¿Sabes lo que ha influido la cultura sobre nuestra forma de ver a los animales?
caution|lobo|medusa

¿Sabes lo que ha influido la cultura sobre nuestra forma de ver a los animales?

Cuando la gente observa de cerca un delfín suele decir: “oooh, qué mono…”. En cambio, si observa a un tiburón peregrino dirá: “uf, qué miedo”. Posiblemente sea desconocimiento, pero los que conocemos un poco de estas especies, quizás preferiríamos estar cerca del tiburón peregrino (animal que se alimenta tan sólo de plancton, por ello nada con la boca abierta filtrando todo el agua que pasa por su interior).

El delfín, en cambio, sabemos que podría golpearnos por motivos de protección de una cría o por acercarse demasiado dada su curiosidad. ¿Qué hace que estos dos animales sean vistos desde tan diferentes perspectivas? Podríamos dar muchas teorías, pero quizás la más potente sea pensar en dos películas, que han marcado una época, y que los tienen como protagonistas: Flipper y Tiburón. La sociedad ha creado pues una relación directa entre delfines-amigos y tiburones-asesinos.

La serpiente

medusaAunque parece increíble, el ser humano conecta con muchos animales de manera individual antes de conocer la biología o comportamiento de la especie. Si realizáramos una encuesta de los animales favoritos de la gente, lo más seguro es que los mamíferos liderarían el ranking.

Esto tiene más que ver con la familiaridad que tienen con nuestra especie. Son peludos, inteligentes y más parecidos a nosotros que cualquier otra familia de animales. ¿Quién es para ti el animal más espeluznante y “asqueroso” de todos? Ante esta pregunta, la mayoría piensa inmediatamente en una serpiente, o por lo menos, en algún reptil.

¿Por qué es la serpiente el animal más odiado por el 80% de la población? Pues bien, la cultura popular la ha dejado en la peor de las posiciones. La Biblia ha puesto una serpiente como mala y mentirosa al engañar a Adán y Eva en el Jardín del Edén.

Los griegos hablaban de Medusa como una mujer maldita condenada a llevar serpientes en vez de cabellos y la mitad inferior de su cuerpo como una de ellas. En El libro de la selva (de Rudyard Kipling) la serpiente engaña a Mowgli para ganarse su confianza y después comérselo. Además, muchas películas como Anaconda o Serpientes en el avión provocan terror en la gente utilizando a este animal como protagonista. Todas estas situaciones hace que nuestro miedo a la serpiente se haya improntado por nuestros progenitores.

El lobo

lobo¿A quién no le han dicho de pequeño: “Duérmete, o viene el lobo”? El lobo, ha sido otro de los animales dejado de lado por la cultura popular. En los cuentos eran siempre los animales malos que quieren comerse al niño (véase Caperucita Roja o Juan y el lobo)

¿Quién no ha salido a pasear al monte solo y le han dicho: “te ha podido aparecer un lobo”? Pues cualquiera que conozca al lobo sabe que sería mejor que rondara las cercanías un lobo que un oso. Y sin embargo, la cultura ha hecho que la gente al oso tan sólo quiera abrazarlo.

Estos son sólo algunos de los ejemplos de lo mucho que la cultura influye en la sociedad, y en nuestro trato a las distintas especies animales que recubren nuestro mundo. También es cierto, que hoy día parece que empieza a cogérsele cariño a los animales que entran en las listas de peligro de extinción, es por eso que son más cada vez los que salen a realizar observaciones de osos, lobos o incluso aves.

Estas prácticas favorecerán a la pérdida de esas cultura popular que tiene su objetivo fijado en algunas especies. Esto es un pequeño avance, pero queda todavía mucho camino y está en nuestras manos cambiarlo.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos