El papel que juegan las capas de la piel en nuestra salud
funciones-de-las-capas-de-la-piel|capas-de-la-piel

El papel que juegan las capas de la piel en nuestra salud

La piel es el órgano más grande de todo el cuerpo, y también uno de los más complicados. La piel, además de estar en cambio constante, también contiene muchas estructuras y células especializadas. El cuidado de la piel es mucho más que una cuestión estética. De la salud de la piel depende en gran medida la salud de todo el cuerpo. Es más, el cuidado de la piel empieza por dentro.

La función principal de la piel es servir como una barrera protectora que interactúa con un entorno a veces hostil. También ayuda a regular la temperatura corporal, reúne la información sensorial del entorno que lo rodea y desempeña un papel activo en el sistema inmune para proteger el cuerpo contra las enfermedades.

Funciones de las capas de la piel

Entender cómo funciona la piel comienza con una comprensión de la estructura de las tres capas de la piel: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo.

La epidermis

La epidermis es la capa más externa de las tres capas de la piel. Su espesor depende de dónde se encuentre en el cuerpo. En los párpados, por ejemplo, la epidermis solo tiene medio milímetro de espesor, mientras que en las palmas de las manos y en plantas de los pies es más gruesa (1,5 milímetros).

La epidermis, a su vez, tiene cinco capas:

  1. Estrato basal: esta es la capa inferior, también conocido como la capa de células basales. Tiene células basales en forma de columna que se dividen y empujan las células más viejas hacia la superficie de la piel. A medida que las células se mueven a través de la piel, estas se aplanan y eventualmente mueren y se desprenden.
  2. Stratum spinosum: esta capa, que también se conoce como la capa de células escamosas, es la capa más gruesa de la epidermis. Contiene queratinocitos recién formados, que están fortaleciendo las proteínas. También contiene las células de Langerhans que ayudan a prevenir las infecciones.
  3. Estrato granuloso: esta capa contiene más queratinocitos que se desplazan hacia la superficie.
  4. Estrato lúcido: esta capa no existe más que en las palmas de las manos y plantas de los pies.
  5. Stratum corneum: esta es la capa más externa o la parte superior de la epidermis. Está hecha de queratinocitos muertos y planos que se desprenden aproximadamente cada dos semanas.

Esquema de las capas de la piel

Además, la epidermis contiene tres células especializadas:

  1. Los melanocitos, que producen el pigmento (melanina).
  2. Las células de Langerhans, que actúan como la primera línea de defensa en el sistema inmunológico de la piel.
  3. Las células de Merkel, cuya función todavía no se entiende completamente y es objeto de controversias. La opinión más generalizada es que se trata células mecanoreceptoras, ya que poseen unas microvellosidades que responden a la distorsión mecánica produciendo la liberación de neurotransmisores por parte de la célula.

La dermis

La dermis es la capa media de las tres capas de la piel. Se encuentra ubicada entre la epidermis y el tejido subcutáneo. Contiene tejido conectivo, capilares sanguíneos, glándulas sebáceas, glándulas sudoríparas, terminaciones nerviosas y folículos pilosos.

La dermis se divide en dos partes:

  • la dermis papilar, que es la capa delgada, superior
  • la dermis reticular, que es la capa de espesor, inferior.

El espesor de la dermis varía en función de su ubicación en el cuerpo. En los párpados es de 0,6 milímetros de espesor. En las palmas de las manos y las plantas de los pies es de 3 milímetros de espesor.

La dermis contiene tres tipos de tejidos que están presentes en todo tipo de piel:

  1. Colágeno
  2. Tejido elástico
  3. Fibras reticulares

Además, la dermis contiene varias células y estructuras especializadas:

  1. Folículos pilosos
  2. Glándulas sebáceas
  3. Glándulas apocrinas y endocrinas
  4. Vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas
  5. Corpúsculos de Meissner
  6. Corpúsculos lamelares (que transmiten las sensaciones del tacto y la presión)

El tejido subcutáneo

El tejido subcutáneo es la capa más profunda y más interior de las tres capas de la piel. Se compone sobre todo de grasa, tejido conectivo y de vasos sanguíneos y nervios más grandes. El grosor de esta capa varía dependiendo de donde esté situada la piel, siendo más fina en la cara que en el resto del cuerpo. Concretamente, el tejido subcutáneo suele ser más grueso en las nalgas, las plantas de los pies y las palmas de las manos.

El tejido subcutáneo es un componente vital del cuerpo para la regulación de la temperatura. También actúa como un colchón frente a golpes, protegiendo el interior, amortiguando el golpe haciendo que la lesión sea menos dolorosa.

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Comentanos

Añadir comentario
    • Hola Alejandra, Los queratinocitos son las células predominantes (80%-90%) de la epidermis, la capa más superficial de la piel. Contienen una proteína muy dura que se llama queratina, la cual estimula el crecimiento de células epiteliales en la piel y de las que revisten la superficie de la boca, el estómago y los intestinos.