Trastorno afectivo estacional en los gatos
Gatito mira muy triste
Foto: Unsplash

Trastorno afectivo estacional en los gatos

A medida que los días se vuelven más oscuros y cortos, y las temperaturas, también lo hace el estado de ánimo de millones de personas que viven en el hemisferio norte. Pero los seres humanos no son los únicos afectados por lo que los científicos denominan trastorno afectivo estacional. Los gatos, incluso los más felices, activos y enérgicos, pueden sufrir la misma caída dramática de humor.

El trastorno afectivo estacional, también conocido como SAD (triste) por sus siglas en inglés (Seasonal Affective Disorder) es un trastorno que afecta a muchas personas con la llegada del invierno. Se trata de un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de síntomas de depresión.

Algunos expertos creen que los gatos también pueden sufrir de trastorno afectivo estacional cuando sus dueños sufren este trastorno, como reflejo del mismo.

Los signos de la tristeza de los gatitos incluyen un cambio drástico en el apetito, fatiga excesiva, inquietud nocturna, interacciones sociales reducidas y/o pérdida extrema del cabello.

Causas del trastorno afectivo estacional

Aunque no se conocen las causas exactas del trastorno afectivo estacional, lo que parece cierto es que el período reducido de la luz solar durante los meses de invierno contribuye a tres posibles factores causantes de dicho trastorno:

  • Se produce una interrupción del ritmo circadiano (reloj interno), lo que viene acompañado de sentimiento de depresión.
  • La luz solar reducida también contribuye a la disminución de la serotonina, una sustancia química del cerebro que afecta al estado de ánimo.
  • Los niveles de melatonina pueden quedar interrumpidos, afectando al ritmo circadiano y a los patrones de sueño normales.

La melatonina se produce en el cuerpo cuando está oscuro y provoca sensaciones de sueño y relajación. En algunas personas, cuando los niveles de melatonina aumentan demasiado, el resultado es depresión.

La producción de melatonina se apaga cuando la luz natural llega a las retinas, por lo que cuando está oscuro afuera, esos niveles pueden permanecer elevados durante el día. Los niveles de serotonina también están regulados en parte por la luz solar; su producción requiere sol, por lo que menos luz equivale a niveles más bajos de serotonina. La serotonina baja está asociada con la depresión y los antojos de comida reconfortante en los seres humanos.

Cómo afecta a los gatos

Las opiniones sobre cómo afecta el trastorno afectivo estacional a los gatos varían entre los expertos. El Peoples Dispensary for Sick Animals (PDSA) realizó una encuesta en 2007 a dueños de gatos. Desde el PDSA advierten que “de acuerdo con nuestra encuesta, algunos animales muestran síntomas similares de la enfermedad humana, SAD, que incluyen fatiga, depresión y falta de energía.”

Según esta encuesta sobre la actitud de los gatos durante el invierno:

  • El 43% de los animales tienen menos energía
  • El 59% de los animales dormir durante períodos más largos
  • El 47% de los animales exigen más afecto por parte de sus propietarios

Por otra parte, más dueños de gatos que dueños de perros sintieron que sus gatos comían más en los meses de invierno y que era más difícil motivar a sus gatos para hacer ejercicio.

Síntomas del trastorno afectivo estacional en gatos

Aunque los gatos varían en el tipo y grado de los síntomas, cualquiera de los siguientes puede ser evidente:

  • Dormir más durante el día debido a los niveles de energía más bajos.
  • Comer más de lo normal.
  • Mostrar más agresividad que de costumbre.
  • Actuar de forma lenta y deprimida.

Cómo ayudar a un gato con trastorno afectivo estacional

Estos son algunos consejos para actuar cuando un gato dé señales de trastorno afectivo estacional:

  • Activar al gato para que no duerma tanto tiempo.
  • Revisar y controlar la ingesta de alimentos y su calidad.
  • Mantener una temperatura de confort, no excesivamente caliente.
  • Minimizar el estrés del gato en la medida de lo posible.
  • Colocar la  cama del gato en una plataforma junto a una ventana a través de la cual pueda fluir la luz natural. Si el gato pasa mucho tiempo en su cama, es bueno tenerlo en la línea directa de la mayor cantidad de sol disponible.
  • Poner una bombilla de luz de espectro completo y jugar con el gato debajo de ella. Trata de pasar una hora al día bajo la bombilla de espectro completo con tu gato mientras está despierto.
  • Si el gato está entrenado con correa, sácalo a la calle cuando salga el sol.

¿Pueden tomar los gatos suplementos de vitamina D?

Muchas personas toman suplementos de vitamina D durante el invierno para contrarrestar la falta de luz solar. Pero ¿también pueden tomar los gatos un suplemento de vitamina D?

Aunque algunos seres humanos pueden beneficiarse de los suplementos de vitamina D, estos pueden ser tóxicos para las mascotas en grandes cantidades, provocando una enfermedad renal potencialmente mortal y otros problemas. Sin embargo, sí se puede optar por alimentos especiales para gatos enriquecidos con vitamina D. Esto podría levantar un poco el ánimo del gato durante los meses de invierno.

No pierdas de vista que un gato deprimido merece un tratamiento igual que una persona deprimida. Con esto  en mente, puedes ayudar a mitigar los efectos de la depresión estacional  de tu gato y  ayudarlo a estar más feliz durante los largos meses de invierno.

Si te gustan los gatos y quieres especializarte en su atención, puede interesarte el curso de Técnico en felinos que ofrecemos, en el que aprenderás todo lo necesario para cuidar a los felinos.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario