Todo lo que necesitas saber sobre los rellenos de labios
Mujer en un procedimiento de relleno de labios
Foto: Sam Moghadam Khamseh en Unsplash

Todo lo que necesitas saber sobre los rellenos de labios

La apariencia de los labios es una característica importante de la cara y puede tener un gran impacto en la autoestima y la imagen corporal. A medida que envejecemos, nuestros labios pueden perder volumen y forma, lo que puede ser motivo de preocupación para algunas personas.

Los rellenos de labios, que consisten en inyectar ácido hialurónico sintético en los labios, se han convertido en una solución popular y efectiva para restaurar y agregar volumen a los labios. A continuación veremos qué son los rellenos de labios, cómo se realiza el procedimiento y cuáles son los riesgos asociados a este procedimiento.

¿Qué son los rellenos de labios?

Los rellenos de labios son sustancias inyectables que se utilizan para aumentar el volumen de los labios y mejorar su forma y apariencia. Estos rellenos generalmente están compuestos por ácido hialurónico, una sustancia natural que se encuentra en la piel y los tejidos conectivos del cuerpo.

Entre las marcas más comunes de rellenos de labios se encuentran Juvederm, Restylane, Belotero, Revanesse, entre otras. Cada una de estas marcas ofrece diferentes formulaciones de ácido hialurónico con diferentes viscosidades, duración y propiedades de relleno. Es importante destacar que cada marca de relleno de labios tiene sus propias indicaciones, y solo deben ser administradas por un profesional de la salud capacitado y certificado en su uso.

Detalles del procedimiento

Antes del procedimiento de relleno de labios, el médico realizará una evaluación previa de la salud del paciente y discutirá las opciones de relleno de labios, incluyendo el tipo de relleno, la cantidad y la técnica de aplicación. El médico también discutirá los riesgos y beneficios del procedimiento.

Durante el procedimiento, se limpia y se marca el área de los labios a tratar. Luego, se aplica una crema anestésica tópica para adormecer la zona y se inyecta el relleno de labios. El proceso de inyección generalmente dura unos 15-30 minutos.

Después del procedimiento, es común experimentar hinchazón, moretones y enrojecimiento en la zona de los labios. Los pacientes deben evitar el ejercicio intenso, la exposición al sol y los baños de vapor durante los primeros días después del procedimiento. También se recomienda evitar fumar y beber alcohol, ya que pueden aumentar la hinchazón.

Recuperación tras el relleno de labios

Después del procedimiento de relleno de labios, es común experimentar hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en la zona tratada. Estos síntomas suelen durar unos pocos días, aunque en algunos casos pueden durar hasta dos semanas. Es posible que se le recete un analgésico o una pomada para aliviar el dolor y la hinchazón.

Durante el tiempo de recuperación, se recomienda evitar el ejercicio extenuante, la exposición prolongada al sol, el uso de saunas y la ingesta de alcohol. También se debe evitar fumar, ya que el tabaco puede ralentizar el proceso de curación y aumentar el riesgo de complicaciones.

Es importante tener en cuenta que los resultados del procedimiento no son permanentes y que los rellenos de labios pueden durar entre 6 y 12 meses, dependiendo del tipo de relleno utilizado y de la tasa de metabolismo de cada persona. Después de este período, se recomienda programar una cita de seguimiento para revisar la posibilidad de realizar un nuevo tratamiento de relleno de labios si se desea.

En general, los rellenos de labios son seguros y efectivos para aumentar el tamaño y la forma de los labios. Sin embargo, como con cualquier procedimiento médico, existen algunos riesgos potenciales, como infecciones, reacciones alérgicas y formación de bultos o nódulos.

Contraindicaciones del relleno de labios

Los rellenos de labios son un procedimiento cosmético no quirúrgico que utiliza materiales inyectables para aumentar el tamaño y la forma de los labios. Es importante tener en cuenta que no todas las personas son candidatas para recibir este tratamiento y que el procedimiento conlleva ciertos riesgos y beneficios.

Antes de someterse a un relleno de labios, hay que acudir a un médico estético experimentado y discutir los objetivos del tratamiento, el historial médico y cualquier posible efecto secundario o riesgo. Durante el procedimiento, el médico puede utilizar un anestésico tópico para minimizar cualquier molestia. Después del procedimiento, es importante seguir las instrucciones del médico, incluyendo evitar ciertos comportamientos, como fumar o beber alcohol, y programar una cita de seguimiento para evaluar los resultados y la necesidad de un retoque.

Ver todos los artículos de Sanidad

Deja un comentario