Cómo tratar el estreñimiento en los perros
estreñimiento en los perros|estreñimiento en los perros

Cómo tratar el estreñimiento en los perros

Aunque el estreñimiento en los perros no es muy común, generalmente es un problema de salud menor que puede tratarse con bastante facilidad. Además, detectar este problema es sencillo, lo que favorece una intervención rápida.

Tener que recoger y/o limpiar la evacuaciones del perro hace que sus dueños estén al tanto de qué tal están en este sentido. Por lo tanto, es bastante sencillo percatarse de cuándo un perro está estreñido.

estreñimiento en los perros

Cómo saber si un perro padece estreñimiento

Un síntoma de estreñimiento en los perros lo encontramos cuando el animal hace esfuerzos para defecar y la materia fecal que expulsa es dura y seca. Además, cuando un perro está estreñido, su apetito puede disminuir e incluso puede comenzar a vomitar. Por otra parte, una disminución en la regularidad de las deposiciones del perro podría ser una señal de que se está empezando a estreñir.

En principio esto no es un problema grave, pero se puede complicar. Si observas uno o más de los siguientes signos en tu perro deberías acudir al veterinario:

  • Dos o más días sin defecar.
  • Dificultad para orinar, esforzarse por orinar o incapacidad para orinar.
  • Dolor o angustia, especialmente cuando intenta defecar, colocarse en una postura encorvada para ello, etc.
  • Sangre en las heces o sangre sin heces.
  • Cualquier signo de enfermedad que empeore, como vómitos, letargo, falta de apetito, etc.

¿Qué causa el estreñimiento en los perros?

Hay muchas causas diferentes que pueden causar que un perro se estriña. La más común es la deshidratación. Comer algo inapropiado o sufrir una obstrucción provocada por un cuerpo extraño (hierba, pelo, piedras, tela, piezas de juguetes, etc.) también puede provocar estreñimiento. Otras causas pueden ser las siguientes:

  • Obstrucción debido a un crecimiento anormal del tejido (tumor, pólipo, malformación congénita).
  • Trastorno de motilidad gastrointestinal.
  • Próstata agrandada.
  • Efectos secundarios de los medicamentos.
  • Pelo enmarañado que cubre el ano.
  • Problema ortopédico o neurológico.
  • Estilo de vida extremadamente sedentario.

Cómo tratar el estreñimiento en perros

En algunos casos, el estreñimiento se resuelve sin que se averigüe qué lo provocó. Es importante acudir al veterinario si se observa un estreñimiento acusado. Sin embargo, si se observa estreñimiento leve en el perro, primero se pueden intentar algunas cosas en casa para aliviarlo.

Una cosa importante que hay que tener en cuenta es asegurarse que el perro no haya tenido una diarrea previa. La urgencia de continuar defecando es común después de que los perros tengan diarrea. Los métodos caseros solo empeorarán las cosas en caso de diarrea.

Un sencillo cambio puede ayudar al perro a comenzar a defecar normalmente en caso de estreñimiento leve: hidratación. Darle más agua y darle alimentos enlatadas (no secos) puede mejorar el estreñimiento del perro. También se puede hidratar la comida seca y añadir algunos vegetales. A través de la alimentación el perro también puede conseguir otras ayudas, bien en forma de alimentos o suplementos ricos en fibra y aceite (para lubricar).

Otra cosa que se puede hacer es procurar movimiento al perro. A veces, lo único que necesita el perro para mover los intestinos de su perro es estar activo. La actividad regular es una excelente manera de prevenir el estreñimiento en perros.

En cualquier caso, si el perro no mejora o empeora en 24 horas es conveniente llevarlo al veterinario. Y si desarrolla diarrea o cualquier otro problema tras conseguir defecar, también.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario