Mascotas estresadas: síntomas y soluciones
mascotas-estresadas-gato-debajo-de-la-cama|mascotas-estresadas-perro-asustado

Mascotas estresadas: síntomas y soluciones

El estrés puede afectar a los animales domésticos por muy diversas y diferentes razones: cambios en cómo se hacen las cosas en casa, la llegada de un nuevo miembro a la familia (humano o animal), la visita al veterinario o a la peluquería canina, un viaje o ruidos fuertes pueden dar lugar a niveles elevados de estrés en nuestra mascota.

Sin embargo, que se produzcan estas situaciones no implica necesariamente que nuestra mascota esté estresada. Entonces, ¿cómo saber si todo eso les afecta y si están nuestras mascotas estresadas? Es más, ¿qué hacer al respecto?

Mascotas estresadas: gato bajo la cama

Signos que delatan a una mascota estresada

Si tienes un perro o un gato como animal de compañía, los siguientes síntomas te ayudarán a descubrir cuándo puede estar estresado:

  • Se lame los labios, bosteza, jadea.
  • Si es un perro, echa las orejas hacia atrás.
  • Si es un gato, se auto-asea de forma excesiva.
  • Vocalización excesiva.
  • Comportamiento temeroso (la cola entre las piernas en los perros, la pérdida de control de la vejiga en los gatos, trata de escapar o se queda paralizado)
  • Comportamiento inusual, incluyendo destructividad, agresión, accidentes en la casa o evitar a su dueño y otros animales
  • Pérdida de apetito o alteración del apetito
  • Pérdida de pelo

Mascotas estresadas: perro asustado

Qué hacer con las mascotas estresadas

No se trata de entender por qué tu mascota está estresada. Que lo entiendas o no, no va a cambiar el hecho de que tu perro o tu gato lo esté pasando mal. Es su naturaleza y, por el bien de todos, es necesario ayudarle. Para ello te será de ayuda contactar con un educador canino profesional y seguir los siguientes consejos:

  • Mantener la rutina y reglas habituales para que los perros sepan qué se espera de ellos y cuándo. Esto ayudará a mantener la normalidad, especialmente cuando hay grandes cambios en casa.
  • Prevenir situaciones de estrés cuando sea posible.
  • Pasar más tiempo con el animal y asegurarse de que el animal tiene modos de entretenimiento cuando se queda solo.
  • Con los perros, dar paseos y hacer ejercicio regular, incluyendo el juego.
  • En situaciones inevitables, probar un producto calmante o remedio especial para mascotas (consultar con el veterinario).

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario