Terapia con láser en animales

La terapia con láser en animales puede tratar y controlar múltiples afecciones, como artritis y lesiones en las articulaciones, heridas en la piel o degeneración nerviosa. Aunque muchos veterinarios han estado usando la terapia con láser durante años, en los últimos años esta terapia se está convirtiendo en una parte esencial de la medicina veterinaria. De hecho, el interés en el láser terapéutico ha crecido mucho y ha estimulado muchos estudios científicos que tratan de explorar sus beneficios.

Terapia láser en perros

Fundamentos del láser

El término “láser” significa amplificación de luz por emisión estimulada de radiación. Un láser terapéutico emite esta radiación en forma de “paquetes” de energía de luz llamados “fotones”. La luz láser se emite como una sola longitud de onda, elegida por su capacidad para penetrar en el tejido hasta la profundidad deseada, así como su capacidad para modular la función celular.

Los fotones de luz láser viajan todos en la misma dirección en un haz con muy poca dispersión o divergencia. Los efectos biológicos del láser en el tejido que se está tratando reciben el nombre de “fotobiomodulación” e incluyen una estimulación del aumento de la actividad dentro de las mitocondrias de las células. La fotobiomodulación proporciona un medio para normalizar la función celular mediante la inhibición o la estimulación de procesos bioquímicos, sin calentar o dañar el tejido.

Otro término que hay que analizar es el referido a la longitud de onda. La longitud de onda influye en la profundidad de la penetración. Las longitudes de onda más largas penetran más profundamente en los tejidos y minimizan la absorción del pelo y el pigmento de la piel de la mascota. Las heridas superficiales y las lesiones en las articulaciones se pueden tratar con longitudes de onda más cortas, mientras que las longitudes de onda más largas son más adecuadas para las lesiones musculares o para tratar órganos dentro de la cavidad abdominal.

Los láseres se separan en clases según su potencia. Los láseres terapéuticos más comúnmente utilizados en medicina veterinaria son los láseres de Clase III (con una entrega de energía de 1 milivatio a 500 milivatios) y los láseres de Clase IV (con una entrega de energía superior a 500 milivatios).

Un láser de menor potencia proporciona menos suministro de energía a los tejidos más profundos, por lo que el tiempo necesario para administrar un tratamiento es más prolongado. Un láser de menor potencia es más adecuado para tratar estructuras superficiales. Un láser con más potencia permite que el tratamiento sea más corto.

Terapia con láser en animales

Beneficios de la terapia con láser en animales

La mayoría de las investigaciones realizadas hasta ahora con láser terapéutico se han realizado en laboratorios que utilizan cultivos celulares, pero estudios publicados recientemente han explorado los efectos del láser terapéutico en animales.

El láser terapéutico puede tratar muchas condiciones diversas, que incluyen dolor, heridas en la piel, lesiones de tendones y ligamentos, edema (hinchazón del tejido), lesiones musculares, osteoartritis, lesión/cirugía del sistema nervioso e incisiones y tejidos postoperatorios.

Se ha demostrado que el láser terapéutico alivia tanto el dolor crónico como el agudo al afectar los nervios implicados. La energía láser aumenta la velocidad de reparación de los tejidos aumentando la circulación local, estimulando el sistema inmunitario y reduciendo la inflamación.

La energía láser también mejora la curación muscular. Al crear un protocolo de tratamiento para el animal con láser terapéutico, el veterinario considerará los efectos del láser en los diversos tejidos para maximizar el resultado. Las longitudes de onda óptimas, las intensidades y las dosis para la terapia con láser en mascotas aún no se han determinado definitivamente, pero esto está cambiando a medida que se publican nuevos estudios y se ofrecen más información basada en casos concretos.

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

4 comentarios en “Terapia con láser en animales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…