Las esponjas marinas son animales y otras curiosidades
Esponjas de mar
Foto: Nico Smit en Unsplash

Las esponjas marinas son animales y otras curiosidades

¿Sabías que existen unas 9000 especies de esponjas en el mundo y que la mayoría vive en el medio marino, aunque también hay esponjas de agua dulce?

Las esponjas o poríferos son animales invertebrados acuáticos pertenecientes al subreino Parazoa. Mayoritariamente son marinos, sésiles (es decir, sin órgano que sirva de pie o soporte) y carecen de auténticos tejidos.

Curiosidades de las esponjas

Las esponjas son animales multicelulares relativamente simples. No tienen tejidos u órganos como otros animales, pero han especializado las células para realizar las funciones básicas. Estas células tienen cada una su función, como la digestión, la reproducción, filtrar la alimentación o deshacerse de los desechos.

El esqueleto de una esponja se forma a partir espículas (que están hechas de sílice o carbonato de calcio) y espongina, una proteína que es compatible con las espículas.

Las esponjas cuentan con un desarrollado sistema acuífero de poros, canales y cámaras que genera corrientes de agua provocados por el movimiento de unas células flageladas llamados coanocitos.

¿Por qué las esponjas se consideran animales?

Las esponjas se consideraron plantas hasta que en 1765 se descubrió la existencia de corrientes internas de agua. Fue entonces cuando las esponjas fueron reconocidas como animales y se explicó que su digestión es intracelular.

La mayoría de las esponjas se alimentan de bacterias y materia orgánica mediante la filtración del agua. También hay algunas especies de esponjas carnívoras que se alimentan mediante el uso de sus espículas para capturar presas, como pequeños crustáceos .

Las esponjas se reproducen tanto sexual como asexualmente. La reproducción sexual se produce por la producción de huevos y esperma. En algunas especies son de un mismo espécimen, mientras que  en otros individuos separados producen óvulos y espermatozoides. La fertilización ocurre cuando los gametos son presentados por las corrientes de agua. Cuando se encuentran se forma una larva que se instala sobre un sustrato al que se une por el resto de su vida.

La reproducción asexual se produce por injerto. Esto ocurre cuando una parte de una esponja se rompe o una de sus puntas se estrecha. Después esta pequeña pieza se convierte en una nueva esponja. También pueden reproducirse asexualmente mediante la producción de paquetes de células llamadas gémulas.

La mayoría de las especies de esponjas son hemafroditas, lo que significa que pueden actuar como género masculino o femenino. Tras la fertilización, los huevos se convierten en larvas, que disfrutan de cierta libertad en el agua hasta que sufren una metamorfosis y se acoplan al sustrato.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario

Añadir comentario