El guacamayo de Spix reaparece en Brasil
guacamayo-de-spix|NGS Picture ID:1147183|guacamayospix-cimformacion

El guacamayo de Spix reaparece en Brasil

Un ejemplar del supuestamente extinguido guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii), el protagonista de la película Río, fue avistado mientras sobrevolaba el cielo de Curaçá, un municipio de 20.000 habitantes perteneciente a la región de Caatinga, en Bahía (Brasil). Hasta ahora se creía que era una especie en extinción y que sólo había escasamente un centenar de ejemplares en cautividad.

Según un informe de SEO/BirdLife el descubrimiento se debe a un granjero local que se aprestó a comunicarlo a sus vecinos. La noticia impactó en su joven hija Damilys de apenas 16 años que, al día siguiente y con cámara en mano, se adentró en el bosque y consiguió una prueba inequívoca de la existencia del guacamayo de Spix: un vídeo grabado con su teléfono móvil que ha servido a biólogos y ornitólogos de SAVE, socio de SEO/Birdlife y de BirdLife International en Brasil, a confirmar la presencia de esta psitácida en libertad.

Se trata del primer guacamayo de Spix observado en la zona en los últimos 16 años. De esta forma SAVE, con el vídeo grabado, avisó al resto de organizaciones que integran el proyecto Ararinha na Naturaleza (Guacamayo de Spix en la Naturaleza) para organizar un viaje de urgencia a Curaçá a fin de poder localizar el ave. La población local también se ha organizado a fin de controlar que ningún furtivo ni ningún traficante de especies exóticas pueda acceder a esta zona boscosa de Brasil.

¿Cómo ha reaparecido el guacamayo de Spix en Brasil?

La organización ecologista ha explicado además que aún es pronto para conocer las razones que han motivado la aparición de este guacamayo de Spix en libertad, si bien es probable que sea un ejemplar criado en cautividad, liberado o que se haya escapado. Lo que es evidente, según Ugo Vercillo, director de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente de Brasil, es que el avistamiento refuerza la necesidad de proteger la zona.

De hecho, Ararinha na Naturaleza trabaja desde 2014 para preservar 44.000 hectáreas de los entornos de la población en Brasil. Estos trabajos se unen a los esfuerzos que se están haciendo para mantener la cría en cautividad del guacamayo de Spix con la esperanza de apuntalar su reintroducción en Curaçá.

De momento, y teniendo en cuanta que los motivos de su presencia sean aún inciertos, al menos un guacamayo de Spix ha volado de nuevo por los cielos de esta zona boscosa de Brasil, y esto es un motivo de satisfacción para SEO/BirdLife y para todos los amantes de la naturaleza y para los conservacionistas.

La clave para cuidar de estas aves es la especialización. Si te interesan estos animales, te recomendamos nuestro curso de Técnico en Aves Exóticas, con el que podrás reconocer sus comportamientos y necesidades específicas.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario