¿Será la vacunación de la rabia obligatoria en todas las Comunidades?
vacunacion-perro-CIMFormacionjpg|murcielago-hortelano-eptesicus-serotinus-CIMFormacion

¿Será la vacunación de la rabia obligatoria en todas las Comunidades?

A principios de julio de 2013 se celebró en el Col·legi Oficial de Veterinaris de Barcelona (COVB) una mesa redonda sobre la rabia y la situación actual de la enfermedad, tras la crisis desarrollada a partir de la detección del caso de rabia de la perra “Marquesa” abatida en Toledo el 1 de junio tras morder a varias personas.

En esta reunión, y entre otros aspectos, se comentó que “el estatus de España como país libre de rabia ha cambiado. Así se ha notificado a la OIE, ya que figura entre las enfermedades infecciosas e infestaciones de la lista en vigor en 2013 de la Organización Mundial de Sanidad Animal. La actual crisis nos hace plantear muchas preguntas sobre las barreras contra esta enfermedad. Especialmente en Cataluña se ha abierto el debate sobre volver a la vacunación obligatoria”.

Para poder luchar con eficacia, debemos romper una serie de tabúes como que la transmisión de la enfermedad en nuestro país está producida básicamente por los perros, cuando en realidad el reservorio del virus son los quirópteros, especialmente el murciélago hortelano (Eptesicus serotinus), y que el mismo se excreta a través de la saliva quince días antes de la aparición de los síntomas clínicos, y no cuando el perro ya presenta hipersalivación y espuma en la boca.

Debido a que el 95% de los casos de rabia son trasmitidos por mordedura, se ha producido una revisión y un cambio radical en los protocolos de actuación ante los mordiscos o agresiones por parte de los animales.

El murciélago hortelano (Eptesicus serotinus) es el principal portador, en su saliva, del virus de la rabia.
Murciélago hortelano

La mejor herramienta ante un caso de rabia, desde el punto de vista de salud pública, es la vigilancia veterinaria y ésta sólo tiene sentido si se considera que la mordedura es inicio sintomático de rabia. También hay que destacar la importancia de mantener un intercambio activo de información entre toda la cadena de vigilancia, incluidos los veterinarios clínicos.

La vigilancia veterinaria consiste en:

  • Animal aislado en domicilio bajo control veterinario y sin contacto con otros animales sensibles a la enfermedad durante 14 días.
  • Secuencia de observaciones en los días 0, 3, 7 y 14 (4 visitas de observación clínica). Todas las observaciones las reporta el propietario al Ayuntamiento que haya ordenado la vigilancia veterinaria (responsabilidad exigible).

Las conclusiones finales de esta reunión fueron que se debería vacunar contra la rabia de manera obligatoria en todo el Estado español y administrar la vacuna según las recomendaciones del fabricante.

También se recordó la importancia de informar con claridad a los propietarios sobre los requerimientos que debe cumplir un animal en tránsito.
Otro aspecto importante a tener en cuenta es la fauna salvaje de nuestro territorio, ya que no hay planes de vacunación específicos para ellos, y tienen un control reducido por parte de los agentes forestales.

Recientemente se detectaron dos casos de rabia en murciélagos en Cataluña y gracias a uno de ellos se descubrió una nueva cepa del Lyssavirus en Lleida.
Debido a la importancia epidemiológica de la enfermedad, desde la organización colegial se recomienda la vacunación obligatoria en todo el territorio español, porque ya sabemos que la mejor prevención es la vacunación. Veremos cómo responden las autoridades.

*Pere Balsells (CIM Formación Barcelona)

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos