Soluciones de estética para terminar con el acné
Chico con acné en la cara
Foto: Soupstock en Alamy

Soluciones de estética para terminar con el acné

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a un número significativo de personas, especialmente a jóvenes durante la adolescencia. Se caracteriza por la presencia de granos que pueden estar en la cara, el cuello, el pecho, la espalda, los brazos y los hombros.

Estos granos pueden estar inflamados o no. El acné inflamatorio es lo que normalmente nos viene a la mente cuando pensamos en el acné. Las personas con acné inflamatorio pueden tener pápulas, pústulas e incluso nódulos y quistes. En cualquier caso, el acné puede ser de diferente gravedad, de muy leve a muy grave.

A pesar de que no se sabe exactamente por qué algunas personas padecen acné, mientras que otros no, ni de por qué en unos casos es más grave que en otros, sí que hay varias cuestiones que se conocen que nos pueden ayudar a entender cómo se desarrolla y qué se puede hacer al respecto.

¿Qué es el acné?

El acné como tal comienza cuando las secreciones grasosas de las glándulas sebáceas de la piel (glándulas sebáceas) tapan las pequeñas aberturas de los folículos pilosos (poros tapados). Si las aberturas son grandes, las obstrucciones toman la forma de puntos negros: pequeñas manchas planas con centros oscuros. Si las aberturas permanecen pequeñas, las obstrucciones toman la forma de puntos blancos: pequeñas protuberancias de color carne.

Ambos tipos de poros tapados pueden convertirse en inflamaciones o espinillas hinchadas y sensibles o en nódulos o bultos más profundos. Los nódulos asociados con casos graves de acné (acné quístico) son hinchazones firmes debajo de la superficie de la piel que se inflaman, se vuelven sensibles y, a veces, se infectan.

Aunque el acné sigue siendo en gran parte una maldición de la adolescencia, aproximadamente el 20% de todos los casos ocurren en adultos. El acné comúnmente comienza durante la pubertad entre las edades de 10 y 13 y tiende a empeorar en personas con piel grasa. El acné adolescente suele durar de cinco a 10 años, y normalmente desaparece durante los primeros 20 años. Ocurre en ambos sexos, aunque los chicos adolescentes tienden a tener los casos más graves. Las mujeres son más propensas que los hombres a tener formas leves a moderadas en los 30 años y más.

Las lesiones de acné son más comunes en la cara, pero también pueden ocurrir en el cuello, el pecho, la espalda, los hombros y la parte superior de los brazos.

Contrariamente a la creencia popular, el acné no es causado por una dieta dañina, una mala higiene o un deseo sexual incontrolado. La simple verdad es que la herencia y las hormonas están detrás de la mayoría de las formas de acné. Dejar el chocolate o frotarse la cara 10 veces al día no cambiará su predisposición a este problema cutáneo desagradable, a veces doloroso.

Factores que influyen en el desarrollo del acné

El acné es causado por tres factores principales, que poco tienen que ver con mitos tan conocidos como el comer chocolote. En realidad, no existe una causa exacta. Más bien, es el resultado de la interacción de muchos factores.

Por ejemplo, se sabe que las personas con acné tienden a tener glándulas sebáceas hiperactivas. Además, la piel propensa al acné no elimina bien por sí misma las células muertas de la piel con la misma eficacia que el resto de pieles.

La piel con tendencia acneica también tiene una mayor cantidad de propionibacteria acnes, una bacteria que está presente en la piel de la mayoría de las personas que se alimenta de los ácidos grasos del sebo secretado por los poros desde las glándulas sebáceas.

Otros factores que contribuyen al desarrollo del acné incluyen cosméticos oleosos o de tipo comedogénico (que obstruyen los poros), así como ciertos medicamentos como los esteroides y los estrógenos, entre otros. El acné también tiene un componente genético.

Causas comunes

Todos los brotes comienzan con los poros bloqueados. Todos los problemas del acné se forman cuando las células muertas de la piel quedan atrapadas dentro del folículo piloso, creando un tapón dentro del poro. Este cúmulo de células muertas junto con la grasa de la piel se llama un comedón, el cual puede infectarse y dar lugar a complicaciones en la piel.

Además, aunque puede desarrollarse a cualquier edad, hay momentos clave de mayor riesgo, especialmente con los cambios hormonales. Las hormonas ayudan al desarrollo del acné. Hay una razón por la cual se desarrolla más frecuentemente durante la pubertad, y es que todas las hormonas están en pleno apogeo.

Durante la pubertad, hay un aumento de las hormonas andrógenas en el cuerpo. Las hormonas andrógenas, específicamente la testosterona, influyen significativamente en el desarrollo su desarrollo. También estimulan las glándulas sebáceas, creando una tez más grasa y también más propensa a brotes de acné.

