La alumna de CIM que consiguió acreditar sus competencias de asistencia veterinaria en Baleares

Verónica es de Benitatxell, un pequeño municipio del norte de Alicante y fue alumna de CIM Formación en Valencia entre los años 1995 y 1997. Se formó como auxiliar de veterinaria, realizó otros cursos de especialización y muy pronto comenzó a trabajar en una clínica veterinaria.

Tras mucho tiempo esperando una oportunidad como esta, cuando el 6 de julio de 2018 el Gobierno de Baleares lanzó, a través del Instituto de Cualificaciones Profesionales de las Islas Baleares (IQPIB), una convocatoria para la acreditación de las competencias profesionales del auxiliar de clínica veterinaria adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación, no se lo pensó y comenzó a preparar toda la documentación.

Baleares acredita oficialmente competencias de auxiliar veterinario

La alumna de CIM que consiguió acreditar sus competencias de asistencia veterinaria en Baleares 1
Listado definitivo acreditados profesionalmente

Aunque la convocatoria es autonómica, pudieron presentarse trabajadores de toda España para tratar de obtener alguna de las 20 plazas para la acreditación de las unidades de competencia que conforman la cualificación profesional AGA488_3 de Asistencia a la atención clínica en centros veterinarios. Verónica obtuvo una de esas 20 plazas.

Documentación aportada

Los candidatos tuvieron que presentar documentación para justificar su experiencia laboral y/o formación relacionada con el sector. Para ello, debieron entregar un certificado de la Tesorería General de la Seguridad Social o de la mutualidad a la que esté afiliado, donde conste la empresa, la categoría profesional (grupo de cotización) y el periodo de contratación, así como también el original o la copia compulsada del contrato de trabajo o certificado de la empresa donde haya adquirido la experiencia laboral, en la que conste específicamente la duración de los periodos de prestación de los contratos, la actividad desarrollada y el intervalo de tiempo en que ha realizado dicha actividad.

En el caso de los autónomos, la certificación de la Tesorería General de la Seguridad Social de los periodos de alta en la Seguridad Social en el régimen especial correspondiente y descripción de la actividad desarrollada y tiempo en que ha realizado dicha actividad.

Los desempleados, además de lo anterior, también deben aportar una copia sellada de la tarjeta de demandante de empleo.

Para justificar la formación, entregaron un documento con los contenidos y las horas de la formación relacionada con las competencias profesionales que se quiere demostrar.

Fase de asesoramiento

Los y las candidatas pudieron inscribirse y entregar la documentación requerida entre el 13 y el 26 de septiembre de 2018. Finalizado el plazo, en octubre se publicaron las listas provisionales y en noviembre las definitivas. 81 personas se presentaron y solo quedaron incluidas en las listas definitivas, 20

Entre diciembre y enero se realizó la fase de asesoramiento, en la que únicamente entraron 28 candidatos. Estos fueron convocados a una entrevista personal para ampliar información sobre el currículum profesional o formativo. En este caso, Verónica tuvo que desplazarse hasta Mallorca.

Tras la entrevista, una vez comprobada y verificada la información de la entrevista, Verónica realizó una videollamada en la que tuvo que responder cuestiones técnicas sobre el trabajo diario de un auxiliar de veterinaria. Este fue el formato utilizado para todos los candidatos no residentes en Baleares.

Prueba final y certificado de aptitud

La alumna de CIM que consiguió acreditar sus competencias de asistencia veterinaria en Baleares 2
Certificado de Verónica

En la última prueba, en abril, tuvo que viajar de nuevo a Mallorca para realizar una prueba práctica junto a un veterinario, miembro del tribunal, que le fue pidiendo labores habituales de la clínica. A esta fase de evaluación solo accedieron 25 candidatos. Esta prueba tuvo lugar en una protectora, pero los residentes con trabajo en Baleares pudieron hacerla en su centro de trabajo. Hay que resaltar que Verónica no vio en ningún momento a otros candidatos.

Finalmente, nueve meses después de entregar toda la documentación, Verónica recibió el certificado de aptitud para cuatro de las seis unidades de competencia:

  • UC1585_3. Atender a clientes y colaborar en la gestión de centros veterinarios.
  • UC1587_3. Aplicar cuidados auxiliares de veterinaria en la consulta clínica.
  • UC1589_3. Atender la hospitalización de animales colaborando con el facultativo.
  • UC1590_3. Asistir en los procedimientos de imagen para el diagnóstico en centros veterinarios

No pudo acreditar las referidas al trabajo en laboratorio y quirófano, ya que no tiene estudios específicos y nunca realizó ese trabajo en la clínica veterinaria.

  • UC1586_3. Recoger muestras biológicas animales y realizar análisis de laboratorio.
  • UC1588_3. Realizar labores de apoyo en el quirófano de centros veterinarios.

En caso de querer acreditar estas dos unidades, tendrá que adquirir experiencia y/o formación y esperar a una nueva convocatoria.

El caso de Verónica es un ejemplo para todos los alumnos y ex alumnos de CIM Formación que en algún momento quieran acreditar sus competencias. Se trata de un proceso laborioso pero para el que están preparados.

Es muy importante trabajar y adquirir experiencia, ya que en el caso de Baleares el tribunal realizó un baremo en base a la documentación aportada y finalmente obtuvieron la plaza quienes consiguieron mejor puntuación.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…