Bartolo, nuestro apadrinado en silla de ruedas

Barto es nuestro nuevo ahijado, dentro del programa de apadrinamiento que iniciamos hace ya más de dos años.

La particularidad de Barto es que se trata de un cordero paralítico, que se desplaza con una silla de ruedas adaptada. Su historia es triste, porque nació enfermo en una granja y el ganadero decidió deshacerse él.

Un vecino de la granja supo del destino de este cordero y decidió llamar al refugio Santuario Compasión Animal. Con solo dos semanas de vida, no podía mover sus extremidades traseras, se pasaba el día tumbado. Sus patas delanteras estaban rígidas, por lo que necesitaba urgentemente rehabilitación y tratamiento.

Con ayuda de especialistas veterinarios, el refugio inició la recuperación de Barto. Y gracias a la colaboración de mucha gente pudieron comprarle una silla.

Hoy ya ha pasado más de un año y Bartolo se ha convertido en un cordero adulto, que hace vida normal gracias a su silla de ruedas y a las atenciones que recibe en el refugio y por parte de sus seguidores.

Sobre Santuario Compasión Animal

Es un refugio que ofrece hogar y cariño a animales rescatados de la industria alimenticia y otras formas de abuso. Su misión es “proporcionar una vida digna a los animales de granja que no tienen cabida en la mayoría de refugios”.

Es un proyecto que también tiene como finalidad promover los derechos animales, inspirando un cambio en la sociedad a través de la historia de los animales refugiados.

El refugio cuenta con un gran terreno en el que conviven cerdos, vacas, caballos, ovejas y cabras, entre otros. Todos son animales que fueron descartados por estar enfermos.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…