Las cinco razas de perros más fáciles de entrenar

Entrenar a cualquier perro requiere mucho trabajo y dedicación. Pero, aunque cada perro es único, algunas razas tienden a ser más fáciles de entrenar que otras. A continuación vemos las cinco razas de perros que resultan más fáciles de entrenar (aunque eso no signifique que el entrenamiento sea fácil).

Las razas de perros más fáciles de enseñar

Golden Retriever

El Golden Retriever es una raza de perro que normalmente se entrena como perro de servicio. Los perros de esta raza son muy inteligentes, capaces de ejecutar tareas complejas y están ansiosos por aprender. Además, son muy sensibles a las órdenes y tratan de complacer a sus dueños.

Pit Bull

Los perros de la raza Pit Bull son bastante fáciles de entrenar porque están muy conectados con sus dueños y suelen tener una muy buena relación. Estos perros responden especialmente bien a los elogios y el afecto, así como a la comida. Por ello es muy fácil motivarlos.

Papillón

El papillón es una raza pequeña, amigable y elegante de tipo Spaniel. No solo son extremadamente inteligentes, sino que también son muy obedientes. Tienen buenos recuerdos y son persistentes, lo que les facilita aprender una gran cantidad de claves.

Border Collie

Los Border Collies son perros muy inteligentes y enfocados. Están muy orientados al trabajo y adoran realizar tareas. Debido a esto, y a que aprenden con rapidez, estos perros son fáciles de entrenar. Sin embargo, al ser tan inteligentes, los Border Collies deben mantenerse ocupados. Además, como son tan rápidos aprendiendo, son propensos a manipular a los propietarios menos experimentados. Si te descuidas, el perro termina entrenándote a ti.

San Bernardo

Puede que los perros de la raza San Bernardo no sean los más inteligentes, pero sí son una de las razas más fáciles de entrenar. Son un poco perezosos, pero con el entrenamiento y las recompensas adecuadas se pueden conseguir grandes cosas de estos perros.

¿Qué hace que un perro sea fácil de entrenar?

A la hora de entrenar a un perro no todo tiene que ver con la raza. En realidad, hay más factores involucrados de lo que uno pensaría sobre si un perro será fácil de entrenar. No es tan simple como que una raza de perro sea más inteligente que otra, o más obediente.

El primer factor dependiente es la edad de un perro. La edad de un perro durante el entrenamiento marca la diferencia en lo fácil que será entrenar. La capacitación de un cachorro de 10 a 12 semanas de edad, por ejemplo, puede ir en cualquier dirección.

También depende del programa de entrenamiento que ser elija.  Hay más posibilidades de éxito con un programa de entrenamiento que tiene en cuenta el corto período de atención de un  cachorro en un programa que requiere un enfoque más prolongado del que el cachorro puede mantener.

Los cachorros pueden ser especialmente difíciles de entrenar cuando tienen entre cuatro y medio y cinco meses de edad. Este es el período de tiempo durante el cual los cachorros están con la dentición. Aún pueden entrenarlos durante este tiempo, pero no podrán concentrarse tanto.

El cachorro también puede ser difícil de entrenar entre los 9 y los 14 meses de edad. Es el periodo correspondiente a la adolescencia de los perros. Aunque ya ha pasado su etapa de dentición y tiene la edad suficiente para poder concentrarse , los perros pueden tener dificultades para entrenar, ya que pasan de ser un cachorro a ser un adulto.

Una vez que los perros alcanzan la edad adulta generalmente serán mucho más fáciles de entrenar. En cualquier caso, la capacidad de aprender debe permanecer durante toda la vida de un perro. La salud física y mental de un perro también puede afectar lo fácil o difícil que es entrenarle.

Autor: Eva María Rodríguez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…