellizco deslizante

Para realizar el pellizco deslizante se coge con los cinco dedos de la mano una porción de masa muscular o de piel. Los dedos índice, anular y meñique realizan un movimeinto de avance mientras los pulgares se mantienen inmóviles. Así se obtiene un movimiento ondulantes.

El pellizco deslizante está indicado para reducir grasas y deshacer infiltrados celulares.

El picoteo

Además, hay otra manipulación que podría considerarse un tipo de pellizco: el picoteo. Los picoteos son suaves pellizcos que se efectúan sin separar las yemas de los dedos, produciendo un enrojecimiento en la zona tratada.

El picoteo se realiza en zonas muy pequeñas y concretas, como en los laterales de la frente y en las sienes. De lo que se trata es de formar una gran hiperemia, procurando eliminar  las arrugas de la zona.

Los picoteos provocan un importante enrojecimiento y dan lugar a una gran hiperemia. Además, esta maniobra también tiene efectos neurosedantes, por lo que es muy útil en la mayoría de masajes y tratamientos.

Estas técnicas se aprenden en el curso de experto en Quiromasaje que se imparte en CIM Formación, en cualquiera de las sedes, Alicante, Barcelona, Girona, Murcia y Valencia. Si quieres convertirte en profesional, consulta la oferta de cursos y pide información sin compromiso.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario