Lesiones oculares en perros: Síntomas y tratamiento
lesiones-oculares-perros

Lesiones oculares en perros: Síntomas y tratamiento

Las lesiones oculares son relativamente comunes en los perros y varían en gravedad. Sin embargo, incluso la lesión más pequeña en el ojo, como un pequeño rasguño, puede convertirse en una herida infectada y pérdida de visión.

Es por ello que en la mayoría de los casos, como resultado de algún tipo de trauma, las lesiones oculares en perros generalmente requieren atención veterinaria inmediata. Las lesiones oculares a veces son incluso emergencias.

Lesiones oculares en perros

Existen muchas causas de lesiones oculares en perros, pero las más comunes se deben a enfrentamientos con otros animales, luchando o jugando (comúnmente gatos), vegetación (al correr entre la maleza o cavando), proyectiles peligrosos (como fuegos artificiales) o montar en un automóvil con la cabeza fuera de la ventana, entre otras.

Síntomas de lesión ocular

Algunos signos oculares significan que simplemente hay un problema con el ojo, pero no necesariamente una lesión. Hay muchas enfermedades oculares diferentes que pueden afectar a los perros.

Los signos pueden estar presentes en uno o ambos ojos. Los más comunes incluyen los siguientes:

  • Entrecerrar los ojos o espasmos del párpado
  • Incapacidad para abrir el ojo
  • Frotamiento del ojo
  • Desgarro excesivo
  • Parpadeo rápido
  • Descarga amarilla o verdosa
  • Aspecto inyectado en sangre o rojo en la parte blanca del ojo
  • Enrojecimiento de las membranas mucosas alrededor del ojo
  • Nubosidad o cambios de color en el ojo
  • Sensibilidad a la luz
  • Dilatación prolongada de la pupila, constricción u otra apariencia anormal de la pupila
  • Aspecto asimétrico de los ojos
  • Hinchazón del ojo
  • Apariencia hundida del ojo
  • Sangrado del área de los ojos

Tratamiento de las lesiones oculares de los perros

Es importante acudir al veterinario si se observan estos síntomas. Los problemas oculares a veces pueden ser mucho peores de lo que parecen. También pueden progresar muy rápidamente y, a menudo, son bastante dolorosos. Ante una emergencia, llama por teléfono a un servicio de urgencias veterinarias.

No intentes tratar el ojo de tu perro en casa a menos que lo indique un profesional veterinario. Si necesitas administrar primeros auxilios a tu perro, probablemente tengas que enjuagar el ojo o aplicar una compresa fría en el mismo.

Solo haz esto si el veterinario lo aconseja. Ten en cuanta que el perro probablemente experimente dolor, por lo que es muy importante ser amable al hacer cualquier cosa alrededor de los ojos. Usa siempre solución estéril para lavado ocular con solución salina para enjuagar el ojo de un perro.

No uses soluciones para lentes de contacto ni nada que contenga medicamentos. Una vez que acudas al veterinario, este te dirá que tienes que hacer una vez que haya examinado y curado al perro.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos