La importancia del cuidado dental de los gatos
gato abre la boca|estomatitis gato|exploracion dental gato|signos-frecuentes-enfermedad-periodontal-perros-gatos

La importancia del cuidado dental de los gatos

Tal vez parezca una cuestión menor o secundaria. Sin embargo, el hecho de que el 85% de los gatos adultos tengan una enfermedad periodontal y que ésta sea la principal causa de problemas de salud en los gatos pone en primer plano la salud e higiene bucodental de estas mascotas.

La enfermedad periodontal está causada por una acumulación de placa que se calcifica, formando el sarro, que empuja a los restos de alimentos y bacterias debajo de la línea de las encías, infectando la propia estructura, así como a los maxilares en los que se articulan las piezas dentales.

Algunos síntomas son la inflamación de las encías o el mal aliento. Al igual que en los seres humanos, la enfermedad periodontal es una de las enfermedades dentales más comunes en los gatos. El tratamiento para esta enfermedad incluye antibióticos, limpieza dental y la extracción de piezas  en los casos avanzados.

Enfermedades de la boca

Otro tipo de enfermedad oral muy común en los gatos es la estomatitis, también conocida como estomatitis linfocítica-plasmocítica del felino, que es una enfermedad grave y frecuentemente mal entendida.

Según algunos autores se trata de una enfermedad autoinmune (el organismo se vuelve alérgico a la placa creada alrededor de los dientes). Se encuentra a menudo en los gatos con otras enfermedades autoinmunes y suele aparecer junto con otra patología bucal, la gingivitis.

La estomatitis felina provoca la inflamación de la boca, que se puede extender hacia la faringe, causando graves lesiones. Los gatos con estomatitis sufren un gran dolor y a menudo dejan de comer. Generalmente se aconseja testar del virus de la leucemia felina y del virus de la inmunideficiencia ya que suelen estar asociados a esta enfermedad.

signos-frecuentes-enfermedad-periodontal-perros-gatos

Otra patología oral que pueden sufrir los gatos es la lesión resortiva odontoclástica felina (FORL).

Es una lesión común que también recibe los nombres de reabsorción odontoclástica externa e interna, erosión crónica subgingival de los dientes, lesión resortiva subgingival, lesión resortiva del cuello dental, falsa caries y lesión de la línea cervical.

Estas lesiones resortivas se caracterizan por la erosión del esmalte, dentina, cemento y tejido gingival, lo que provoca un proceso inflamatorio granulomatoso en el propio diente que frecuentemente se encuentra asociada con gingivitis.

Por último hablaremos de la maloclusión, que es la incapacidad de las dos arcadas dentarias para encajar adecuadamente al cerrar la boca. Suele darse por traumatismos que hacen desaparecer algún diente, lo que provoca el desplazamiento de las piezas contiguas.

También puede deberse a un prognatismo, es decir, el excesivo resalte de la mandíbula inferior respecto a la superior. La maloclusión puede causar dificultad para comer, lo que derivará en pérdida de peso.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos