Acuarofilia, mucho más que un entretenimiento
Pecera con peces dentro
Foto: Pixabay

Acuarofilia, mucho más que un entretenimiento

Para muchos, tener un acuario es un hermoso pasatiempo. Pero para los que practican la acuariofilia, los acuarios son mucho más que un hobbie: es una ciencia.

El investigador Alberto Maceda Veiga, primer autor de un estudio publicado en la revista Fish and Fisheries, dice: «Quien tiene peces como mascota no es un acuariófilo. Quien se preocupa por la biología y la ecología de los peces y crea un ecosistema donde solo son una parte de los organismos que viven en el acuario, sí lo es».

El estudio, que rompe tópicos sobre el mundo de la cría de los peces de agua dulce, destaca la importante labor de los acuaristas serios para estudiar y conservar la biodiversidad de los ecosistemas acuáticos.

Así mismo, resalta que el pasatiempo del acuario tiene aspectos positivos, pero también negativos para la conservación de peces de agua dulce. El impacto más dañino del comercio de acuarios en los ecosistemas es la sobreexplotación. En consecuencia, muchos conservacionistas y académicos tienen la percepción de que los aficionados a los acuarios son, por lo general, perjudiciales para la conservación de las especies.

Responsabilidad y acuariofilia

Tradicionalmente, la afición a los acuarios (acuariofilia) se ha visto como una afición que no beneficia a la conservación de la fauna acuática. Pero el estudio de Maceda destaca el papel positivo de los acuaristas responsables y comprometidos con el mundo de la conservación biológica.

En este sentido, Maceda dice que «el mantenimiento de animales en cautividad siempre genera polémica». Y añade, «sin embargo, como sociedad habría que plantearse la pregunta de que si aceptamos un perro como mascota, por qué no podemos hacerlo con otros animales como los peces. La acuariofilia es mucho más que el mantenimiento de peces como ornamento, porque, en mi opinión, ningún animal es un ornamento. Son estas ideas, además del desconocimiento de la labor desarrollada por acuariófilos serios de todo el mundo, las que llevan a pensar que la acuariofilia es incompatible con la conservación».

Los autores del estudio destacan que la práctica de la acuariofilia no solo contribuye a ampliar el conocimiento biológico sobre especies muy desconocidas por la comunidad científica, sino que también potencia la colaboración con científicos en la localización y descripción de especies nuevas para la ciencia y facilita la asistencia técnica en el mantenimiento de peces salvajes en centros de investigación. Además, la acuariofilia promueve la financiación de programas de conservación in situ y ex situ de especies amenazadas.

Beneficios de la acuariofilia

La acuariofilia tiene muchos beneficios, además de los que ya hemos comentado. Prácticamente cualquier acuario, grande o pequeño, puede ofrecer beneficios potenciales para la salud. Un acuario grande es genial, pero si el espacio es limitado, un mini-acuario servirá. Estos son los 6 principales beneficios asociados con el mantenimiento de un acuario doméstico:

Reducción de los niveles de estrés

Contemplar un acuario otorga mucha más, tanto al que lo ha creado como a los que lo ven.  Para el que lo ha hecho, supone la contemplación del resultado de un trabajo que ha requerido esfuerzo y dedicación.

Pero no se trata solo de contemplar el acuario. El hecho de crearlo, de diseñarlo o de cuidarlo nos sumerge en un estado casi meditativo, que nos ayuda a olvidar problemas de todo tipo para centrar nuestra atención en lo que estamos haciendo. El hecho de crear algo tan bello ofrece también la oportunidad de valorar la belleza y también el silencio.

Mejora de la calidad del sueño

Una buena noche de sueño es la clave para la salud a largo plazo. El sueño es la forma en que el cuerpo se recarga y se repara a sí mismo y le da la oportunidad al cerebro para consolidar la memoria y construir nuevas conexiones. Pero ara muchas personas, el sueño no es fácil. Observar y cuidar el acuario antes de acostarse puede ayudar a calmar el cuerpo y la mente lo suficiente como para conciliar el sueño, precisamente porque ayuda a reducir el estrés.  Incluir el cuidado y la contemplación del acuario dentro de la rutina que sigas antes de irte a dormir te ayudará a conciliar mejor el sueño y a estar más relajado cuando te vayas a la cama.

Disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca

Cuando sientes menos estrés y duermes  más tu  cuerpo se sentirá y funcionará mejor, Esto incluso puede mejorar la salud de su corazón. Mirar una pecera puede ralentizar el ritmo cardíaco y disminuir la presión arterial.

De hecho, según un estudio, mirar un tanque vacío redujo la frecuencia cardíaca en un 3 %, mientras que mirar un tanque con peces presentes produjo una reducción del 7 %. Si, además, creas tú mismo tu acuario y contemplas los resultados, es muy probable que la salud de tu corazón se beneficie todavía más.

Mejora el enfoque y la creatividad

Tener un acuario puede calmar tanto tu cuerpo como tu mente, liberándote del estrés y la ansiedad que podrían estar frenándote. Esto hace  que tener un acuario en tu espacio de trabajo pueda mejorar tu enfoque y aumentar la creatividad, ayudándote a maximizar tu productividad.

Trabajar en tu acuario antes de trabajar o hacer un descanso en tu jornada de trabajo para hacerlo también puede suponer una importante ayuda tanto para mantener el foco como para potenciar tu productividad y tu creatividad.

Si te gusta la acuariofilia y quieres convertir tu hobby en tu profesión, echar un vistazo al curso de Técnico en Acuariofilia de CIM Formación. Con este curso aprenderás a diseñar y mantener acuarios, estanques, viveros e instalaciones en centros especializados, así como de preservar la salud y protección de los peces. También conocerás ejemplos reales de acuarios con distintas finalidades.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario