El masaje de cepillo o masaje en estiramiento

El masaje de cepillo o masaje en estiramiento es una técnica que consiste en aplicar masaje en el tejido muscular mediante la maniobra del cepillado, mientras el músculo se encuentra estirado. Este tipo de técnica puede ser utilizada tanto en atletas, para mejorar su capacidad de elasticidad muscular, como en usuarios comunes que presenten algún tipo de sobrecarga muscular

Para poder aplicar el masaje de cepillo o masaje en estiramiento es importante que el músculo a trabajar nos permita tener al menos una mano libre para poder efectuar un buen
cepillado.

Masaje en estiramiento

Efectos

El traumatólogo y autor de varios libros sobre masaje Jesús Vázquez Gallego, explica que cualquier maniobra de cepillado siguiendo siempre la dirección de las fibras musculares será beneficiosa, ya que estira las fibras musculares y produce aumento de la circulación capilar, regeneración del tejido muscular y estiramiento del músculo en zona determinadas. También provoca la limpieza de las toxinas acumuladas y favorece la relajación del músculo.

Hay que tener en cuenta, explica Vázquez, que debido a una causa mecánica, física o psíquica, los músculos reaccionan con un aumento del tono muscular y un acortamiento de sus fibras. “Las maniobras de amasamientos, vibraciones, bombeos, etc. disminuyen dicho tono, mientras que las maniobras de cepillo aumentan la longitud de las fibras”, explica.

Maniobras

Según el doctor y autor Jordi Sagrera Ferrándiz, las maniobras de cepillado tienen estas características:

  1. Profundidad: como se trata de una fricción de arrastre, se debe realizar con una presión al umbral del dolor. Hay que tener en cuenta que, al estar las fibras musculares estiradas, la sensibilidad del tejido aumenta. Al comenzar el trabajo la presión aplicada será más suave más superficial que al aplicar otras técnicas de masaje profundo, aumentando progresivamente la presión.
  2. Duración: el tiempo de cada secuencia de masaje dura lo mismo que un estiramiento (de 10 a 15 segundos). La suma de secuencias no debe superar 1 minuto. Los protocolos se pueden repetir con intervalos de reposo.
  3. Dirección: si la zona afectada es la zona media o central del músculo, la dirección de la maniobra puede ir en cualquier sentido siempre que siga la orientación de las fibras musculares. Si la zona dolorosa o contracturada está cerca del punto de inserción, la dirección del cepillado será siempre hacia el tendón de origen.
  4. Secuencia: el masaje en estiramiento debe seguir el mismo orden en sus secuencias que un masaje de cadenas musculares.

 

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…