Errores en el aseo del perro y del gato que debes evitar
cepillado-y-aseo-del-perro|limpieza de oídos y aseo del perro

Errores en el aseo del perro y del gato que debes evitar

El pelaje, las orejas y las uñas de tu mascota cuentan una historia sobre su bienestar mayor de lo que te imaginas. La preparación y el aseo es más que algo superficial, sino que ayuda también a mantener a tu mascota cómoda y con buena salud. Por ello hay que evitar ciertos errores en el aseo del perro y del gato.

Otro aspecto importante del aseo es que ayuda a sintonizar con la sensación de tu mascota. En este sentido, es una oportunidad para observar de cerca de lo que sucede en el exterior de su cuerpo. Los bultos, golpes o problemas de la piel pueden salir a la luz mientras los aseas. Desafortunadamente, con demasiada frecuencia muchos dueños de mascotas cometen errores de aseo que afectan directamente a la salud de su perro o gato. Vamos a ver cuáles son esos errores en el aseo del perro y del gato.

Malos hábitos de cepillado, uno de los errores en el aseo del perro

Cepillar al perro o gato puede parecer una tarea sencilla, pero no hacerlo bien puede ocasionar problemas mayores. En algunas razas de perro, como los que tienen doble manto grueso, puede cepillarse la superficie, pero si no se llega a la piel, se pueden formar tirones y nudos, que pueden llegar a tensarse. Esto es un círculo vicioso: los enredos se forman porque no se cepilla profundamente y, como esto no se hace, los enredos pasan desapercibidos.

También es común saltarse el cepillado detrás de las orejas o donde las patas se unen al cuerpo. Por lo general, se debe a que el animal se inquieta al ser tocado en esas áreas, pero el resultado puede ser que se formen más enredos. Si ves a tu perro o gato mordiéndose a sí mismo, no es necesariamente porque tenga pulgas, sino que se puede tratar de una irritación de la piel debido a los enredos.

Para ayudar a evitar los problemas derivados de un mal cepillado es importante comprometerse con una rutina de cepillado o acudir a un peluquero canino profesional.

errores en el aseo del perro

Orejas y uñas

Uno de los errores en el aseo del perro o del gato también es pensar que todo termina con el pelaje de tu mascota. Sus orejas y uñas también deben ser atendidas apropiadamente.

Las orejas son especialmente importantes, y no solo por fuera. Debes prestar mucha atención al interior de las orejas de tu mascota. Es contraproducente limpiar las orejas con demasiada frecuencia, porque puede afectar al sistema de limpieza interno de la oreja.

Es bueno hacer una revisión visual cada semana para asegurarse de que no huelan mal o se vean sucias o enrojecidas por infección. Mirar los oídos de tu mascota con regularidad también tiene la ventaja adicional de que ayuda a ver cuándo algo no está bien, lo que puede ayudar a diagnosticar y tratar más rápidamente una infección del oído u otro problema.

Las uñas también son importantes. Las uñas de un perro deben mantenerse cortas y parejas. Si puedes escuchar las uñas de tu perro haciendo clic en el suelo es que están demasiado largas. Con frecuencia, las uñas son demasiado largas porque las personas tienen miedo de recortarlas.

Esto se exacerba porque a las mascotas no les gusta que les toquen las patas, y tal vez hayan tenido una mala experiencia cortando las uñas. Pero esto no es excusa. Habla con tu veterinario o peluquero canino.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos