Problemas comunes en la piel de los gatos
piel-gatos

Problemas comunes en la piel de los gatos

Cuando un gato tiene algún problema en la piel, este es bastante obvio, porque se ve. Las afecciones de la piel son bastante frecuentes en los gatos. De hecho, los problemas de la piel de los gatos son una indicación de su estado general de salud.

Estos problemas pueden ser el resultado de una amplia gama de causas, desde parásitos externos y alergias hasta cambios estacionales y estrés, o una combinación de estos, que pueden estar afectando la piel del gato. Los problemas de la piel de los gatos son una de las razones más comunes por las que los dueños buscan atención veterinaria.

Los problemas más comunes que pueden sufrir los gatos son dermatitis alérgica, nódulos y llagas, como la llamada úlcera del roedor.

Cuidados para la piel de los gatos

Dermatitis alérgica

La dermatitis alérgica provoca picazón y rascado y es la afección felina más común de la piel. La alergia a las pulgas encabeza la lista de causas de dermatitis alérgica en gatos. Las alergias ambientales y/o a los alimentos también pueden causar este tipo de problema de la piel.

Independientemente de la causa, la dermatitis alérgica se manifiesta con frecuencia como “dermatitis miliar”. Lo que distingue a la dermatitis miliar es una erupción roja y costrosa alrededor de la cabeza, el cuello y la espalda, acompañada de una picazón intensa. En cualquier caso, es importante conocer la causa subyacente para tratarse junto con los síntomas.

Nódulos

Los nódulos, masas o hinchazones de la piel representan una parte importante de los problemas cutáneos que sufren los gatos. Estos nódulos deben tomarse en serio. De hecho, a menudo deben diagnosticarse con pruebas especiales, como biopsias.

Muchas hinchazones de la piel en los gatos son causadas por abscesos. Con frecuencia, un área hinchada no es más que una gran bolsa de pus debajo de la piel causada por una picadura o arañazo y, muy frecuentemente, mordiscos durante alguna pelea. En estos casos, el gato puede tener fiebre alta y sentirse mal. A diferencia de los tumores, estas hinchazones son dolorosas y necesitan ser tratadas por el veterinario mediante procedimientos quirúrgicos y con antibioterapia.

Úlceras del roedor y otras llagas

Otro problema común de la piel en gatos implica lesiones rojas en la cara o el área de la ingle. Si el labio superior está involucrado y hay hinchazón, podría tratarse de una afección llamada “úlceras de roedor” o granuloma eosinofílico. A pesar del nombre, no es causado por roedores, sino que es una manifestación de una enfermedad alérgica de la piel.

Las causas más comunes, además de las alergias, pueden ser las infecciones por hongos, como la tiña, así como las enfermedades autoinmunes o incluso el cáncer.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos