Si eres agresivo, también será tu perro agresivo

En una encuesta de un año de duración realizada por especialistas de la Universidad de Pennsylvania (EE.UU) a propietarios de perros que usan métodos de confrontación o aversión para entrenar a un perro agresivo, los investigadores veterinarios han descubierto que la mayoría de estos animales continuarán siendo agresivos a menos que se modifiquen las técnicas de entrenamiento.

El estudio, publicado en el Applied Animal Behavior Science, también mostró que el uso de métodos de entrenamiento neutros o no aversivos, como ejercicios o recompensas adicionales, provocó muy pocas respuestas agresivas.

“A nivel nacional, la razón número 1 por la cual los dueños de perros llevan a su mascota a un educador canino es para manejar el comportamiento agresivo”, dicen los investigadores. “Nuestro estudio demostró que muchos métodos de entrenamiento de confrontación, ya sea mirar a los perros, darles golpes o intimidarlos con la manipulación física, hacen poco para corregir el comportamiento inadecuado y pueden provocar respuestas agresivas”.

perro agresivo

Entrenamiento de confrontación

El equipo de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pennsylvania sugiere que los veterinarios de atención primaria asesoren a los propietarios sobre los riesgos asociados con dichos métodos de capacitación y brinden orientación y recursos para la gestión segura de los problemas de conducta y prevención del entrenamiento del perro agresivo.

En este sentido, los miembros del equipo realizaron una encuesta a los dueños de perros que pidieron citas de servicios de comportamiento en la Universidad de Pennsylvania. En el cuestionario, se les preguntó a los dueños de perros cómo habían tratado previamente el comportamiento agresivo, si había un efecto positivo, negativo o neutral en el comportamiento de los perros y si las respuestas agresivas resultaron del método que utilizaron. También se preguntó a los propietarios dónde se enteraron de la técnica de entrenamiento que empleaban.

Dominancia agresiva

De las 140 encuestas completadas, las fuentes de recomendación enumeradas con mayor frecuencia fueron “autodidacta” y “entrenadores”. Se observaron varios métodos de confrontación y dominancia agresiva, como:”dar golpes con la mano o el pie al perro por comportamiento indeseable” (43%), “gruñir al perro” (41%), “forzar físicamente la liberación de un objeto de la boca de un perro” (39%), “rol alfa” físicamente, haciendo rodar al perro sobre su espalda y sujetándolo (31%), “mirando fijamente o mirando hacia abajo” (30%) , “dominar hacia abajo”, forzando físicamente al perro hacia abajo (29%) y “agarrar al perro por la papada y sacudir” (26%) provocó una respuesta agresiva de al menos el 25% de los perros en los que se intentó.

“Este estudio destaca el riesgo del entrenamiento basado en el dominio, que ha sido popularizado por televisión, libros y defensores de la capacitación basada en el castigo“, dicen Herron. “Estas técnicas provocan miedo y pueden llevar a una agresión dirigida por el propietario”.

perro agresivo contra otro perro

Antes de buscar el consejo de un educador y adiestrador canino, muchos dueños de perros intentan técnicas de modificación de la conducta sugeridas por una variedad de fuentes. Las recomendaciones a menudo incluyen las técnicas de entrenamiento aversivo enumeradas en la encuesta, todas las cuales pueden provocar un comportamiento temeroso o defensivamente agresivo.

Su uso común puede haber surgido de la idea de que la agresión canina está enraizada en la necesidad de dominación social o de una falta de dominio mostrada por el propietario. Los partidarios de esta teoría, por lo tanto, sugieren a los propietarios que establezcan un rol “alfa” o de líder de manada.

No obstante, desde CIM Formación siempre hemos fomentado el respeto a los animales y la educación canina en positivo. ¿Quieres trabajar como adiestrador de perros? Mira la oferta de cursos de educación y adiestramiento canino  que ofrecemos en CIM Formación y no dudes en solicitar información sin compromiso.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…