Cómo realizar correctamente el press de piernas
Hombre realiza un press de piernas

Cómo realizar correctamente el press de piernas

El press de piernas, en cualquiera de sus versiones, puede parecer un ejercicio sencillo. Sin embargo, tanto para lograr resultados como para evitar lesiones, es necesario realizar dicho ejercicio siguiendo una técnica correcta y tratando de evitar un serie de errores comunes que pueden dar lugar a problemas en las rodillas y en la espalda baja.

En realidad, el press de piernas es un ejercicio relativamente seguro, incluso para aquellos con problemas de rodilla y espalda, siempre que se realice correctamente.

Postura correcta del press de piernas

La postura inicial en la máquina del press de piernas es fundamental. Una buena postura nos ayudará a realizar el ejercicio de forma correcta y será la base para evitar lesiones. Es fundamental apoyar la espalda completamente contra el respaldo, sin dejar adelantada la pelvis. Los pies deben estar completamente apoyados sobre la plataforma, colocados a la altura de las caderas (tomando para ello como referencia los isquiones).

Las manos deben agarrarse a las barras habilitadas al efecto. La espalda no debe perder el contacto con el respaldo en ningún momento. Para ello es necesario concentrar el ejercicio en las piernas, contraer el abdomen y sujetarse con las manos.

Las rodillas deben estar alineadas con los pies, tanto en la flexión como en la extensión. Al finalizar la extensión hay que evitar la hiperextensión, es decir, sin bloquear la rodillas. Al flexionar hay que formar un ángulo de 90 grados en la rodilla.

Consejos para realizar el press de piernas

Es importante seguir las instrucciones del entrenador personal o instructor de sala. Una cuestión relevante a la hora de realizar el press de piernas es elegir el peso adecuado. Cargar la máquina con demasiado peso incrementa las posibilidades de lesión, principalmente porque dificulta la realización del ejercicio con la técnica correcta. La carga debe ser la justa como para poder controlar la máquina.

Otro punto importante que hay que tener en cuenta es que hay que empujar desde los talones, no desde la punta de los pies. De esta manera se controla mejor el movimiento y se imprime más fuerza. Además, es importante realizar movimientos conscientes, controlados, tanto en la extensión como en la flexión, evitando los movimiento bruscos. Especialmente importante es controlar la carga en la flexión, bajando (flexionando las piernas) lentamente, sin dejar caer la máquina.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario