Picaduras de avispas en perros, ¿debo tener cuidado?
picaduras de avispas|picaduras de avispas en perros

Picaduras de avispas en perros, ¿debo tener cuidado?

La gran mayoría de los perros intentan perseguir todo tipo de insectos que sobrevuelan a su alrededor, tanto para jugar como para espantarlos porque les molestan. Esto no sería tema de conversación de no ser porque en algunos casos los insectos de los que hablamos son avispas, y esto se convierte en algo peligroso. Para actuar de la manera correcta, debemos conocer en qué casos son peligrosas estas picaduras.

Si tu perro no es alérgico y la avispa le pica en el cuerpo, puede causarle una irritación y dolor en la zona (sobre todo si se trata de zonas más sensibles como nariz, patas u orejas), pero el animal no correrá peligro.

Solución a la picadura

Para mitigar el dolor, podríamos aplicarle una mezcla de agua y bicarbonato sódico (un vaso de agua por una cucharada de bicarbonato sódico), o ponerle hielo en la zona herida, pero no debería molestarle durante demasiado tiempo.

picaduras de avispas en perrosSi el aguijón se quedara clavado en la piel del animal, podemos quitárselo con las uñas, una tarjeta de crédito, un trozo de papel rígido o una cartulina. Pero siempre lo haremos sin realizar presión alguna sobre él (lo que haríamos si lo intentáramos con pinzas), dado que podríamos expulsar el veneno restante del aguijón. El mayor problema surge cuando la picadura se realiza en la boca, si el perro es alérgico o cuando son varias picaduras juntas.

Casos graves

Si el animal consigue cazar a la avispa con la boca, suele ocurrir que ésta se defiende picando en el interior (lengua u otra zona), lo que puede provocar que se inflame la garganta, obstaculizando la entrada de aire a las vías respiratorias. En este caso supondrá un problema para el animal, que debemos sin duda consultar con el veterinario.

Cuando hablamos de más de una picadura a la vez (normalmente provocado porque el perro se ha acercado a un enjambre), al igual que si el perro posee una reacción inmunológica excesiva a los compuestos que inyecta el insecto, podrían aparecer síntomas de reacción alérgica grave.

No tienen por qué ser inmediatos, así que debemos mantener la atención en las siguientes 24 horas, por si aparecen síntomas como debilidad, inflamación, fiebre, dificultad para respirar, aumento de la frecuencia cardíaca o hinchazón de las zonas heridas y adyacentes.

En estos casos, al igual que en el caso anterior, el animal tendrá que ser tratado por un veterinario en el período más breve posible, que valorará la aplicación de un antihistamínico y nos explicará los cuidados que le serán propicios a nuestro compañero.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos