Peces de sangre caliente: el pez Luna real
pez luna|pez luna real

Peces de sangre caliente: el pez Luna real

Los peces son vertebrados acuáticos ectotermos, esto es, no pueden regular su temperatura, sino que dependen del ambiente externo. Desde ahora los libros tendrán que modificar esta frase y hablar de una excepción, ya que ha aparecido el primero de ellos que es capaz de regular su propia temperatura, manteniendo la misma en todos los órganos de su cuerpo. Un equipo de científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica han revelado un estudio sobre el pez Luna real (Lampris guttatus), habitante de todos nuestros océanos a profundidades mayores de 45 metros, que calienta su cuerpo gracias al movimiento de sus aletas pectorales.

Los peces que se encuentran en estas profundidades, tienden a ser inactivos y más bien lentos para ahorrar su energía. El pez Luna real usa sus músculos para mover las aletas, generando calor en el proceso: así calienta todo su cuerpo, aumenta el metabolismo y su tiempo de reacción a estímulos. Para esto también posee unos vasos sanguíneos especializados en las branquias, que:

  • Intercambian calor a contracorriente, disminuyendo la pérdida de temperatura hacia el agua cuando realiza la respiración.
  • Los que llevan la sangre caliente envuelven a los que llevan la sangre fría de nuevo al interior del cuerpo después de absorber el oxígeno del agua.

pez luna realTras diversos estudios, los resultados han demostrado que el pez puede tener su cuerpo más caliente que el ambiente (unos 5 grados más), incluso manteniéndolo si la temperatura del agua desciende bruscamente.

Estas estrategias evolutivas provocan unas ventajas en esta especie frente a las restantes de sangre fría que deben sobrevivir en las aguas profundas. Al poseer la región craneal caliente puede aumentar las tasas de reacción así como mejorar la resolución visual, ofreciéndole cierta superioridad en diferentes aspectos de su ciclo biológico, como su capacidad predatoria (pudiendo cazar incluso calamares) o unas migraciones de mayores distancias.

Algunos peces son capaces de calentar ciertas partes de su cuerpo, sin embargo, deben acercarse a la superficie cada cierto tiempo para calentar el resto. El pez Luna real es el único conocido, hasta la fecha, que consigue mantener caliente la totalidad de sus órganos. La naturaleza posee seres todavía desconocidos y los investigadores no se cansan de catalogar nuevas especies que llaman la atención por sus métodos competitivos, algunos (como este caso), sobrepasando incluso la barrera de la evolución.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos