Problemas comunes en la piel de los perros

Muchos perros hoy en día sufren de enfermedades de la piel. Es habitual acudir al veterinario porque el perro sufre picazón en la piel, conocido como prurito. De hecho, la picazón del perro es la principal queja asociada  de todas las visitas veterinarias por un problema de la piel.

Los rasguños persistentes pueden consumir la vida de un perro, manteniendo a la mascota y al dueño despiertos toda la noche. Hay que tener en cuenta que los perros con picazón pueden desarrollar lesiones cutáneas secundarias, infecciones y pérdida de cabello debido al trauma de los dientes y las uñas en la piel, por lo que es importante dar con una solución.

Problemas de piel en los perros

Alergias 

Las alergias son una causa muy común de picazón en la piel y se pueden dividir en tres categorías principales: pulgas, ambiente y comida. Si bien las picaduras de pulgas causan una irritación transitoria, tanto a las mascotas como a las personas, los perros con una verdadera alergia a las pulgas son hipersensibles.

Una mordida puede ser suficiente para provocar un ataque sistémico de rascado. Las pulgas pueden ser todo un desafío, ya que requieren el tratamiento de todas las mascotas domésticas y del medio ambiente. La parte positiva es que, una vez que las pulgas estén bajo control, también lo hará la picazón.

La alergia ambiental, o atopia, es otra gran categoría de alergias caninas. Los alérgenos se pueden inhalar o absorber directamente a través de la piel. Los perros pueden requerir inyecciones para la alergia o medicamentos regulares para mantenerlos cómodos durante la temporada de alergias.

Las alergias alimentarias que causan enfermedades de la piel son mucho menos comunes que las dos primeras alergias. Las alergias alimentarias generalmente se desencadenan por una reacción de hipersensibilidad a una proteína que el cuerpo identifica erróneamente como una amenaza. La única forma de diagnosticar una alergia alimentaria es a través de una estricta dieta de eliminación.

Llagas y puntos calientes

Otras causas comunes de prurito (picazón en la piel) son parásitos externos como ácaros y pulgas (en perros no alérgicos) e infecciones bacterianas primarias. Los puntos calientes, o dermatitis húmeda, a menudo se ven en el perro y se pueden propagar muy rápidamente.

Si detectas alguna llaga roja y pegajosa en tu perro, debes acudir al veterinario a que lo evalúe antes de que empeore.

Pérdida de pelo

Puede ser muy difícil diagnosticar con precisión la pérdida de cabello en perros sin un examen y diagnóstico veterinario. La pérdida de pelo en los perros puede ser causada por diversos problemas, desde parásitos hasta la enfermedad tiroidea o la enfermedad de Cushing, un trastorno suprarrenal.

El examen físico cuidadoso y la historia del perro pueden dar pistas esenciales para ayudar a un veterinario a decidir si la pérdida de cabello del perro se produce como consecuencia de un trastorno sistémico.

Piel seca y pelaje sin brillo

Además de la administración médica específicamente para el problema diagnosticado de una mascota, la mayoría de  responden bien al manejo nutricional. Los perros con piel seca o una capa sin brillo, por ejemplo, a menudo mejoran con dietas o suplementos que contienen niveles optimizados de ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Los ácidos grasos omega-3, a menudo provenientes del aceite de pescado, juegan un papel importante en la reducción de la inflamación. También son clave en el mantenimiento de la integridad de la piel del perro como barrera, reduciendo la pérdida de agua y reforzando la fortaleza de las células de la piel.

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…