En noviembre apadrinamos al búho Heura de la Asociación Adeffa

En CIM Formación continuamos con la campaña de apadrinamiento animal. Nuestro propósito es preservar los derechos y el bienestar de los animales, y colaboramos con aquellos animales en problemas que por diversas circunstancias necesitan ayuda.

Trabajamos a favor de la protección de los animales y de las acciones para favorecer la buena convivencia de los animales con el entorno. Y tenemos el firme compromiso para continuar avanzando en esta materia.

En CIM Formación colaboramos con asociaciones de protección animal, denunciamos el maltrato y el abandono animal y realizamos diversas actividades y sesiones formativas gratuitas sobre esta materia. Somos constantes en esta tarea, que sabemos que es una carrera de fondo, para que cale en la conciencia de pequeños y grandes.

Este mes apadrinamos al búho Heura, de la Asociación Adeffa

Heura es un búho real (Bubo bubo), hembra, y se trata del ave rapaz nocturna más grande de nuestros bosques.

Heura apareció en la playa en 2012, se había escapado de un cetrero. La administración valoró no devolver el animal a su propietario porque consideraron que no estaba bien cuidado y lo decomisaron.

Búho real Heura en Adeffa

Los animales domesticados para cetrería no pueden retornar a su hábitat porque no sabrían desarrollarse por ellos mismos en la naturaleza, son animales irrecuperables y deben ser acogidos en un centro de fauna.

Heura estuvo en el programa de cría de Planes de Son durante dos años, pero no se relacionó con los demás ejemplares. En febrero de 2014 llegó al Centro Camadoca de Santa Maria de Merlès (Barcelona), que está gestionado por la Asociación de Defensa y Estudio de la Fauna y Flora Autóctona (ADEFFA). Se trata de un centro de conservación de fauna salvaje donde se acogen animales irrecuperables, con fines de sensibilización ambiental y de cría, y el que si los animales tienen crías son liberadas si es posible.

Heura vive en una instalación grande. Es un animal muy dócil. Los visitantes del centro Camadoca se acercan mucho a ella y normalmente ni siquiera se aparta, se deja observar y sigue girando la cabeza, con esos ojos grandes y profundos.

Siempre les ha dado miedo aparearla, ya que estos animales tan domesticados suelen no reconocer a los de su especie e incluso pueden presentar agresividad hacia el macho. Pero el año pasado Huera empezó a poner huevos, 8 en total, y este año se le está buscando pareja, seguramente un macho irrecuperable de otro centro de fauna salvaje. Sería fantástico que pudiera criar, seguro que sería una buena madre. ¡Os informaremos sobre los avances que va teniendo!

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…