Cómo evitar que los perros caven en el jardín
perro-cavando-jardin-min

Cómo evitar que los perros caven en el jardín

Está en la naturaleza de los perros excavar en la tierra. Por eso es complicado compatibilizar la compañía perruna con el cuidado de un bonito jardín. Sin embargo, si tu perro cava en el césped o el jardín, existen formas de evitarlo, y de forma natural, sin utilizar recursos que puedan dañar el jardín o al propio perro, y que no implican encerrarlo o tenerlo atado todo el día.

¿Por qué cava mi perro en el suelo?

Cómo evitar que los perros caven en el jardín 1

En un principio, puedes querer evitar a toda costa que tu perro cave agujeros en el jardín. Pero debes pensar que el perro puede estar haciendo esto por una razón importante. En lugar de enfadarte con tu cachorro, ten en cuenta que hay algunas razones comunes por las que tu perro podría cavar hoyos en el suelo.

  • Puede que simplemente esté intentando “escapar” del jardín, con resultado nulo, obviamente 🙂
  • Puede estar escapando de algo que teme: perros del vecindario o eventos naturales como tormentas eléctricas.
  • Problemas de ansiedad y separación que surgieron de su estilo de vida general, no necesariamente relacionados con el jardín.
  • Podrían estar escuchando el sonido de roedores bajo el césped o insectos, o huele algo enterrado en el suelo, y cava agujeros para tratar de encontrarlos. Esto a menudo implicará la localización aleatoria de agujeros alrededor de su patio.
  • Para escapar del calor del verano, si vives en una zona calurosa, tu perro puede intentar cavar un agujero fresco para descansar.
  • Puede carecer de ciertos minerales en su dieta y cavar agujeros con la esperanza de encontrarlos en el suelo del jardín.
  • Las razas de Terrier son perros de caza naturales e instintivamente cavan en el suelo en busca de presas o alimentos. No tiene sentido tratar de negar sus instintos.
  • Tu perro puede estar cavando un agujero para guardar comida o artículos de refugio. Este es un instinto de preservación natural.
  • Las perras pueden cavar hoyos como parte de su comportamiento natural de apareamiento.

¿Qué puedo hacer?

Dependiendo de la razón anterior, debes tomar diferentes enfoques para lograr que tu perro deje de cavar hoyos en el jardín. Si tu perro está cavando agujeros al azar en todo el patio, es muy probable que oiga o escuche algo subterráneo e intente llegar a él. En este caso, podrías intentar cavar un hoyo más grande para ellos en un lugar aceptable en el patio e intentar motivarlos para que caven solo allí enterrando premios para que los encuentren.

En cuanto a las otras razones, en la mayoría de los casos, cavar es un comportamiento natural. Lo más importante es que te asegures de que tu perro está bien cuidado. Asegúrate de que tiene suficiente comida, pero no demasiada (o puede cavar el agujero para esconder las sobras ), y asegúrate de que se mantenga en un ambiente apropiadamente ajustado al clima.

Debe tener un lugar para dormir, mantenerse al día con sus citas con el veterinario, etc. Estas son todas las cosas que necesitas verificar antes de intentar encontrar un problema en el comportamiento de tu perro y evitar que cave. Incluso entonces, el comportamiento de un perro a menudo tiene una fuente natural. A diferencia de los humanos, los perros no tienen la voluntad de ser malintencionados, y en el caso de cavar hoyos en tu patio, siguen un instinto natural o un comportamiento aprendido que, aunque molesto para ti, está dentro de sus parámetros de supervivencia o sus necesidades.

Opciones para evitar que cave

Siempre recomendamos la educación canina y utilizar los modos menos invasivos con el animal.

Aceite esencial de clavo

Echa unas gotitas de aceite esencial de clavo en las cosas y en los lugares que quieres que queden fuera de los límites de tu perro. El olor del aceite esencial de clavo actúa como repelente en el caso de los perros, por lo que no se acercará a los lugares donde capte su aroma. Esto funciona también dentro de casa.

Cáscaras de naranja

Los aceites de los cítricos de las cáscaras son eficaces para mantener a perros y gatos alejados del jardín. Puedes poner cáscaras de naranja o aceite esencial de naranja en las zonas que quieras mantener alejadas de tus mascotas y evitar así que las dañen.

Hierbabuena

A los perros no les gusta el olor de la hierbabuena. Puedes plantar esta hierba o dispersar hojas alrededor del jardín si tu perro cava.

Especias picantes

Una manera eficaz de disuadir al perro para entrar en una zona delicada o evitar que haga agujeros en el césped es espolvorear la zona con alguna especia picante como, por ejemplo, pimienta de cayena. También alejará a otros animales del jardín.

Sin embargo, debes tener mucho cuidado con esto, ya que demasiada cantidad de especie puede ser perjudicial para el animal, ya que podría incluso quemarle las almohadillas de las patas. Por eso es recomendable no abusar de esta opción y dejarla como último recurso.

Productos comerciales

También hay productos comerciales que funcionan creando un olor en el área que es repugnante para los animales o que interfiere con el sentido del olfato del animal. Algunos productos se pueden usar directamente en plantas y césped, pero otros no.

Botellas de agua

Coloca frascos o botellas llenas de agua en las zonas que quieras proteger. Los recipientes de agua enviarán una señal a los perros de que eso no forma parte de su territorio y que deben mantenerse alejados de él.

Proporciona un espacio para que el perro juegue

Si tu perro tiene su propia zona para correr, jugar o incluso cavar, será más fácil evitar que se meta en una zona prohibida, puesto que ya tiene satisfechas sus necesidades de juego y movimiento.

  • Dale a tu perro un lugar donde se le permita cavar y entrenarlo, con felicitaciones y golosinas, para cavar en ese lugar y no en un lugar inapropiado. Un buen lugar es un área arenosa, un área que ya ha sido desenterrada y donde el suelo está suelto, o un área donde hay mucha sombra. Un área arenosa tiene el beneficio adicional de que la arena es mucho más fácil de limpiar.
  • Decide dónde estará este lugar, suaviza la tierra y luego entierra su premio favorito allí. Lleva a tu perro a la zona, di “¡cavar!” y felicítalo cuando descubra la golosina. Repite hasta que aprenda el comportamiento. Si lo encuentras cavando en un área inapropiada, di “¡no!” y luego llévalo a la zona deseada y di “cavar”, seguido de elogios si excava. Este aprendizaje puede llevar varios días, ¡no desesperes!

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos