Este mes apadrinamos a Ramona, una perrita de la Protectora Pintor Párraga de Murcia
Ramona

Este mes apadrinamos a Ramona, una perrita de la Protectora Pintor Párraga de Murcia

Este mes queremos presentar la historia de Ramona, una auténtica madre coraje que demostró que la vida de sus pequeños cachorros estaba por encima de la suya. Actualmente, Ramona forma parte de la familia de animales en acogida de la Asociación protectora de animales Pintor José Párraga de Murcia, una asociación sin ánimo de lucro que recibe el nombre de este gran pintor murciano ya fallecido que durante toda su vida profesó un profundo amor y respeto por los animales más desvalidos. A él le debe esta asociación su logotipo, un perro que ha sido tomado de uno de sus cuadros.

Gracias a grandes dosis de ilusión y esfuerzo, esta asociación logró adecuar un solar cedido gratuitamente para poder atender convenientemente a los animales que necesitaran un techo. Pese a sus continuos esfuerzos personales y a las escasa o nulas ayudas económicas, las instalaciones están siempre desbordadas ya que el número de perros supera ampliamente su capacidad. La asociación protectora Pintor Párraga también cuenta con una red de casas de acogida donde son atendidos perros y gatos necesitados de protección a los que se les proporciona alimento y servicios veterinarios hasta que finalmente son adoptados.

Ramona, un ejemplo de nobleza y amor, acogida por la protectora Pintor Párraga

El día que Ramona fue rescatada empezó como cualquier otro día y acabo siendo un día para recordar y agradecer la increíble lección de nobleza que nos dio y que todo el mundo debería aprender. Ésta es la historia que nos explican directamente desde la protectora Pintor Párraga:

Ramona, perra acogida por la protectora Pintor Párraga de Murcia

“Cuando una voluntaria de nuestra asociación se disponía a ir al refugio decidió, aún no sabe porqué, ir por una carretera secundaria en lugar de la autovía por la que habitualmente accede. En esta carretera estrecha y poco frecuentada encontramos a Ramona en medio de la nada.

A priori todo parecía indicar que sería un rescate fácil de una perra dócil que se iba a dejar coger fácilmente. Cuando esta compañera paró el coche para rescatarla, Ramona, en vez de dejarse coger y salvarse, empezó a caminar serenamente y sin huir hacia un lugar queriendo mostrar algo que para ella era realmente importante. En ese momento la voluntaria entendió que tenía que seguir a Ramona ya que la estaba guiando hacia algún lugar.

Tras seguirla bastantes metros, Ramona se detuvo delante de una pequeña cueva donde muy levemente se oía el lamento de unos cachorros. Efectivamente Ramona la había guiado al lugar donde había escondido a sus cachorros para protegerlos. Como buena madre estuvo atenta a cómo la voluntaria iba poco a poco recogiendo a sus cachorros y no dejó cogerse hasta que estuvo segura que todos sus cachorros estaban a salvo.

A día de hoy sus preciosos cachorros disfrutan de una gran vida en familias en Alemania pero, ella por desgracia, sigue sin encontrar esa familia que la quiera como se merece. Ramona es todavía una perra joven de 2 años, de altura media (50 cms), preciosa, cariñosa, fiel, equilibrada y muy amorosa.

Desde CIM Formación deseamos la mejor suerte para todas las asociaciones que, al igual que la Asociación protectora de animales Pintor José Párraga de Murcia, ponen todo su esfuerzo en ayudar a los miles de animales que son abandonados a su suerte por sus dueños año tras año. Una práctica cruel e inhumana que desde CIM Grupo de Formación denunciamos y reprobamos.

Ver todos los artículos de Noticias CIM

Deja un comentario