¿Por qué las razas de perros son tan diferentes y las de gatos no?

Hay una gran cantidad de razas de perros y de razas de gatos. Sin embargo, mientras que las razas de gatos se parecen bastante entre sí, las de perros pueden llegar a ser muy diferentes. De hecho, los felinos de diferentes razas muestran distinciones físicas menores. Las diferencias se encuentran en rostros más redondos o más delgados, hocicos acortados, orejas que se doblan hacia adentro y mantos en una variedad de colores, texturas y longitudes.

Pero los matices entre las razas de gatos no tienen nada que ver con las asombrosas diferencias físicas entre los perros de raza. Altura, tamaño, longitud de las patas, volumen, fuerza, tipo y coloer del manto… son algunas de las características que podemos señalar para hacer notar la gran diferencia que hay entre estos animales. Y estamos hablando de perros y gatos con pedigrí.

Diferencias entre las razas de perros y gatos

Entonces, ¿por qué los gatos no muestran los mismos extremos que las razas de perros?

Mutaciones

Dicen los expertos que en las especies domesticadas las razas representan linajes que fueron cuidadosamente monitoreados y manipulados a lo largo del tiempo a través de la cría selectiva para producir consistentemente animales con ciertos rasgos.

Las variaciones inesperadas en el aspecto de un animal criado (tamaño inusual, falta de cola, pelo rizado o marcas peculiares, por ejemplo) son el resultado de mutaciones genéticas, que aparecen naturalmente y luego se perpetúan a través de generaciones de personas que encuentran el nuevo rasgo atractivo.

La mayor parte de la selección que produjo las razas de gatos reconocidas hoy se llevó a cabo en los últimos 75 años. Sin embargo, las razas de perros han estado tomando forma durante varios cientos de años.

Función

Tanto los gatos como los perros convivieron con personas mucho antes de que surgieran razas distintas. Pero a medida que se desarrolló la asociación entre humanos y perros las personas se dieron cuenta de que los perros podían realizar tareas altamente especializadas.

A través de la cría selectiva, las personas que viven en diferentes ambientes comenzaron a moldear perros que podrían ayudar a los humanos a sobrevivir. De hecho, los expertos han encontrado que los cruces y la selección según los rasgos particulares desempeñaron el papel más importante en la diversidad de razas perros que hay en la actualidad.

Sin embargo, explican los expertos, los gatos solían tener uno de estos dos roles: hacer compañía o controlar plagas. Su forma y tamaño predeterminados eran perfectas para realizar estas funciones, por lo que no fue necesario modificar nada.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…