Además de la pubertad, las mujeres pueden ver fluctuaciones hormonales considerables durante la menstruación, el embarazo, la menopausia y la perimenopausia. Durante estas fases de la vida, es más probable que se desarrolle el acné.

Signos y síntomas del acné

Cuando se tiene acné se pueden desarrollar diferentes tipos de signos, o cuna combinación de ellos, que incluyen espinillas (o poros tapados cerrados o poros abiertos tapados), pequeñas protuberancias rojas y sensibles (pápulas),  granos (pústulas, que son pápulas con pus en sus puntas) nódulos y quistes.

Estos signos pueden ser de diversa gravedad y, algunos, pueden llegar a resultar muy dolorosos. De hecho, existen medicamentos para aliviar el dolor de algunos de los signos del acné. También hay medicamentos preparados para eliminar algunos de estos signos.

El acné puede provocar complicaciones.

Acné excoriado

El acné excoriado es una complicación que se produce al pellizcar o rascar las lesiones del acné hasta el punto de dañar la piel. Este problema puede ser parte del trastorno de tipo obsesivo/ compulsiva.  Apretar o pellizcarse constantemente la piel provoca protuberancias rojas, llagas rojas abiertas, rasguños, costras y costras. Esto puede progresar a un nódulo o quiste.

Hiperpigmentación post-inflamatoria

La hiperpigmentación post-inflamatoria se refiere a las manchas oscuras y descoloridas que quedan después de que se ha curado una imperfección del acné. Es un problema muy común. La buena noticia es que no es una verdadera cicatriz y, en la mayoría de los casos, desaparece con el tiempo.

Cicatrices

Los brotes de acné inflamados  pueden causar cicatrices deprimidas o con hoyos, o cicatrices de picahielo (impresiones largas y estrechas en la piel). Las imperfecciones del acné también pueden dejar cicatrices hipertróficas o elevadas.

Métodos naturales contra el acné

El acné se suele tratar a través de medicamentos dermatológicos con receta y sin receta médica. La mayoría que se encuentran en el grupo de medicamentos con receta suelen ser tratamientos fuertes que con el tiempo se acompañan de efectos secundarios a tener en cuenta.

Existen tratamientos o remedios naturales para tratar el acné que son menos dañinos que cualquier medicamento que se encuentre en la farmacia.

  1. Un remedio muy eficaz es lavarse el rostro todas las mañanas con agua templada más un poco de sal. Utilizar agua salada a una temperatura templada nos ayuda a no resecar la piel en exceso y a controlar la infección.
  2. Si tienes la planta de aloe vera en casa, tienes un tesoro. Aplicar el gel de aloe vera en el rostro todos los días como un hidratante, sirve de  gran ayuda para curar esos granitos y que no dejen cicatrices en la piel.
  3. Una mascarilla muy eficaz y un potente antibacteriano es la mezcla de miel (3 cucharadas) junto con una cucharada de canela. Mezclaremos ambos ingredientes y lo extenderemos en el rostro por unos 30 minutos. Luego lo retiraremos con agua tibia. Este tipo de mascarilla se puede utilizar dos veces a la semana.
  4. El aceite de árbol de té es el remedio más indicado para secar las espinillas o granitos que van saliendo en el rostro. Hay que utilizar solo unas gotitas con ayuda de un algodón.

Vinagre de manzana

Los tratamientos a base de vinagre de manzana son un método eficaz y natural para luchar contra el acné debido a que el vinagre de manzana es un excelente astringente y desinfectante. Es conocido por su acción antibacteriana y anti-inflamatoria y por ayudar a mantener el equilibrio del pH de la piel. Sin embargo, es necesario resaltar que para ser utilizado en la piel, el vinagre de manzana debe estar crudo, sin filtrar ni pasteurizar y, además, hay que usarlo diluido en agua para evitar irritaciones en la piel.

A continuación veremos algunas formas de tratar y prevenir el acné usando vinagre de manzana:

  • Vinagre de manzana y agua: Diluye agua y vinagre de manzana al 50 por ciento. Con un paño de algodón aplica la mezcla sobre la piel, especialmente en las zonas afectadas. Haz esto varias veces por semana.
  • Diluye una parte de vinagre de manzana con un poco de miel en un recipiente lleno de agua y mezcla bien. Con un algodón aplica esta mezcla sobre las zonas afectadas con la piel limpia. Deja actuar durante unos minutos y lava con agua tibia. Esta mezcla ayuda a reducir el enrojecimiento y el dolor causado por los granos.
  • Mascarilla de vinagre de manzana bicarbonato sódicoEl bicarbonato sódico junto con el vinagre de manzana ayuda a limpiar la piel en profundidad. Mezcla un poco de bicarbonato sódico con unas gotas de vinagre de manzana, lo justo para hacer una pasta. Aplica la mezcla sobre la piel y deja actuar durante 5-10 minutos y aclara con agua fría.

Cómo eliminar marcas y cicatrices

Las manchas que persisten después de que un grano ha sanado son causadas por una inflamación que ha interrumpido el proceso de curación natural de la piel. Cuando la piel se abre (como cuando se abre una espinilla) y luego se vuelve a unir, puede obtener una pigmentación, textura y tono anormales que se ven diferentes al resto de la piel. A veces, los vasos sanguíneos rotos que quedan después de la pérdida de la lesión del acné puede resultar en una marca.

Como es bastante difícil determinar qué causa que una persona cicatrice mejor que otra, la mejor manera de evitar las cicatrices es tratar el acné con una buena rutina de cuidado de la piel. Esto implica no apretar las espinillas, ni pinchar o estrujar los granos.

Otras veces una mancha particularmente agresiva termina dejando un marca permanente. Las cicatrices de acné se producen cuando el tejido normal de la piel se destruye y se reemplaza con tejido fibroso. Se puede considerar una lesión de acné como una herida. Cuando el daño causado por el acné es grave, el cuerpo puede responder creando demasiado tejido o muy poco tejido.

producción de demasiado tejido forma una cicatriz queloide o hipertrófica, y muy poco tejido conduce a una depresión en la piel, o cicatriz atrófica. Cuanto más profunda y más inflamada es la lesión del acné, o más se extrae o se exprime, más probable es que cicatrice de alguna de estas formas.

Cómo tratar las marcas oscuras del acné

La decoloración de las marcas oscuras generalmente desaparecerá con el tiempo. Estas marcas  tienden a tardar entre tres y seis meses en desaparecer por sí solas. No obstante,  hay varias opciones de tratamiento para ayudar a acelerar el proceso.

Una es la aplicación de protector solar. La exposición al sol durante un brote activo puede ocasionar el oscurecimiento de las lesiones inflamatorias, prolongando su apariencia en la piel y haciéndolas más difíciles de desaparece con el tiempo. El protector solar ayuda a frenar este proceso.

También se puede aplicar suero tópico de vitamina C, que bloquea la producción anormal de pigmentos y pueden aclarar las manchas que ya se han desarrollado. S pueden aplicar antes del protector. Estos sueros también pueden ayudar a construir colágeno y promover la curación.

Otra opción es la aplicación de retinoides, que funcionan aumentando continuamente la rotación celular, lo que a su vez ayuda a atenuar la hiperpigmentación. Como los retinoides hacen que la piel sea más sensible al sol, es mejor aplicarlo por la noche, antes de irse a la cama.

Otra tratamiento interesante son las exfoliaciones químicas. Una exfoliación química es un tratamiento que utiliza la aplicación de soluciones suaves para el refinamiento y la regeneración de la piel. Los productos que contienen ácido glicólico promueven la renovación celular, que es el proceso por el cual se forman nuevas células de la piel y ayudan a igualar el tono de la pie

Cómo tratar las cicatrices del acné

Los tratamientos para las cicatrices del acné los deber realizar un especialista, ya que requieren procedimientos más intensos. Estos tratamiento van desde inyecciones de esteoridos hasta rellenos dérmicos, pasando por tratamientos láser y excisiones.

La vacuna contra el acné

Un nuevo estudio informa los importantes pasos que se han tomado para el desarrollo de una vacuna contra el acné. Los investigadores demostraron por primera vez que los anticuerpos contra una toxina secretada por bacterias en el acné vulgar pueden reducir la inflamación en las lesiones del acné humano. El estudio fue publicado en el Journal of Investigative Dermatology a finales de agosto de 2018.

Dicen los investigadores que, una vez que se haya validado por un ensayo clínico a gran escala, el impacto potencial de estos hallazgos será enorme para los cientos de millones de personas que sufren de acné. Dicen que las opciones de tratamiento actuales a menudo no son efectivas o tolerables para la mayoría de adolescentes y adultos que padecen esta afección inflamatoria cutánea. “Se necesitan terapias nuevas, seguras y eficientes”, afirman.

Esta vacuna sería la primera en atacar a las bacterias que ya están en la piel humana, en lugar de los patógenos invasores. Después de demostrar por primera vez que el factor Christie-Atkins-Munch-Peterson (CAMP), una toxina secretada por la bacteria Propionibacterium acnes (P. acnes), puede inducir respuestas inflamatorias, los investigadores exploraron en ratones y ex vivo en células de la piel humana si podían inhibe la inflamación empleando anticuerpos para neutralizar este factor de virulencia.

Sus hallazgos muestran que la aplicación de anticuerpos monoclonales al factor CAMP 2 efectivamente disminuyó la respuesta inflamatoria.

Ver todos los artículos de Estética y Belleza

Deja un comentario