Electroporación transdérmica o mesoterapia virtual: qué es y para qué sirve
Tratamiento de electroporación en la cintura

Electroporación transdérmica o mesoterapia virtual: qué es y para qué sirve

Cuando aplicamos un cosmético, el objetivo es tener una alta penetración en las capas más profundas de la piel, pero esto no siempre es fácil. La piel humana actúa como una barrera resistente y protege los músculos, ligamentos, huesos y órganos internos.

No es tan fácil superar esta barrera. Una forma perfecta de mejorar la penetración cosmética es con la ayuda de la electroporación transdérmica, también llamada mesoterapia virtual.

¿Qué es la electroporación transdérmica?

La electroporación transdérmica o mesoterapia virtual es una técnica que utiliza impulsos electromagnéticos con el fin de aumentar la permeabilidad de la piel, ya que se produce un aumento de la conductividad eléctrica y la permeabilidad de las membranas celulares.

Los impulsos eléctricos hacen que las membranas celulares se reorganicen durante unos segundos y permiten que las sustancias se filtren, siempre que cumplan con el pH, el tamaño de la molécula, la carga iónica y la viscosidad necesarios para hacerlo.

Esto abrirá los poros y permitirá que los activos cosméticos entren en las áreas profundas de la piel y reciban una mejor eficacia. De esta forma, objetemos los mismos efectos que la mesoterapia inyectada, pero sin usar agujas, sin riesgos y evitando hematomas. La mesoterapia es una técnica que utiliza inyecciones de vitaminas, enzimas, hormonas y extractos de plantas para rejuvenecer y tensar la piel, además de eliminar el exceso de grasa.

La radiofrecuencia actúa como un mecanismo de administración de los ingredientes activos, empujando el producto a través de las capas dérmicas de la piel sin el uso de una aguja. A su vez, permitirá que, de manera temporal, las membranas celulares se vuelvan permeables. Esto permitirá que la célula absorba los nutrientes vitales contenidos en cada ingrediente activo.

Cuando se aplica mesoterapia virtual o electroporación transdérmica se eligen los principios activos más adecuados para lograr el propósito perseguido, como reducir la celulitis o la flacidez facial.

Mediante electroporación se penetra la barrera de la epidermis. Esto permite que los principios activos lleguen a las zonas receptivas de nuestra piel. De esta manera, se pueden lograr tratamientos estéticos faciales y corporales efectivos. Existen otros tratamientos como la iontoforesis y sonoforesis, que, aunque indican que son capaces de penetrar en la piel, su eficacia es realmente baja.

¿Para qué se usa la electroporación?

La electroporación transdérmica se utiliza tanto para tratamientos faciales, sobre todo antienvejecimiento, como corporales, para la modelación corporal y reducción de la celulitis.

En Europa, esta técnica está todavía comenzando a utilizarse. En España existen varias empresas que comercializan máquinas de electroporación de alta calidad y un precio justo., como puede ser Sisneo, que está ubicada en Valencia. A la hora de comprar un aparato de este tipo, lo mejor que puedes hacer es informarte con un especialista y no dejarte llevar por las ofertas de productos asiáticos.

Estos son algunos de los casos en los que se puede utilizar:

  • Piel seca
  • Líneas finas y arrugas
  • Surcos
  • Hipotonía cutánea
  • Mala textura de la piel
  • Líneas de expresión
  • Celulitis
  • Flacidez
  • Estrías y cicatrices
  • Psoriasis
  • Fotoenvejecimiento y cronoenvejecimiento de rostro, cuello, escote, manos
  • Insuficiencia venosa y linfática
  • Regeneración de tejidos
  • Reducción de edemas

¿Cuáles son los resultados?

La electroporación transdérmica o mesoterapia virtual está especialmente indicado para obtener resultados inmediatos y evitar tratamientos invasivos. Es importante recalcar que, al contrario que la mesoterapia inyectada, la electroporación no tiene efectos secundarios y es totalmente indolora.

Este tratamiento permite obtener resultados visibles después de cada sesión (efecto flash). Pero esto no es todo, ya que los resultados mejoran el aspecto a las 24 horas, al rellenar arrugas, suavizar las bolsas u ojeras y tensar la piel con la producción de colágeno. Y sin efectos secundarios.

Por lo general, para reducir la celulitis y los depósitos de grasa localizados, los clientes suelen ver resultados medibles después de un mínimo de 1 sesión de tratamiento por semana durante un período de 8 semanas. Para el estiramiento de la piel, los clientes pueden ver resultados después de un mínimo de 1 sesión de tratamiento por semana durante un período de 4 semanas.

En cualquier caso, suelen ser necesarias algunas sesiones de tratamiento anuales para mantener los resultados.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que este tratamiento no hace milagros. Por eso es muy importante que los clientes tengan expectativas realistas y que estén preparados para realizar cambios en el estilo de vida para mantener los mejores resultados.

Ver todos los artículos de Sanidad

Deja un comentario